Humberto Millán, el que seguía en la lista

 

 

humberto millán (4)

A cuatro años de su asesinato, silencio criminal

 

Miércoles 24 de agosto de 2011

Humberto Millán siguió su rutina el día que lo mataron: salió de su casa poco después de las cinco de la mañana y pasó a una oficina en la colonia Canaco —una distancia menor a un kilómetro, apenas 5 minutos— a leer periódicos y recoger a un hermano que lo acompañaría a la estación de Radio Fórmula, a su programa matutino, Sin Ambages, título también de su columna política.

A las 6:10 salió de la oficina de Canaco y apenas había recorrido 100 metros cuando le bloqueó el paso una camioneta, justo al girar a la derecha para circular por la carretera México 15. Intentó evadirlos metiendo reversa pero ya tenía otra camioneta detrás. Varios hombres armados lo sometieron y lo subieron a la parte trasera de su propio vehículo —una Tahoe blanca— y dejaron en la calle al hermano. El convoy de tres camionetas tomo la carretera México 15 al norte.

El hermano del periodista llamó a un familiar para decirle lo ocurrido y ésta llamó a uno de sus hijos, César.

Habían pasado 10 minutos de la privación de la libertad de Humberto cuando César Millán se comunicaba con Juan Ernesto Millán, el Secretario de Desarrollo Social y Humano, para decirle lo ocurrido. Millán le pasó al Gobernador Mario López Valdez, lo tenía a su lado porque estaban en el aeropuerto. César le dijo lo que sabía hasta ese momento y Malova respondió que pediría un bloqueo de la salida de la ciudad y un operativo de inmediato. Con la tercera persona que habló César Millán fue con Francisco Córdova, entonces Secretario de Seguridad Pública.

Sabiendo lo que sucede en Culiacán en un “levantón”, los familiares y periodistas exigían una actuación rápida de la autoridad. A media mañana de ese miércoles 24 de agosto de 2011, el Secretario de Gobierno, Gerardo Vargas Landeros en ausencia del gobernador, prometía sobrevuelos y operaciones para ubicar a los responsables.

Por la tarde se reportó a una persona asesinada en La Laguna de Canachi, una comunidad 80 kilómetros al sur de la ciudad de Culiacán. Los informes de policía señalaban que no podía ser identificado en ese momento, que era del sexo masculino y que estaba envuelto en una cobija. Oscurecía ese miércoles cuando se identificó como Saúl Quiñones, un joven de apenas 20 años.

 

Jueves 25 de agosto de 2011

Cumplidas las 24 horas de la privación de la libertad de Humberto Millán Salazar se informó sobre el hallazgo de otro cadáver. El reporte a emergencias señalaba que el cuerpo se encontraba en las inmediaciones de la granja porcina “La Cochera”, en el Campo Morelia —por los rumbos del Seminario. Esta vez sí se trataba del periodista.

La necropsia integrada a la averiguación previa indica que murió de dos balazos —no de uno en la nuca como se informó oficialmente por las autoridades— y que entre la privación de su libertad que se registra después de las seis de la mañana y el asesinato, no pasó más de una hora. Sin embargo en el lugar del hallazgo del cuerpo de Humberto Millán solo se encontró un casquillo de pistola 9 milímetros, aunque pericialmente fueron dos disparos hechos en la nuca con orificio de salida en el rostro.

Al mediodía el Gobernador Mario López Valdez y su gabinete de seguridad recibieron a reporteros en el salón Gobernadores en una conferencia-reunión. Ahí, los periodistas de distintos medios de todas las organizaciones de comunicadores, coinciden en que lo primero que debe investigar la procuraduría de justicia es el móvil político, porque el trabajo periodístico de Humberto Millán era en ese tema.

Berzahí Osuna, quien colaboró los últimos años con Humberto Millán, pidió a nombre de la familia del periodista el apoyo del gobierno estatal. Y mencionó que la autoridad ya tiene en su poder información confidencial y suficiente sobre las confrontaciones que protagonizó Millán Salazar con personalidades políticas. Igualmente señaló que concluyeron un libro sobre la contienda política por la gubernatura de Sinaloa el año pasado, y habló de un video entregado a la procuraduría para ser integrado a la investigación.

