lunes, enero 17, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

El PRI, aceitando la estructura

CARLOS GANDARILLA. Presidente del PRI estatal.

El PRI, abierto a aliarse con otros partidos en elecciones del 2018

 

En contraste con otras épocas, ahora el Partido Revolucionario Institucional (PRI) plantea campañas menos ostentosas e invasivas para que el electorado no se sature de los procesos electorales. “Nosotros tenemos que convencer a la gente con propuestas claras  que vayan en beneficio de la gente”, señala el presidente estatal del PRI en Sinaloa, Carlos Gandarilla García.

Al margen de las decisiones que tomen sobre la iniciativa que presentó el PRI de eliminar el financiamiento público a partidos políticos, ahora el partido tricolor se plantea un nuevo enfoque a través de campañas propositivas y de ideas sobre mejores condiciones de desarrollo para el país.

En el PRI la artillería está lista para competir en el 2018 y con apertura  a las alianzas con otros partidos sean locales o nacionales, para fortalecer la oferta política que presentarán.

“Nosotros estamos, listos preparados para enfrentar el proceso electoral, con toda la seguridad de que habremos de presentar las mejores alternativas de mujeres y hombres a los cargos de elección popular”.

Las alianzas y las postulaciones no son asuntos pendientes que estén en el escritorio del presidente estatal del PRI en Sinaloa, sino en otros escenarios de decisión partidistas. Lo que juega a favor es  que ya hay experiencias recientes de contiendas en unión a otros partidos, con los partidos Nueva Alianza (PANAL) y Verde Ecologista de México (PVEM).

Los acercamientos con otros partidos para contender en alianza, en la elección de 2018, es un asunto no decidido. No hay una definición todavía. Existe más especulación que hechos. El dirigente estatal tricolor pone por ejemplo que con el presidente del PAS, Melesio Cuen, solo ha estado con él en tres ocasiones, en encuentros fortuitos como breves, la última vez que se vieron fue en los funerales de Óscar Lara Aréchiga.

El PRI es actualmente el partido que representa la primera fuerza política en Sinaloa. Tiene un gobernador, 13 alcaldes, y 21 diputados en el Congreso del Estado. Los resultados en la elección del 2016  le dio a l PRI motores renovados para el 2018, al haber recuperado la gubernatura con Quirino Ordaz Coppel, así  como las alcaldías de Mazatlán y Guasave, además el hecho inédito que todos los diputados locales del PRI llegaron por la vía de los triunfos de mayoría, ninguno por la vía plurinominal.

En la última elección federal logró tres senadurías, dos por mayoría y una más por representación proporcional; y cinco diputados federales, tres de mayoría y dos más de representación proporcional.

Antes de las postulaciones para el 2018, el PRI has estado trabajando para aceitar su estructura, renovar la dirigencias municipales, los sectores,  todas las organizaciones como la CNC, CTM, CNOP, así como las mujeres con el ONMPRI, la Red de Jóvenes, entre otros.

El mayor activo del PRI en Sinaloa, considera  Gandarilla García, es el gobernador Qurino Ordaz Coppel, porque está demostrando que es eficaz su gobierno. No está en sus cálculos que haya un desgaste o falta de credibilidad por falta de castigos al gobierno estatal anterior —en el que gobernó Mario López postulado por el PAN, PRD y otros partidos—.

Tampoco existe referencia alguna, dijo, en el discurso sobre desgaste de la figura del presidente Enrique Peña Nieto y los bajos niveles de aceptación que reportan en medios de comunicación las empresas encuestadoras.

Tras concluir la etapa de fortalecimiento de estructura y la definición de los métodos de postulación, situación que se define este fin semana, según se propagó en la cuentas de redes sociales de la dirigencia, vendrá abiertamente el asunto de las postulaciones, en donde el PRI quiere tener especial cuidado en no provocar divisiones, sino unidad.

En las filas priistas hay  un amplio abanico de opciones de perfiles para ser postulados, pero este año ya se habla abiertamente de simpatizantes de reconocimiento social, que no son militantes del PRI. “Tenemos que llegar con las mejores cartas con gente que tenga solvencia moral y reconocimiento social”.

Sobre la eventual postulación de personajes representantes del Malovismo, asegura que todo aquel priista que tenga a salvo sus derechos partidarios podrán ser tomados en cuenta y no se descarta a nadie. “Estamos trabajando con una absoluta inclusión y promoviendo la unidad de nuestro partido”.

La experiencia del PRI es que cuando el partido se presenta unido en un proceso electoral logra mejores resultados. La apuesta es presentarse con los mejores perfiles con reconocimiento social y calidad moral para ser candidatos.

En el proceso de 2018, parte de las nuevas estrategias que marcan los estatutos del PRI, es que cada uno de los candidatos en el país, deba presentar su declaración patrimonial, la de conflictos de intereses y la fiscal.

La estructura y disciplina que caracteriza al PRI está disponible para estar en la competencia. En el padrón electoral, actualmente en revisión ya tienen un avance de registros validados de al menos 180 mil afiliados, pero el padrón de militantes ha llegado a contabilizar a 430 mil.

El dirigente estatal no subestima a ningún competidor sea partido político o candidato independiente para el 2018, aunque advierte: “En Sinaloa estamos acostumbrados a competir y a ganar”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 990
16 de enero del 2022
GALERÍA
La erupción de un volcán submarino cerca de Tonga, en el Pacífico Sur, provocó un tsunami
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.