junio 25, 2021 12:00 AM

Armadores 'gandallas' en Mazatlán

pescadores
El apoyo federal no llega.

Cuestionan el manejo que dan los dueños de barcos al Empleo Temporal
“¿Qué tiene qué ver barrer con el trabajo de pescador?”, preguntan los pescadores mazatlecos al mismo tiempo que piden a gritos el Programa de Empleo Temporal.
Pescadores de altamar que están desempleados desde el 10 de marzo, cuando la veda oficial fue aplicada al camarón, claman al Gobierno Federal que ponga en marcha el Programa de Empleo Temporal PET 2014.
“Ahorita es cuando necesitamos empleo para sostener a nuestras familias y no en agosto o septiembre, cuando ya estamos a punto de salir a pescar a altamar”, dijo un pescador que se identificó como Jesús Peñuelas.
Al igual que les urge el PET, critican al Refugio Pesquero y Administración del Parque Bonfil, Asociación Civil (Repebac), porque maneja el dinero a su antojo humillando al sector social de los pescadores empleándolos como barrenderos del puerto.
“El empleo temporal es humillante para el pescador, porque a un ganadero le dan para que cuide su ganado; al pescador le dan para que cuide su fuente de trabajo y trabaje como pescador, pero no para andar de barrendero”, argumentan.
Según datos del Repebac, son mil 500 pescadores registrados que necesitan los apoyos del PET durante la veda oficial del camarón aplicada en 2014.
“Que no se hagan los del Repebac y empiece a soltar la ‘lana’, porque luego que nos vamos a pescar ya no nos quieren dar el dinero ni dejándole una carta poder a mi vieja”, dijo otro desempleado que prefirió no decir su nombre por miedo a represalias.
En el Parque Industrial Alfredo V. Bonfil, para donde se mire, los pescadores muestran su inconformidad y desesperación tanto contra el Gobierno Federal como con algunos empresarios pesqueros que mangonean el Repebac que preside el exarmador, Francisco Castillo López.
“Estos armadores que mangonean el Repebac son unos lángaros que defienden sus propios intereses, porque bajan recursos de programas sociales y a nosotros nos humillan poniéndonos a barrer las calles de la ciudad”, afirmaron los inconformes que omitieron sus nombres.
“El empleo temporal fue creado para el sector pesquero, el sector social es la gente que trabaja los barcos, en vez de ir para adelante vamos para atrás, porque son los empresarios pesqueros los que bajan los recursos”, afirman.
Los pescadores desempleados critican al Gobierno Federal, porque a los dueños de los barcos les da todo y a ellos como trabajadores, nada.
“Toda la ayuda le llega al armador nada más y al pescador no le llega nada”, reprochan.
“El Gobierno Federal y los armadores se pusieron de acuerdo en desbaratar muchas fuentes de trabajo y ahorita verdaderamente no se han podido reponer”, recuerda un pescador que pide que vuelva el cooperativismo.
“Desde que vino el desbaratamiento de las embarcaciones, agrega, yo me he visto muy afectado, ando desempeñando otro tipo de trabajo, fuera del que estaba impuesto a desempeñar, porque no me he podido embarcar”.
En esa tesitura, pregunta al Gobierno Federal: “¿por qué desbarata y no repone lo que desbarata?, ¿qué pasa ahí, está con el que tiene billetes o qué ondas?”
“El Gobierno Federal le pagó al armador lo que costaba el barco y le regaló todavía el fierro para que lo desbaratara, pero a mi como pescador me dejó sin trabajo y no me dio nada”, reclama.
Aseguran que el Repebac es como una “tonina” creado por Humberto Becerra Batista, entonces secretario nacional y presidente de la Cámara Nacional de la Industria Pesquera (Canainpesca) de la Delegación Estatal en 2011.
El inconforme explica que la “tonina” se queda con el dinero del PET cuando los pescadores salen hacia alta mar vía lastre.
“Cuando el empleo temporal comienza en un lapso, donde ya estamos trabajando en los barcos, los que ya no trabajamos aquí en el puerto nos vamos a otro lado, un mes antes, entonces ya no vemos ese dinero”, acusa.
Añade que si los pescadores dejan una carta poder a sus familias para que reclamen el dinero, el Rebepac no se los da, argumentando que así no se vale.
“Hasta esta fecha no ha habido una reunión para aclarar cómo se manejó el recurso y cuánto quedó, porque dinero sobró, pero no hay transparencia”, sostienen.
“Desde que se nombraron los coordinadores del PET, señalan, se supone que era un comité donde la unión de armadores y la federación tenían un representante, y cada cierto periodo se iban a reunir con Víctor Arriaga, coordinador de empleo temporal de Conapesca”.
Los inconformes aseguran que para que el reparto del dinero del PET sea equitativo y la “tonina” no devore los recursos de los pescadores, es necesario que cada agrupación de trabajadores de altamar maneje su propia gente.
“El año pasado eran mil 500 pescadores, yo llevaba un monto de 160 trabajadores, de esos se había dejado a la federación sólo 20 pescadores y conste que nosotros fuimos los primeros que metimos documentación en la Sedesol en Culiacán”, afirma otro inconforme.
“Tiburones”
Nomás faltó que incluyeran en el Consejo del Repebac a José Eleviogildo Carranza Beltrán, dueño de Pinsa S,A, para completar el cuadro, pero están los armadores Jesús Loya Gaxiola como presidente; Fernando Letamendi Hass, Tesorero; Jorge Medrano Freeman, primer vocal; y Humberto Becerra Batista.
“En relación a la problemática que esta administración ha tenido, se debe al ambiente socio-político que nos ha causado Ricardo Michel Luna, presidente de la Unión de Armadores, a quien se le ha y se le sigue haciendo la invitación a que se una al proyecto por considerarlo de interés común al sector pesquero de alta mar”, informa el administrador del Repebac, Francisco Castillo López.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 960
20 de junio del 2021
GALERÍA
Afectaciones como árboles caídos y cables de luz, tras el paso de la tormenta 'dolores' por México
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.