El Gobernador Mario López Valdez escuchaba sereno cada intervención aquella tarde del jueves 25 de agosto, respondió durante más de dos horas a los reclamos, acusaciones y dudas del gremio periodístico. Cuando intervino aseguró que Sinaloa no declinará a la competencia de la investigación del asesinato de Humberto Millán. Por el contrario —dijo—, personalmente el procurador Marco Antonio Higuera se ocupará de ella junto a tres investigadores designados por la Procuraduría General de la República.

López Valdez definió a Millán Salazar como un amigo.

En la misma conferencia, y ante los reclamos de que el operativo policiaco para cercar el perímetro donde fue privado de su libertad Humberto Millán había fallado, el Director de la Ministerial, Jesús Antonio Aguilar Iñiguez, explicó la actuación inmediata de la corporación luego de ser avisados del caso y comprometió su puesto si no daba resultados.

Aguilar Íñiguez tomó su placa y dijo que si renunciando se solucionaba el crimen, ahí mismo renunciaba.

 

Cuatro años después…

Cuatro años después la investigación del asesinato de Humberto Millán Salazar se mantiene abierta, pero sin resultados de ninguna clase: no hay detenidos, ni indiciados, ni siquiera una explicación sobre las líneas de investigación que se mantienen.

El grueso expediente estuvo dos años y medio en la Procuraduría de Justicia de Sinaloa, y desde hace año y medio lo tiene la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Cometidos contra Periodistas.

Para César Millán, hijo de Humberto Millán, los dos años y medio que tuvo la investigación el fuero común fue tiempo perdido. De aquella promesa de Malova el día del asesinato dice que “queda debiendo a la familia” por el caso sigue sin resolverse.

La Fiscalía Federal en este año y medio concluyó que tendrá que empezar desde cero. Dos principales errores cometió la Procuraduría local: no respetó la cadena de custodia de las pruebas periciales, especialmente de la computadora personal de Humberto Millán; y en segundo lugar, los interrogatorios a las figuras políticas solo fueron una cita para que dijeran lo que quisieran sobre su relación con el periodista.

La Fiscalía Especial respondió a este reportero a un cuestionario enviado al fiscal sobre el caso Millán que la investigación sigue abierta, pero que no se pueden dar detalles de los avances.

César Millán, quien ha empujado la investigación, asegura que la Fiscalía tiene en la lista de interrogatorios a todos los señalados en un principio y que la Procuraduría local citó pero no los cuestionó. Se trata de los exgobernadores  Jesús Aguilar Padilla y Juan Milán Lizárraga, del candidato a la gubernatura del PRI, Jesús Vizcarra, del líder del Partido Sinaloense (PAS), Héctor Melesio Cuen, del Secretario de Gobierno, Gerardo Vargas Landeros, principalmente. Hasta el momento no se sabe si la fiscalía decida interrogar al gobernador Mario López Valdez. Tampoco se puede precisar si esas figuras políticas ya fueron interrogadas en la visita de dos ministerios públicos a Sinaloa, hace mes y medio.

César Millán reconoce que seguir cuestionando sobre la investigación de su padre lo pone en riesgo. Pero dice que seguirá. Más aun, cuando el video acusador que se refirió Berzahí Osuna, ex colaborador de Humberto Millán en su programa de radio y en el semanario, no aparece. En ese video, el periodista mencionaba pruebas y personajes involucrados. Aunque reconoce que desconoce el contenido exacto del video. Señala que conociendo a su padre no se trataba solo de palabras, sino de documentos que respaldaban esos señalamientos.

“Quiero que salga a la luz ese video”, dice César Millán.

El hijo del comunicador también señaló que otra línea de investigación fue la relación que Millán Salazar tuvo con Luis Pérez Hernández, ex director de Gobierno y ex Subsecretario durante el mandato de Aguilar Padilla, quien fungió como jefe de la policía política del gobierno estatal en la administración de Juan Millán y fue operador de la campaña de Mario López Valdez.

 

 

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1108
GALERÍA
Se desató el caos en los Emiratos Árabes Unidos después de que el país fuera testigo de las lluvias más intensas de los últimos 75 años, registrándose en algunas zonas más de 250 mm de precipitaciones en menos de 24 horas
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.