abril 21, 2021 2:30 AM

México contra el tabaco: entre nubarrones olor alquitrán 

tabaquismo

Guillermo Bojórquez 

El 31 de mayo se celebrará el Día Mundial sin Tabaco. Esta fecha se celebra cada año desde que fuera fijada por la Asamblea de la Organización Mundial de la Salud en 1988.

El objetivo principal de la iniciativa era el de desalentar el consumo de tabaco y promover conjuntamente con los gobiernos a lograr un entorno social libre de humo de tabaco; hoy, en nuestros días, la batalla contra el tabaco parece estarse perdiendo.

Al hablar de tabaco usualmente se aterriza en las consecuencias: cánceres, enfermedades cardiacas, hipertensión, disminución de apetito sexual, entre otras.

Si bien es cierto que los riesgos que trae consigo la adicción al tabaco inician al consumirlo voluntaria o involuntariamente (fumadores pasivos) y, a partir de ahí vienen las consecuencias de salud adversa, es justamente antes de esto donde debe entrar la labor de prevención que, en México, ha quedado a deber.

Comúnmente los fumadores se forman a partir de influencias comerciales, sociales, de inclusión en ciertos grupos, aceptación; por parecer interesantes.

Una marca específica genera una cierta comunión con el comprador cuando éste se identifica con ella y la hace suya, ya sea por su calidad, por su imagen o por ambas. De ahí en adelante se conforma la relación dañina, enfermiza y mortal de individuo y tabaco.

A pesar de ser un producto en sus inicios dirigido principalmente al público masculino mediante los comerciales en los que se mostraban hombres recios, de a caballo, las mujeres han tomado gran parte de las estadísticas en los últimos años. Casi tres millones de mexicanas lo consumen.

La tarea de las autoridades sanitarias en cuanto a regulación de consumo y venta de tabaco ha sido mediana. Se avanzó al restringir de gran manera la publicidad, pero al aplicar el gravamen apenas sale para pagar los gastos por atender enfermedades causadas por tabaco pues se trata de cifras muy similares: 61 mil millones de gastos médicos contra 63 mil millones recaudados en 2011 por concepto de impuestos al tabaco.

Los intereses son grandes, por lo que en nuestro país, que se rige bajo las leyes del oro, se ha encargado de bloquear políticas más agudas que favorezcan al ciudadano dando preferencia a los productores, que dicho sea de paso, cultivan su producto en países como China y Vietnam.

Modelos de países como Australia, en el que el 80 por ciento de la superficie de una cajetilla de cigarros son advertencias de riesgos, fueron cuestionados en 2011 por el gobierno mexicano, argumentando atentados contra la propiedad intelectual. ¿Y la salud?

cigarros

El tabaco es responsable de 1 de cada 10 muertes en adultos

Emma Leyva

Daniela tiene 28 años y a los 14 tuvo su primer contacto con un cigarro, lleva casi 15 años consumiendo tabaco.

“Empecé a fumar porque con los que me juntaba de la colonia fumaban y una vez un amigo me enseñó, no sé si me dio por saber a que sabe el cigarro”, comenta.

En el mundo el tabaquismo mata al año a casi 6 millones de personas y de esta cantidad, más de 600 mil son fumadores pasivos.

En México el número llega a los casi 60 mil, según las cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El tabaquismo es un adicción que en los primeros años de consumo no produce daños evidentes en la salud, pero que conforme pasa el tiempo y el consumo aumenta se hacen presentes.

Daniela, quién empezó a fumar a temprana edad, ha tenido efectos dañinos en su salud a causa de su consumo de tabaco.

“En la universidad es cuando aumenté mi consumo, después que salí y ya estaba trabajando, en diciembre, fue cuando me enfermé horrible, al grado de que me dolían los pulmones y no alcanzaba a respirar, en ese entonces tenía 23 años”, dice.

Sólo en ese momento dejó momentáneamente el cigarro, duró seis meses sin consumir ni un cigarro, porque le causaba efectos negativos.

En periodos de ansiedad Daniela llegaba a consumir una cajetilla en dos días, ahora redujo su consumo a uno o dos cigarros al día.

“Yo no me había dado cuenta que si puedo reducir la dosis, pero no puedo dejar de fumar por completo” comenta.

En la población mexicana 10.9 millones son fumadores actuales, 8.1 millones son hombres y 2.8 millones son mujeres.

El consumo promedio de los fumadores es de 9 cigarrillos por día, con una cantidad de 10 cigarrillos por día en hombres y 8 cigarrillos al día por mujeres.

Riesgos a la salud

El tabaco es responsable de 1 de cada 10 muertes en adultos. Es uno de los cinco principales riesgos de mortalidad, pero es la causa de muerte más prevenible.

El once por ciento de las muertes por cardiopatía isquémica son atribuidas al consumo de tabaco. Y más del 70 por ciento de las muertes causadas por cáncer de pulmón, bronquios y traquea están ligadas al consumo de cigarro.

Según la OMS, si las tendencias actuales de consumo se mantienen así, el tabaco matará a más de 8 millones de personas al año en  el 2030.

Efectos físicos

En el humo del tabaco se detectan al menos 4 mil productos químicos conocidos, de los cuales 50 son cancerígenos y 250 son nocivos para el ser humano.

La piel es el primer órgano que recibe daño por el consumo de tabaco, pues el tabaco entra en contacto con las manos, dedos, labios y lengua de un fumador.

La nicotina produce puntos amarillentos y negruzcos a nivel de dedos, uñas, labios e incluso dientes.

Otro de los impactos negativos en hombres fumadores es la pérdida de gusto o impotencia sexual. Y en la mujer puede llegar a causar disminución en su fertilidad.

También propicia la temprana aparición de arrugas y la caída del cabello y la disminución de los sentidos gustativos.

Los fumadores están expuestos a tener insuficiencia vascular debido al daño sistemático en sus arterias, piel y nervios que comienzan a tener un endurecimiento debido al tabaco.

Tendencias del tabaco

El tabaquismo es considerado como una pandemia, sus daños son colaterales y se han extendido en todo el mundo.

El consumo del tabaco a temprana edad es de un 60 por ciento en el mundo, iniciando el consumo desde los 13 años y más del 90 por ciento a los 20 años.

De los 100 fumadores que inician su consumo en la adolescencia y siguen fumando durante su edad adulta, el tabaco causa la muerte de la mitad ellos. La mayoría no tendrán posibilidad de llegar a  los 80 años.

Según la encuesta global de tabaquismo en adultos, el 32 por ciento de los que alguna vez fueron fumadores diarios dejó de fumar en el último año, el 10.9 por ciento de los que habían fumado en los últimos 12 meses tuvieron éxito de dejar de fumar.

Cada hora se consume en México un millón de cigarrillos y aunque el 98.1 por ciento de los mexicanos piensa que fumar causa serios daños a la salud, la cifra de consumidores sigue aumentando.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos