El sabio de la tribu

jose_mujica_by_robertobizama-d6zq9kn
  JOSÉ MUJICA. El caudillo clásico.

 

 

La revolución tranquila de Pepe Mujica, según libro de Mauricio Rabuffetti

 

 

 

 

 

Ciudad de México, 6 de agosto (SinEmbargo).— La experiencia de José Pepe Mujica al frente de la Presidencia de Uruguay alcanzó fama mundial y convirtió al líder sudamericano en una especie de estrella de rock que fue recogiendo aclamaciones y loas a su paso.

 

Sin embargo, desde la esencia de la política, ya sea de izquierda o de derecha, también se cuestionó el poder real de un ex guerrillero de larga y fascinante vida, quien a sus 80 años acuñó un discurso más cercano a lo religioso, como una especie de new age optimista y renovada, que a lo militante.

 

El libro José Mujica. La revolución tranquila, editado en México por el sello Aguilar y escrito por el joven periodista uruguayo Mauricio Rabuffetti, propone un retrato moderno y humano del ex mandatario, con la certeza de que se trata de un personaje “que en su país genera polémica mientras cosecha elogios por el mundo”.

 

¿Por qué su mensaje tiene tanta potencia fuera de fronteras y cuáles han sido sus derrotas como gobernante? ¿Cómo lo recordarán los uruguayos? ¿Quién es, cómo se forjó, y por qué despierta pasiones este hombre que le vio la cara a la muerte, abrazó la locura y anduvo un camino de espinas de las armas a la paz?

 

¿Cómo se gestó la ley de la mariguana? ¿Cuánto participa realmente en el proceso de paz en Colombia? ¿Es cierto que Barack Obama le pidió que usara su influencia en busca de flexibilizar el embargo a Cuba?  ¿Cuánto quedará de su mensaje contra el consumismo? ¿Cuál será el legado del presidente más popular del planeta?

 

Algunas preguntas encuentran respuesta en el libro de Rabuffetti, quien fuera corresponsal latinoamericano en Washington DC y secretario de redacción de la Agencia France Press en Brasil. Actualmente es el editor de Economía de AFP en América Latina, colaborador del diario estadounidense The New York Times y columnista invitado del diario El País de Uruguay.

 

“Cuando Mujica apoyó las leyes que más repercusión tuvieron en el exterior, como la legalización del aborto, del matrimonio entre personas del mismo sexo e incluso la regulación del consumo de mariguana y al mismo tiempo pronuncia los discursos más conocidos internacionalmente, lo que se produce es una especie de fascinación por el pragmatismo que él exhibe”, explica Rabuffetti en entrevista exclusiva con SinEmbargo.

 

“Fascinó también su sentido común. Ahora bien, cuando dejó la Presidencia de Uruguay, el peso de sus palabras tiene más que ver con la filosofía de su mensaje que con su capacidad para tomar decisiones, puesto que ya no está en el poder. Comienza a hablar como una especie de viejo sabio, dicho esto con mucho respeto y sin ninguna intención de elogiar, porque el libro es un ensayo para tratar de explicar la figura y no para alabarla”, agrega Rabuffetti.

 

–En el asunto del narcotráfico, con la regulación del uso de la mariguana, ¿quedará Mujica como un pionero, como un adelantado?

–La primera es que fue una medida impulsada por Mujica a contrapelo de la mayoría de los uruguayos que no estaba de acuerdo con eso. Incluso cuando el Parlamento aprueba la ley que regula el mercado de cannabis, estableciendo al Estado como garante, el Gobierno no supo explicar bien cuál era el sentido de dicha ley. Por otro lado, Uruguay es un país ideal como plataforma de experimento para una ley semejante. Es un país pequeño, con gran solidez institucional, donde puede verse fácilmente si una normativa como ésta realmente funciona, capaz de dar vuelta la medida si cae en la cuenta de que los efectos de la ley resultan negativos. Tiene herramientas para volver atrás.

 

“Lo que él aporta es su forma peculiar de comunicación, ahí rompe el molde y las reglas habituales. Es un hombre que se ocupa de estar siempre conectado con la realidad. Cuando salía, por ejemplo, jamás tenía la guardia alrededor, como es costumbre. Muy por el contrario, los guardias permanecían lejos y él iba cuerpo a cuerpo con la gente. Ahí es donde él tiene una capacidad superior a otros mandatarios, aunque no es poca cosa destacar también que el Uruguay es un país muy seguro donde un Presidente puede caminar tranquilamente por la calle sin que le pase nada.

 

–¿Y qué pasó con la regulación del consumo de mariguana luego de la implementación de la ley?

–Algunos capítulos comenzaron a funcionar muy bien y otros no. Por ejemplo, todo lo que tiene que ver con la formación de clubes de autocultivadores o el autocultivo en las casas de los consumidores, eso va perfectamente. Hay muchos clubes con personería jurídica y la gente se asocia sin ningún problema. El registro de cultivadores que se implementó por ley está muy organizado. Lo que tiene que ver con la producción de mariguana a través de empresas y la distribución en las farmacias –el punto más polémico de la normativa— no funciona. No hay producción y mi impresión personal es que esa parte del proyecto quedó en un cajón y no hay interés por parte del Gobierno actual en completar la ley.

 

–¿No hay narcos que vendan mariguana en Uruguay?

—¡Claro que hay! ¡Por supuesto que hay! Las personas que no se anotaron en los clubes de autocultivo, no tienen otro camino más que recurrir a los narcotraficantes, puesto que el Estado no ha cumplido con esa parte de la ley que le exige distribuir mediante las farmacias la mariguana.

 

–El Gobierno actual, entonces, no está dispuesto a que se cumpla íntegramente la ley…

–Bueno, es de conocimiento público que Tabaré Vázquez no está de acuerdo con que se venda la mariguana en las farmacias.

 

–¿Pepe leyó el libro?

–La verdad es que no lo sé, porque el libro no está basado en una relación Presidente/periodista. Es un ejercicio de reconstrucción y análisis y era la única forma de tratar un personaje de tanto peso, para hacer un libro desapegado, tratando de ser neutral. (Texto editado).

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
El colapso del escenario durante mitin de Jorge Álvarez Máynez en San Pedro Garza García, en Nuevo León suma al momento 9 personas muertas y más de 70 heridas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

Secciones

Suplementos

Columnas

Contacto

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.