abril 20, 2021 1:24 PM

Obesidad y sexo: Nalgonas

nalgas2222

Dr. David Uriarte Gastélum

El gusto o placer erótico por las nalgas se llama pigofilia. Pigos significa nalgas y filia amor. Mientras la esteatopigea es la acumulación excesiva de grasa en las nalgas, la pigofilia es la excitación sexual al ver, imaginar, tocar o acariciar las nalgas.

La evolución distribuye de manera diferente la grasa en los hombres y las mujeres. En las mujeres los estrógenos promueven la acumulación de grasa en ciertas partes del cuerpo y la testosterona distribuye la masa muscular de manera caprichosa en los hombres. Las hormonas masculinas y femeninas tienen funciones específicas en el diseño de la escultura humana.

La obesidad en algunos hombres (casi en todos) es el cúmulo de grasa en la región abdominal, sin embargo, en las mujeres (casi en todas) la grasa tiene preferencia por las nalgas y los muslos.

Según el Dr. Federico Ortiz Quezada, la evolución cumple funciones específicas tanto en el hombre como en la mujer. En la mujer el índice cintura cadera debe ser de 0.6 o 0.7, esto es el resultado de dividir lo que mide la cintura en centímetros entre lo que mide la cadera en centímetros y el resultado es el índice cintura cadera.

Entre más nalgona está la mujer y más cintura tiene, más reducido es el índice cintura cadera y más salud reproductiva hay en esa mujer, de hecho las investigaciones recientes demuestran que las mujeres nalgonas son más sanas.

Los caprichos de la naturaleza tienen su motivo que incluso a veces la ciencia no entiende. Hay que establecer los límites y las diferencias entre estar nalgona (esteatopígea), y tener o sentir excitación sexual por las nalgas (pigofilia).

Hombres y mujeres pueden ser pigofílicos, aunque regularmente lo son mucho más los hombres, es decir, hay quienes afirman que de cada diez hombres, once tienen fijación por las nalgas de las mujeres (todos). Así es la evolución y así es el comportamiento del macho y la hembra cuando de perpetuar la especie se trata.

En relación al cúmulo de grasa en las nalgas, esto tiene que ver con la evolución y la genética. Las mujeres nalgonas heredan en fenotipo (modelo) de sus padres y mientras pueden ser la atracción sexual implícita para el hombre, también pueden padecer acoso o sentirse deformes.

En la actualidad muchas mujeres no están contentas con el volumen de sus nalgas, unas se quieren poner y otras se quieren quitar, lo cierto es que la gravedad siempre va a pasar factura tanto a hombres como a mujeres. Aunque en la conciencia moral de algunas mujeres no exista la representación erótica de lo que implica tener unas nalgas grandes y una cintura reducida, lo cierto es que el macho (biológicamente hablando) no tiene otra opción que ver de manera automática cual es el índice cintura cadera de la hembra que se le cruza por enfrente. La naturaleza no se equivoca.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos