julio 30, 2021 2:29 PM

El operativo sorpresa

 

 Hotel península 14

Fueron detenidos en condominios Península, como el Chapo Guzmán en Miramar

 

Esta vez no hubo noticia espectacular como aquella del 22 de febrero de 2014, cuando Joaquín el Chapo Guzmán fue reaprendido por elementos de La Marina en el edificio de condominios Miramar, ubicado en avenida del Mar, en Mazatlán.

Los detenidos del martes 2 de junio en Mazatlán, aparentemente no igualaban la jerarquía del Chapo, pero sí sus gustos por las estancias “con “vista al mar”, como reza la publicidad de Internet del condominios Península.

Después se sabría que uno de los detenidos en el operativo es Mauricio Gastélum Serrano, presunto operador del Cártel de Sinaloa. Inicialmente, diferentes medios ubicaron al aprehendido como hermano de César Gastélum Serrano, quien aparece en la lista de los más buscados por el Gobierno de los Estados Unidos. Pero no es así. Fuentes extraoficiales señalaron que no hay parentesco entre ambos, a pesar de que tienen los mismos apellidos.

Según versiones extraoficiales, junto con Mauricio Gastélum Serrano fue detenida otra persona cuya identidad de desconoce hasta el momento.

A diferencia del operativo en el que se recapturó a Joaquín el Chapo Guzmán, en el departamento 401, en el cateo del condominio Península no se sabe si fueron capturados específicamente en algún departamento o en recepción.

 

El silencio del administrador

 

“No puedo dar ninguna información”, dijo el jueves 4 de junio el administrador del edificio de condominios Península, cuando Ríodoce le preguntó si tenía planeado presentar denuncia ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), por el cateo intempestivo en el inmueble, realizado por elementos de la Secretaría de Marina Armada de México, en coordinación con la Policía Federal.

Durante seis horas del martes 2 de junio, ambas corporaciones federales, prácticamente habían tomado por asalto el edificio de condominios que consta de 29 niveles y sometido a los trabajadores de dicha empresa.

El 4 de junio, el diario Noroeste había publicado la odisea vivida por uno de los trabajadores de condominios Península, quien relató cómo uno de los elementos federales que participaron en el operativo le asestó una bofetada además de mantenerlo sometido durante casi dos horas, bajo los rayos del sol.

“Que en dos años que lleva laborando en ese lugar no había visto nada extraño, pues ahí viven empresarios que siempre andan con sus escoltas y en vehículos lujosos…”, manifestó el empleado a Noroeste Mazatlán.

“…además, ahí tienen departamento el Secretario General de Gobierno, Gerardo Vargas Landeros y el exalcalde de Culiacán y actual Secretario de Desarrollo Económico, Aarón Rivas Loaiza, quienes llegan esporádicamente al lugar, con sus respectivas escoltas”, agregó.

Al lugar, señaló el entrevistado por Noroeste, ha acudido a visitar a dichos funcionarios estatales o a reuniones, el Gobernador del Estado, Mario López Valdez, y el alcalde Carlos Eduardo Felton González.

 

La sombra de Dámaso

 

Ese martes 2 de junio, mientras los elementos de la Secretaría de Marina Armada de México y Policía Federal mantenían sometidos a los trabajadores, a quienes habían quitado sus teléfonos celulares durante el operativo, los reporteros se preguntaban en la avenida Sábalo Cerritos, si el detenido era Dámaso López.

“Si el detenido es el licenciado Dámaso, es una bomba”, opinaban la tropa de las corporaciones policíacas, que se mantienen en alerta permanente por las balaceras y enfrentamientos protagonizadas por los grupos delictivos que se disputan el territorio en el puerto.

Eran aproximadamente las 22:00 horas, cuando los últimos vehículos de La Marina y la Policía Federal, integrado al menos de 200 elementos, fuertemente armados, abandonaron el inmueble del cateo que había iniciado como a las 16:00 horas.

