lunes, enero 24, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Jesús Vizcarra y los otros escenarios

 

vizcarra 5

 

 

En el PRI parece consolidarse una convicción: el único candidato que le garantiza un triunfo en las elecciones por la gubernatura de Sinaloa en 2016, es Guadalupe de Jesús Vizcarra Calderón.

Y hay muchos elementos para creer que así sería. El empresario de la carne es el que aparece siempre punteando en las encuestas, muy por encima de los otros aspirantes de todos los partidos; es el primero en el rubro de conocimiento ante la gente y también en cuanto a preferencia electoral. Tendría todo el apoyo presidencial y eso no es poca cosa, porque no solo se trata de la decisión para elegir al candidato (o candidata), sino con qué recursos se impulsaría su campaña.

Hay otros elementos, tal vez más discutibles, pero que vale la pena tomar en cuenta. Si el candidato es Vizcarra no tendría oposición en el PRI. Ya no son los tiempos del panismo en que se apoyó la candidatura de “oposición” de Mario López Valdez, sino de un priismo que sabe darle las vueltas que sean necesarias a una tuerca para que ajuste al propósito. Tal vez el caso más ilustrativo de lo que aquí ocurriría es Juan Millán, que anda buscando que se sepa que si es Jesús Vizcarra el candidato, él no se opondría.

Otro elemento a considerar es el gobernador, qué actitud asumiría, y lo que se estima es que no le quedaría otra que ajustarse a la línea presidencial, recibiendo a cambio, claro —el sistema da para todos—, algunas posiciones en el congreso local, alguna presidencia municipal…

Pero hay otro factor nada desdeñable: Héctor Melesio Cuen. El ex rector fue junto con Jesús Vizcarra en el 2010, como candidato a la presidencia municipal y la ganó. Pero, además, fundó un partido estatal que en la primera elección obtuvo más de 130 mil votos. El PAS es ahora un partido consolidado en su estructura que tendría garantizados entre 150 mil y 200 mil votos en la próxima elección. Melesio Cuen, lo dijo en una entrevista con Ríodoce —y lo dice en privado—, no tendría ninguna duda en aliarse con el PRI si el candidato es Jesús Vizcarra.

Cuen Ojeda quiere ser gobernador y advierte que está dispuesto a sumarse a una coalición de partidos si él es el candidato y, que si no es así, el PAS iría solo en 2016. Pero eso es lo que dice; en realidad esperará las definiciones en el PRI para tomar una decisión porque si algo tiene claro es que nunca iría contra Jesús Vizcarra.

¿Qué pasaría si el candidato no es el dueño de Sukarne? Eso sí es impredecible, pues los escenarios podrían ser muchos; hay aspirantes muy acelerados que han llegado al punto de la enfermedad; que dicen estar preparados para ser el candidato pero que parecen no estarlo para no ser. Uno de ellos es Heriberto Galindo, que piensa que le toca por “justicia” y que el pasado no importa. Otro caso es Gerardo Vargas Landeros, que sabe que no será candidato del PRI pero que puede convertirse en un elemento de negociación para el malovismo. Incluso en la perspectiva, ya más personal, de encabezar una alianza semejante a la de 2010.

Pueden hacerse perfiles del resto de los aspirantes pero es ocioso. Solo hay que decir que ninguno garantizaría la unidad del priismo y que, si el candidato no es Vizcarra, alimentaría las aspiraciones de algunos que ahora están agazapados. Manuel Clouthier dice que no le dan los tiempos, pero no deja de ser un posicionamiento político. Heriberto Félix Guerra ha estado muy callado pero no hay que descartar que si ve condiciones favorables, venga por sus fueros. Solo si ve condiciones. No hay que olvidar que fue secretario en el sexenio de Calderón y muchas cuentas tendría que aclarar si el PRI saca a la luz sus expedientes.

Juan Millán se quedaría quieto si el candidato es Vizcarra pero no si es cualquier otro. Y puede jalar para donde le dé la gana y con quien le parezca más conveniente, por el PRI o por una alianza opositora, con Gerardo Vargas o con Cuen… o con cualquier otro. Ya esperará también las definiciones. Y lo mismo harán muchos de los priistas que en 2010 jugaron con Malova pero que tienen una pata adentro del partido y la otra afuera: esperar.

 

Bola y cadena

DESPUÉS DE JESÚS VIZCARRA, el candidato más fuerte es el senador Aarón Irízar. Pero es un lobo solitario. Eso es bueno y es malo. No tiene equipo pero tampoco está peleado con nadie. Bueno, con casi nadie. Tal vez sea un mito o un mitote, pero se escucha por todos lados que Vizcarra no le perdona todavía que lo haya dejado solo en la zona norte donde, durante la elección de 2010, era delegado del PRI. Vizcarra fue apabullado allá y el que cargó con el muerto fue Irízar López.

 

Sentido contrario

EL GOBERNADOR DIJO QUE SÍ se dragará el canal de navegación de Mazatlán pero no dijo cuándo. Y es que no puede asegurar nada.  Ni siquiera que habrá dragado solo porque el presidente Peña Nieto lo anunció en septiembre del año pasado, en medio de la algarabía de los empresarios. La obra, debe saberse, no aparece contemplada en el presupuesto de egresos que está por discutirse en la Cámara de Diputados. ¿Saben por qué? Porque la SCT no ha sustanciado y justificado técnicamente el proyecto.

 

Humo negro

A UN AÑO DE LOS HECHOS DE IGUALA, México y el mundo se siguen preguntando ¿Dónde carajos están los estudiantes desaparecidos? ¿Qué hicieron con ellos? ¿Cuándo se conocerá la verdad?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 991
23 de enero del 2022
GALERÍA
La FGR aseguró 22 toneladas de mariguana y metanfetamina, y un millón de pastillas de fentanilo en Sinaloa y 5 estados
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.