agosto 18, 2019 1:17 am

Muertos de prisa

 

vargas en gob en mov

°°°°°

Malova jura y perjura que sigue siendo gobernador

Y la catrina le grita, que ya solo es un promotor.

Cayó el out 27, colgó los tenis, un sexenio de baile y caderazo

Que empezó con aquel Farallonazo.

 

°°°°°

Ya todos le dicen el Yo no fui: Que las bardas y las calcas.

Dice Yo no fui. Que las Ferias y el Trébol, Yo no fui.

Gerardo Vargas se le esconde a las calacas.

Quiere convencer a la muerte, que sabe brincar trancas.

 

°°°°°

Blanco de miedo quedó el Morrín al ver a la muerte.

Lleno de valor y de valores dijo: “puta suerte.”

Sergio Torres, el papá, pide un último deseo sincero:

Una gubernatura, aunque sea en el reino del cielo.

 

°°°°°

Amigo de la muerte, Vizcarra a todos asusta.

Los trae con el Jesús en la boca.

Pero nadie se salva de doña Catrina Calaca.

Falta una revancha, porque aún no se ajusta la cuenta.

 

°°°°°

A pan de muerto huele el PAN.

Ya solo lo salva una respiración artificial y desfibrilador

Roberto, Martín y Armando en una lucha de aparador

Mueren de miedo que aparezca Heriberto Félix, a la batalla campal.

 

°°°°°

La muerte los invita a bailar con la más fea,

El PRD tiene una candidatura regalada para Juan o Gerardo

Pero nadie la quiere, aunque todo esté arreglado

Por eliminación le tocó a Imelda, la diputada, así sea.

 

°°°°°°

Por más que le miente la madre, la Catrina lo sondea

Clouthier despotrica que la gubernatura no es tema.

A los independientes, también se los carga la… calavera.

 

Margen de error

(El tsunami) El gobernador ve venir un tsunami en la contienda política por el poder en Sinaloa el próximo año. Lo dice con un tono que pareciera de proporciones bíblicas. Un tsunami como el que hundió a Indonesia. La sucesión de olas arrastrará tal cantidad de lodo, que todos quedarán inundados.

Malova sabe de tsunamis, él mismo y su equipo armaron olas de escándalos en 2010 y también a ellos les lanzaron lo que se dicen campañas negras.

En política, recuérdese, siempre se habla en el lenguaje de la distorsión. Todo se llama de otro modo, se redimensiona, adquiere nuevos significados. Tan tradicional, que es posible recurrir al clásico de hace 500 años, Don Nicolás Maquiavelo, para entender cualquier incógnita en la política.

El florentino entendió y dejó un librito básico para entender la condición humana en el mundo del poder. Para empezar la política se rige en una lógica de comportamiento propia, ajena y diferente de lo que corresponde a todos los demás comportamientos de la actividad humana. En el mundo del poder van el uso del engaño, la mentira y la violencia, justificables por entero.

Aun así, El Príncipe puede ser lectura para niños cuando de la política real se habla. Cuando en la lucha por el poder en Sinaloa se trata de conservar privilegios y control. Donde no importa el dilema maquiavélico de si es mejor ser amado o temido. Porque todos sabemos que se debe ser amado y temido, en diferentes tiempos.

 

Mirilla

(El Coronel en su laberinto) Cuando desde el mando único de la policía de Sinaloa hicieron los movimientos de los jefes de la policía, sabían que mandaban al coronel Miguel España a zona de peligro, en un trabajo siempre de riesgo. Moverlo del norte al sur, era una declaratoria de guerra, y se sabía.

En Guasave, España sorteó acusaciones de grupos delictivos y de autoridades, pero se mantuvo en el cargo y hasta en los cambios de alcaldes. Pero en El Rosario, ya lo persiguieron con balas. Fallaron en el atentado, pero es posible que el coronel no regrese. Le darán algún cargo menor o solo dejará de sonar.

 

Primera cita

(Diálogo de sordos) Es imposible que el gobernador no hable con sus secretarios, como imposible que no se entere vía síntesis lo que se escribe y dice en su estado. Pero aun así, afirmó: “Hasta ahorita no ha habido ningún funcionario que me haya expresado que va a renunciar… pero seguramente si hay algún interés en alguno, en su tiempo me lo hará saber. Yo aprovecharé para anunciárselos a todos ustedes (los reporteros)”.

En las citas se desnuda el lenguaje que ya no encaja, socarrón. Sabe Malova del tsunami que viene, pero no del mar que ruge de las oficinas vecinas a la suya(PUNTO)

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 863
11 de AGOSTO del 2019
GALERÍA

cientos de muertos y más de un millón de evacuados por lluvias torrenciales al sur de asia

COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
ENCUESTA

En el caso de la 'Estafa Maestra', ¿crees que además de Rosario Robles se debe investigar a Enrique Peña Nieto y a José Antonio Meade?

BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral