sábado, noviembre 27, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad
  LO ÚLTIMO

La Secretaría de Salud recibió 25 obras rezagadas o sin concluir: Alfredo Román

 

roman-messina 

El jueves 26 de noviembre de 2015, la construcción del Hospital Integral de El Carrizo tuvo la colocación de la primera piedra, cuyo presupuesto aprobado fue por 110 millones de pesos, según el Presupuesto de Egresos de la Federación 2015.

A un año y medio de distancia, es una obra más sin concluir, y el edificio tendría que haber sido concluido el 15 de junio de 2016 y a la fecha únicamente se tiene un cascarón vacío. El monto erogado producto de la construcción del inmueble fue por 62 millones 043 mil 267.66 pesos más el 16 por ciento del IVA, que corresponde a 9 millones 926 mil 922.83 pesos, para un total de 71 millones 970 mil 190.49 pesos.

Según el Secretario de Salud, Alfredo Román Messina, existen 25 obras que quedaron rezagadas o sin concluir en el área de salud, y según explicó, el Hospital del Carrizo comenzará a funcionar a pesar de haber generado lesiones a las finanzas de la dependencia.

Junto al Hospital del Carrizo, obras como la ampliación del Hospital de la Mujer y la sustitución del Centro de Salud de la Cruz de Elota, fueron de las más significativas, y con corte al mes de febrero, la Secretaría de Salud ha ejercido 25.4 millones de un presupuesto autorizado de 64.4 en contratos de obras de 2016, que estaban detenidas.

“Ya conseguimos 68 millones ya puestos en la Secretaría de Hacienda para ser transferidos al Gobierno del Estado, y luego a Servicios de Salud una vez que licitemos. Estamos por licitar en 15 días para una ampliación del Hospital de la Mujer, básicamente áreas de terapia intensiva en donde irán 38 millones para obra civil y más o menos 30 millones de pesos para equipamiento”, dijo.

“La secretaría de salud tiene esa ventaja federal, una vez que inicia obra se puede iniciar la gestión para equipamiento, cosa que se dejó de hacer con estos 25 hospitales o los tiempos no les dieron, no sé qué haya sucedido y no llegó el equipamiento y por eso es que hay obras que están por terminarse o terminadas y no tiene equipamiento, como las que señalan en la prensa”.

La publicación a la que Román Messina hace referencia, es la hecha por el Periódico Noroeste, en donde señalan a Ernesto Echeverría Aispuro, ex Secretario en el sexenio de Mario López Valdez, de firmar 25 contratos de obra pública a favor de una red de empresas que posee su socio Javier Salido.

¿Y esas obras generaron lesiones en las finanzas de la Secretaría de Salud?

—Bueno, no necesariamente, porque si las obras logran echarse a andar… por ejemplo el Centro de Salud la Amistad que está detenido, ya fue vandalizado pero tiene la célula de recurso humano en ese sitio y nosotros a partir de abril iniciamos la gestión para equipamiento y ya lo tenemos, entonces ese centro de salud probablemente en mes y medio estará terminado íntegramente y entonces deja de ser una lesión para el patrimonio de la Secretaría de Salud, porque a final de cuenta es una inversión que sí termina cristalizada.

hospital-carrizo

El cascarón vacío

Con número de contrato CONT-SDUOP-LP-HOSP-119-2015, la construcción del Hospital del Valle del Carrizo fue a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas (SDUyOP) por licitación pública nacional, con número LO925004998-N19-2015 adjudicada a la empresa Mtorres Desarrollo y Construcción SA de CV.

Según explicó Alfredo Román Messina, fue un error haber llevado a cabo esta obra por medio de Obras Públicas, ya que no tienen autorización para solicitar presupuesto para equipamiento.

“Hubo un error estratégico, se construyó a través de obras públicas. Obras Públicas, si usted le pide una escuela la hace, si le pides un hospital lo hace, pero como no se construyó a través de la Secretaría de Salud, no se hizo al mismo tiempo la petición de equipamiento porque ellos no tienen autorización de equipamiento, entonces ahí debió haberse firmado un convenio con la Secretaría de Salud para que la Secretaría de Salud hiciera el proceso ante la  Dirección General de Planeación y Desarrollo en Salud (DGEPLADES)”.

El monto aprobado a través del proyecto del Gasto Federalizado identificado en el Ramo 23 o Provisiones Salariales y Económicas para el Estado de Sinaloa, 2014-2015, aprobados 110 millones de pesos, se erogaron solamente 71.9 millones de lo que estaba destinado a ser un Hospital Integral y terminará siendo una Unidad de Urgencias.

El ramo 23 tiene como uno de sus objetivos otorgar recursos a Entidades Federativas y Municipios a través de fondos específicos que serán solicitados a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público por las entidades federativas y municipios firmando un convenio para su transferencia.

