jueves, mayo 26, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Lo que le espera

 
Desaparecidos-Brito 1
El Sinaloa que le espera al próximo gobernador no tiene nada qué ver con el Sinaloa de la campaña electoral. En la lucha por el poder se sobredimensionan los errores de gobierno si así conviene a los intereses, o se empequeñecen por las mismas razones. En las campañas no hay tiempo para matices, todo debe ser blanco o negro. Muchas victorias se construyen sobre los escombros del antecesor, o en medio del fango que salpica a todos.
Lo que le espera al nuevo gobernador es una realidad que se negaron a ver cuando se trataba de enamorar a los electores, mientras se armaban las redes para pescar votos –haiga sido como haiga sido, diría Felipe Calderón-. En esos momentos de las arengas, del grito en la plazuela, de las banderas que se ondean y enchinan la piel, cuando los templetes están llenos de alegría.
Pero eso se acabó. Todos los candidatos en un momento u otro se estrellaron con la realidad, aunque la crudeza y la honestidad brutal no sirven para convencer. A menudo acarrean enemigos y aíslan. Algunos candidatos en lo corto tuvieron que reconocer que hubo sitios de Sinaloa donde les prohibieron el ingreso para hacer campaña, a unos de manera velada les dijeron que no pasarían a comunidades de San Ignacio o Guasave, y a otros que hicieran su evento y se regresaran por donde llegaron.
El Sinaloa que le espera al próximo gobernador es uno con lustros en segundo o tercer lugar en la tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes, unos años el primer lugar es Guerrero, y otros Chihuahua, pero Sinaloa es segundo. A cambio, el actual gobierno de Malova prefiere decir que se redujo el número de homicidios de 2010 a la fecha —es decir, se cometen menos asesinatos que aquel año— pero Sinaloa no se movió del segundo lugar con la tasa más alta de asesinatos.
El sexenio de Malova será en la sumatoria final el periodo de gobierno con más asesinatos desde que se tiene registro. Y lo peor no sería eso, sino que de ninguna manera se perfiló siquiera un sistema de procuración de justicia e investigación policial que respondiera a esa realidad de Sinaloa. Un sistema, no un aparato que moviera Chuytoño o Higuera Gómez. Los asesinatos se registran, pero solo una parte minoritaria se profundiza en sus investigaciones. Basta con mencionar los casos que atrajeron la opinión pública y que no concluyeron en detenciones: Luis Pérez, Humberto Millán, Atilano Román…Del lado que hay detenidos están Perla Vega o Jesús Alfredo Cuen, en ambos casos los detenidos han acusado tortura en el proceso.
Las policías municipales además quedaron avasalladas por un compacto círculo de policías allegados, y en municipios como Ahome señaladas en múltiples ocasiones por familiares de personas desaparecidas como participantes directos.
Lo que le espera ahí al próximo gobernador es toda una red de poder en las policías, con cobertura estatal, con un conocimiento pleno de las zonas criminales y hasta de sus miembros. Sin embargo, que no necesariamente responderá al próximo gobernador. La pregunta inicial en lo que le espera es si optará por desmantelar esa red de poder, o continuará con ella, alimentándola y asumiendo sus pecados.
 
Margen de error
(Bomba) Lo que le espera al gobernador después del domingo son una serie de bombas activadas en todo Sinaloa, que durante años se han mantenido enterradas pero en cuanto alguien las pise detonarán: una, explosiva, relacionada justamente con la labor policiaca y de investigación ministerial. Las acusaciones de desapariciones forzadas por familiares se han multiplicado en la zona norte, pero se extienden al centro.
Esa bomba aun no explota, pero llegaría a ser de la magnitud de lo que ocurre en Morelos, donde han exhumado un centenar de cadáveres.
La labor de Las Rastreadoras en el norte de Sinaloa, donde ellas mismas han hurgado en la búsqueda de los entierros clandestinos, es la muestra más clara de la evasión de este gobierno que tiene los días contados.
 
Mirilla
(Photoshop) Hoy es la época de la política photoshop: lo que incomoda se borra, y así se hacen desaparecer arrugas o gordura —hay candidatos y candidatas irreconocibles en la calle por el exceso de Photoshop—. La destreza de un diseñador logra alisar el cutis, o agregar un abrazo amistoso a un acompañante inexistente.
Pero lo que no puede borrar el photoshop es un hartazgo que va creciendo, un reclamo que aún no se generaliza, pero que en el momento que encuentre los cauces podría volverse imborrable.
Lo que le espera al nuevo gobernador es que cada vez sean menos los temas donde no lleve un acompañamiento incómodo de ciudadanos que reclaman y piden. Que podrían organizarse para proponer y que quieren hacerse escuchar más allá de la opinión en los medios informativos.
 
Primera cita
(Eco) En tiempos electorales, cuando las redes sociales se vuelven el tiradero de estiércol preferido: “”Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos rápidamente eran silenciados, pero ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los imbéciles”, Umberto Eco.
 
DEATRASALANTE
(La alternancia) Cerradas las casillas en 2010, los dos candidatos únicos a la gubernatura, Malova y Vizcarra, se declaraban ganadores simultáneamente. El PRI aseguraba, como en otras ocasiones, estar respaldado por las actas de cada una de las casillas —no era cierto— y sería la última vez en mucho tiempo que se vería en un acto público a Jesús Vizcarra; el candidato coaligado del PAN-PRD y Movimiento Ciudadano, Malova mostraba cifras que le daban la ventaja y alzaba los brazos de triunfo. Al final la diferencia sería de 60 mil 948 votos, más de 5 puntos porcentuales, con una participación de casi el 60 por ciento de los ciudadanos, una de las más altas en el país aquel 5 de julio de 2010(PUNTO)
 
 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1008
22 de mayo del 2022
GALERÍA
Elementos de la Policía Estatal Preventiva y del Ejército detuvieron a cuatro personas y aseguraron siete vehículos y nueve armas en zonas rurales de Culiacán
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.