agosto 3, 2021 11:44 AM

La enfermedad renal, calvario de los mexicanos

RENAL

Mientras la enfermedad crece a pasos agigantados, la cantidad de especialistas está estancada

México es uno de los países con más personas que padecen una enfermedad renal a nivel mundial y cada día va en aumento.

Alrededor de nueve millones de personas en México tienen una enfermedad de insuficiencia renal.

El “orgulloso” primer lugar en obesidad a nivel mundial y la gran tendencia a enfermedades como la diabetes, derivan en este gran número de pacientes con enfermedades renales crónicas.

El problema va más a allá. A nivel nacional, el número de nefrólogos o médicos especialistas en el riñón en el país durante el 2014 era sólo de 700, nivel muy bajo para la gran demanda.

La Secretaría de Salud señaló que en México existe una prevalencia de 40 mil casos nuevos, con un alto porcentaje de riesgo de padecer una enfermedad renal, si se toma en cuenta el alto número de personas con diabetes e hipertensión.

Además, el alto costo del tratamiento de la enfermedad no permite que todos los pacientes reciban la atención adecuada de manera generalizada.

Anualmente un paciente de insuficiencia renal gasta aproximadamente 250 mil pesos en tratamientos que mitigan los padecimientos y permita sobrellevarlos.

Curiosamente la mayoría de los pacientes que han detectado tener una enfermedad renal, lo han hecho cuando ésta se encontraba en una etapa muy avanzada.

El pasado 12 de marzo se celebró el día mundial del riñón; por este motivo, el doctor Gerardo Gamba Ayala, médico internista y nefrólogo, nos platica y comenta respecto a la problemática y sobre la importancia que tiene la creciente epidemia de la insuficiencia renal crónica en el país.

“Este es un problema creciente. En el país tenemos muchísimos enfermos con insuficiencia renal crónica terminal, cuando se llega eso, es un punto donde la gente se muere, o no se muere si los podemos tratar, y si podemos, el problema es el costo, es muy alto y entonces eso está causando un problema muy serio a nivel de las estructuras de gobierno en el manejo de estos pacientes, porque hay muchos”.

Gamba Ayala, científico integrante del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), señaló que particularmente esta enfermedad se asocia con la diabetes mellitus y lo convierte en un padecimiento que cada vez es más frecuente, con un costoso tratamiento,  “se tienen que desarrollar medidas para tratar de prevenirlo, sabemos cómo, pero se requieren recursos para montar ese tipo de programas”, dijo.

Gerardo Gamba Ayala

La insuficiencia renal es una enfermedad que la padecen tanto niños, jóvenes y adultos. La diferencia consiste en la causa; a los niños les da por problemas de nacimiento, a los jóvenes por problemas autoinmunes, particularmente en mujeres, y en los adultos  por problemas de diabetes.

Gamba Ayala resaltó que un factor en  México es el alto consumo que se tiene de bebidas azucaradas y refrescos embotellados; el azúcar que contienen este tipo de bebidas es la fructuosa y es particularmente dañina,  en el sentido de generar lo que se conoce como el síndrome metabólico y la diabetes mellitus, entonces el consumo tan intenso de esa bebida se asocia con esta epidemia de obesidad que tiene el país, una de las causas de las enfermedades renales.

Los adultos mayores son los principales enfermos potenciales por la diabetes y la hipertensión arterial, que son un factor principal para desarrollar esta enfermedad.

El tratamiento puede aminorar los síntomas, “podemos hacer muchas cosas por los enfermos de insuficiencia renal, incluyendo el trasplante por ejemplo, podemos  rehabilitarlos bastante bien, el problema está en que eso cuesta, y no está cubierto por mucho de los sistemas de seguridad social, en algunos sí, en otros no, entonces tenemos muchos enfermos desprotegidos”.

Como ejemplo mencionó que si se llega a detectar a un paciente con enfermedad renal crónica a los 45 años, es posible que llegue o pase a la parte final de la enfermedad cuando tenga unos 60 años; en cambio si no se detecta, podría llegar a la parte final quizá sólo a los 50 años indicó, Gerardo Gamba Ayala.

La enfermedad de insuficiencia renal es totalmente asintomática y es muy difícil detectarla, es por ello que cuando se diagnostica casi siempre se encuentra en una etapa muy avanzada.

Por eso toda persona debe estar atenta a cualquier cambio que pueda presentar; el doctor Gerardo Gamba señala que los principales indicadores de la presencia de una posible enfermedad renal crónica son los cambios en la orina y la presión arterial alta.

“Si notan algo raro en la orina, que podría ser sangre o espuma, que vaya al médico; otro síntoma muy importante y que es muy fácil, es la presión arterial; no da molestia, pero es muy fácil tomarla; es muy importante que todas personas, por lo menos una vez al año, se tomen la presión arterial y si es elevada, entonces sí acudir al médico porque la presión alta puede ser uno de los datos que pueden indicar un daño en el riñón”, dijo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 966
01 de agosto del 2021
GALERÍA
Fuertes incendios forestales en Turquía, al menos ocho muertos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.