mayo 8, 2021 11:20 AM

Cazando un arcoiris

arcoiris 2
Redacción
En un reciente vuelo de Canadá a Honduras, la pasajera Melissa Rensen tomó una foto desde la ventana. En el momento, parecía que iba a ser una más de las cientos de fotos de nubes en Instagram, hasta que en la pantalla apareció la increíble imagen.
Melissa aseguró que cuando la tomó no vio los colores. Se lo atribuye al vapor del combustible o un efecto en la ventana polarizada. Sea el motivo que sea, la pasajera dijo que “nunca había experimentado algo como esto y dudo que vuelva a ocurrir.”
Este texto y las fotos fueron publicados en el diario Milenio, el 30 de octubre de 2014. Las gráficas corresponden al cielo, sobre el mar Caribe. Inicialmente las fotos –policromáticas, espectaculares y portentosas- fueron calificadas como un hito: había logrado captar el momento en que el avión volaba sobre un arcoiris.
Pero de acuerdo con especialistas y a lo que plantea la ciencia de la física, esto es imposible.
Un arco iris se forma cuando la luz del sol golpea las gotas de agua en la atmósfera. El agua divide la luz del sol en sus colores constituyentes y los refleja en un ángulo de unos 42 grados, haciendo que el arco iris aparezca en el cielo y sea visible desde la tierra.
Pero el arcoiris es una ilusión óptica que depende del ángulo entre el sol, las gotas y el observador respecto a los 42 grados. Así que es imposible ver el arco iris delante de quien lo observa y mucho menos ser capaz de volar sobre él, porque a medida que cambian los ángulos, el fenómeno del arcoiris va a desaparecer o reaparecer en un lugar diferente.
Puede haber situaciones en las que un arco iris aparece brevemente a un lado o debajo de un plano si los ángulos se suman a la derecha, pero no es el caso aquí.
Entonces, ¿qué provocó los colores en esas fotografías?
Todo se reduce a una propiedad de la ventana del avión conocido como birrefringencia: el plástico en la ventana de un avión muestra la propiedad de birrefringencia, que consiste en dividir la luz que entra en dos rayos distintos y estos rayos tienen sus colores dispersos de manera diferente también.
Cuando la luz emerge de la ventana, los dos rayos de luz interfieren entre sí la creación de las bandas de colores. El efecto es más evidente cuando se utiliza un filtro polarizador en la cámara que toma la imagen.
La superficie del océano también actúa como un filtro polarizador. Cuando la luz del sol se refleja en el agua, se polariza. Esto significa que los rayos de luz oscilan en una dirección predominante.
La luz del día también está polarizada, ya que ha sido dispersada por las moléculas de la atmósfera de la Tierra. La luz azul se dispersa con mayor eficacia que la luz roja, lo cual es la razón de que el cielo es azul.
Todos estos factores conspiraron para producir las bandas de colores observados en las fotografías. No es un arcoiris.
Con información de The Guardian y Milenio

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 953
02 de mayo del 2021
GALERÍA
Colapsa puente de la línea 12 del metro de CdMX, al menos 23 muertos y decenas de heridos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.