Al margen de ese monto, el hospital recibirá 5 millones de pesos más, los cuales serían destinados para su equipamiento. Además, el hospital requerirá de un gasto por 35 millones de pesos al mes para su operación.

“Nosotros lo detectamos en febrero, ya iniciamos le proceso de solicitud de equipamiento y bueno, eso dependerá de cuándo la Federación lo autorice, cuando lo ideal es que el equipo hubiera estado en cuanto se terminara la obra, o sea ese hospital debió estar funcionando hace ocho meses, 10 meses, pero bueno”, explica Román Messina.

—¿Y sigue ahí el puro cascarón?

—Sigue el puro cascarón, pero nosotros por instrucciones del gobernador que nos liberó 4.5 millones de pesos a partir de una aportación solidaria al REPSS (Régimen Estatal de Protección Social en Salud), ya lo recibimos la semana pasada, ya estamos comprando el equipamiento y nuestro departamento de obras inicia este lunes la inversión para terminar la obra civil, es retomar algunos temas que se quedaron pendientes y esperamos abrirlo como Unidad de Urgencias para que no esté inactivo, esperamos abrir en 30 días.

De las 25 obras inconclusas por el sexenio pasado, estas representan 157 millones en obra y 18 millones en equipamiento, y según Alfredo Román Messina, todas esas habrán de terminarse en los nueve meses siguientes.

“Entonces va a empezar a haber obra que nosotros retomamos, reiniciamos las gestiones y algunas como Sinaloa de Leyva, Cruz de Elota, Centro la Amistad, Palmitas, Valle del Carrizo, prácticamente ya estamos comprando el equipo porque el gobernador nos liberó 43 millones de pesos”, dijo.

“Por primera vez en seis años el gobierno estatal le pone dinero a salud, ese dinero ingresa al REPSS porque tenemos que poner el 30 por ciento y se nos devuelve para poder utilizarlo en equipamiento”, añadió.

En el último año del sexenio de Jesús Aguilar Padilla se aportaron 92.5 millones de pesos para el sistema de salud, mientras que en el primero de Mario López Valdez, el gobierno estatal aportó 54.1 millones y en 2016, 5.1 millones de pesos.

Los 2 mil mdp para salud

En conferencia de prensa llevada a cabo el jueves 29 de junio, Alfredo Román Messina anunció que serán 2 mil millones de pesos los que el Estado erogará en materia de desarrollo hospitalario para Sinaloa.

De ese monto serán 1 mil 50 millones de pesos para la construcción del nuevo Hospital General de Mazatlán, que en cuatro plantas tendría 21 mil metros cuadrados insertos en un terreno de 44 mil metros cuadrados, con la misma capacidad de 120 camas, para un hospital que según Román Messina está subutilizado.

“Entre otras cosas (está subutilizado) por su falta de calidad en su infraestructura física. Esto beneficiará aproximadamente a 1 millón 300 mil habitantes que incluyen Mazatlán y los municipios vecinos del sur, pero también al norte de Nayarit y algunas zonas aledañas como la Baja y la zona serrana de Durango que descarga por la carretera nueva a la ciudad de Mazatlán”, dijo.

“Esta obra tiene, pesos más pesos menos, 1 mil 50 millones de pesos a ejecutarse más o menos el 50 por ciento en obra civil y los otros 500 millones para ejecutarse en equipamiento, de tal manera que va a ser un hospital renovado, de vanguardia”, añadió.

—¿Y el presupuesto es bajado de qué programa?

—La fase del proyecto está… está por salir el certificado de factibilidad, que sale lunes o martes de la semana que entra, luego entra una licitación y se espera iniciar la obra en septiembre. El recurso es Federal 100 por ciento gracias a la gestión del gobernador. Ese recurso ha sido cabildeado hace más de ocho meses, desde octubre del año pasado ha estado el gobernador y un servidor en gestiones para obtener este recurso y es un recurso prácticamente autorizado.

La obra, según indicó Román Messina, comenzaría a finales de septiembre para concluir en un año, antes de que culmine la gestión de Enrique Peña Nieto.

Sinaloa cuenta actualmente con 876 camas de hospitales repartidas en 333 unidades de salud de primer y segundo nivel, siendo los hospitales generales de Los Mochis, Culiacán y Mazatlán los de mayor capacidad, con 120 camas cada uno y una plantilla de alrededor de 10 mil trabajadores, entre administrativos y cuerpo médico.

Y entre esas 876 camas están contempladas las del Valle del Carrizo, nosocomio con nombre de Hospital Integral, pero que terminará por operar como Unidad de Urgencias, con 80 trabajadores entre administrativos y médicos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 982
21 de noviembre del 2021
GALERÍA
Marcha '25N' contra la violencia de género en la CdMx
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.