Momentos antes, entre penumbras, un grupo de huéspedes con notorio nerviosismo había salido presuroso de condominios Península hacia la avenida Sábalo Cerritos, para abordar sendos vehículos de alquiler con rumbo al centro de la ciudad.

Cuestionados por los reporteros, los transeúntes no quisieron decir si su salida obedecía al fin de sus vacaciones o a la incertidumbre de dormir con los ojos abiertos, sitiados por tantos vehículos sin placas, con vidrios polarizados y cargados de hombres armados y encapuchados.

Fue entonces cuando el grupo de reporteros que se había mantenido a prudente distancia llegó al condominio para intentar entrevistar al administrador del inmueble, y encontró la recepción desolada habitada por el silencio.

A un guardia de seguridad que estaba en las oficinas de la administración se le preguntó por el administrador del condominio, para entrevistarlo sobre las razones del operativo realizado por los elementos de las fuerzas federales.

“El administrador, después del ajetreo que tuvo, pues ya mejor se fue a descansar y dijo que después me iba a hablar”, explicó.

Se le cuestionó si en alguno de los departamentos cateados había alguna puerta o muebles dañados y si no sería posible en compañía de los reporteros hacer una revisión ocular en los diversos niveles del inmueble.

“Es que como aquí es privado, ahorita yo soy el responsable”, respondió.

“Cada departamento tiene su dueño, muchos vienen por una semana. Cada residente puede hacer con su departamento lo que quiera, lo puede rentar por una semana, por tres días y también lo puede prestar”, informó.

El complejo de condominios, agregó, todavía no está terminado y hay muchos departamentos que ya están vendidos y otros que no han sido entregados.

“Cuando ellos (marinos y federales) llegaron empezaron a agarrar a todos los trabajadores y no sé dónde los tenían y todos corrieron”, aseguró un empleado del turno nocturno.

El cateo del condominio Península fue realizado como el del 22 de febrero de 2014, en condominios Miramar, supuestamente sin hacerse ningún disparo, donde al hermetismo de las autoridades federales se sumó el silencio de los administradores de ambos complejos de condominios.

 

Los Mandujano

 

En 2011, Humberto René Mandujano Eudave compró en 809 mil 782 pesos el departamento 902 del condominio Miramar, donde habrían estado las oficinas de la empresa Atuneros Unidos de California, propiedad de su hermano Juan Antonio, detenido en España acusado de narcotráfico y de formar parte del Cártel de Sinaloa.

Ahí, en esos condominios, solo que en el departamento 401, fue aprehendido en febrero de 2014 Joaquín Guzmán Loera, el Chapo, jefe del Cártel de Sinaloa, en un operativo realizado por la Secretaría de Marina.

“Siendo objeto de la operación el departamento marcado con el número 902, ubicado en Avenida del Mar, del Conjunto habitacional en condominio denominado Miramar de esta ciudad… Cuyas características, antecedentes de propiedad y registrales se describen en el cuerpo de esta acta, cuyo precio de operación es la cantidad de 809,782.59, pesos, Moneda Nacional”, reza el acta del notario público Adolfo Herasmo Osuna Lizárraga.

Jaime Antonio Mandujano Eudave, fue detenido el 31 de agosto de 2014 en el aeropuerto de Madrid, España, por la Guardia Civil, acusado de pertenecer al Cártel de Sinaloa. El aprehendido habría despachado desde el condominio Miramar, donde el 22 de febrero, pasado fue aprehendido Joaquín El Chapo Guzmán Loera, por elementos de La Marina.

El empresario atunero, Madujano Eudave, con domicilio en Mazatlán, fue señalado por las autoridades españolas, como uno de los responsables de operar una fracción del Cártel de Sinaloa, y coordinar entre 2004 y 2009, el envío de 148 mil 500 kilos de cocaína desde Colombia a México y Estados Unidos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 965
25 de julio del 2021
GALERÍA
Protestas y celebraciones ante destitución de primer ministro y suspensión de parlamento en Túnez
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.