mayo 13, 2021 9:40 AM

'Malova' se divorció de la sociedad: Brito

pedro brito
PEDRO BRITO. “Los asesinatos de líderes han inhibido la participación social”.

El mandatario pasó de la ilusión a la represión
El gobernador Mario López Valdez camina en sentido contrario a la democracia, al asumir actitudes amenazantes y de represión en torno las manifestaciones de protesta, a cuyos participantes busca aprehender si bloquean calles, afirmó Pedro Brito, ex catedrático de la Facultad de Ciencias Sociales de la UAS y analista político.
“La democracia es el poder del pueblo, y si Malova expresa que va a meter a la cárcel a la gente que se exprese libremente porque obstaculiza, es una versión equivocada, autoritaria, y cuando el autoritarismo emerge, cuando ya no tiene respuestas para la gente, cuando ya no coordina el gobierno con el pueblo, entonces piensa el gobierno que es autónomo del pueblo y puede reprimir al que lo llevó al poder”, sostuvo.
—¿Es temor del gobernante respecto a los ciudadanos?
—Pues claro. El gobernante ya no está en la dialéctica de la relación con su pueblo, el gobernante emerge de una decisión popular, pero cuando se autonomiza de su origen, de donde surge, se hace autoritario porque se divorcia de ese pueblo y ahora lo que va a hacer es reprimirlo. Es contrario a la lectura del sentimiento popular: en lugar de buscar explicarse por qué se expresa con crítica la gente, debe estar atento a lo que siente y piensa y quiere la sociedad, que es la fuente del que manda.
—Pero entonces ‘Malova’ pasó de ser la opción, la ilusión, la alternativa, al divorcio y convertirse en represor.
—Es algo sicológico también, porque había dicho que se iba a convertir en el mejor gobernador del país y de la historia de Sinaloa, y al hacer un balance se ve que eso que dijo está muy lejos de serlo. O sea que esa ilusión, esas promesas, ahora en el inicio de su quinto año, con todo lo que no ha cumplido, siente una frustración y piensa que el problema estriba en que ha sido débil y que ahora necesita una mano fuerte, y que esa mano fuerte es la represión.
—Pero son signos de los tiempos, porque Enrique Peña Nieto, presidente de la República, se ha caracterizado por una conducta represiva respecto a estas manifestaciones.
—Lo que pasa con Peña Nieto es peor, porque en dos años agotó su capital político y eso es más duro. Esa esperanza que dio en dos años se le acabó y en lugar de dar respuestas a lo que la gente demanda, pues parece que ya no tiene nada qué contestar.
Brito, posgraduado en desarrollo regional, del Colegio de la Frontera, dijo que el silencio o la falta de respuestas de López Valdez y Peña Nieto respecto a estas exigencias ciudadanas, reflejan que hay que tener cuidado, pues viene lo peor de ambos.
“Cuando un gobernante se calla, y no tiene manera de vender su propuesta ni es creíble, pues ahí cuidado, empieza lo que no es un gobierno democrático, que empuja hacia el autoritarismo, y empieza a ver moros con tranchetes, a pensar que hay un complot, cuando en realidad no está haciendo la lectura correcta de lo que le demanda la sociedad”.
—¿Crees que Malova quiere quedar bien con Peña Nieto, como una forma de respaldarlo, o se desnuda frente a una situación de crisis general?
—Te diría qué pobre estaría Peña Nieto, qué limitado un presidente para que sea un gobernador como el de Sinaloa el que le va a salvar su República. Obviamente Malova quisiera quedar bien para que este último tercio de su mandato pudiera tener a bien la venia del señor presidente y en función de ello tener él, de alguna manera, mano en la continuidad del poder regional, me refiero al futuro más allá de su mandato, en la influencia de quién se puede quedar con el poder en Sinaloa.
—Lo otro que llama la atención es que no hay una respuesta social ante esta actitud antidemocrática y represora.
—Siento que hace años que Sinaloa está hundida en términos de participación democrática, aunque creo que la gente está descontenta pero como que le ha ganado el temor por la inseguridad y por la impunidad que existe en el estado. O sea, un poco lo que ha pasado con los liderazgos que han emergido, que de pronto aparecen las acciones criminales, de asesinatos de líderes, y eso ha inhibido parcialmente la participación social.
“La otra es el hecho de que los partidos políticos hayan entrado a jugar en una especie de ‘todos somos parte de una sola mesa’, en lugar de tener propuestas a lo que se deben los partidos, a la sociedad, en lugar de presentarle las propuestas a los ciudadanos, todos quieren quedar bien con el príncipe en turno, en razón de las prebendas, de las negociaciones, del presupuesto para su campo de acción, para concretar posiciones en el congreso.
“Eso es lo político solo entendido como el ejercicio de la clase política, no como expresión de la sociedad, de lo que la gente quiere, siente y desea. En eso hay divorcio de todos los partidos”, concluye.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 954
09 de mayo del 2021
GALERÍA
Ataque israelí en la Franja de Gaza
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.