octubre 22, 2019 2:58 am

El campo a la cola

Juan Guerra. El patito feo del gabinete
Juan Guerra. El patito feo del gabinete

Reclama airado Juan Guerra que le den el presupuesto que le corresponde; en riesgo los sectores más deprimidos del agro sinaloense, advierte.
“Lo que no quiero es que me veas la cara de pendejo”, le dijo a bocajarro Juan Guerra Ochoa al secretario de Administración y Finanzas, Armando Villareal Ibarra.
El secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca le reclamó el recorte de 100 millones de pesos en presupuesto estimado para 2013.
“Lo que veo es que me estas dejando al último, yo soy al que menos estás dando importancia, y no fíjate… eso no se puede”.
Producto de la centena de millones de pesos que no llegaron a la secretaría que preside Guerra Ochoa, todavía se debe a productores del sector social los recursos del Fondo de Fomento Agropecuario Estatales (FOFAES) ejercidos en materia de semilla y sanidad, para estimular la inversión productiva el año pasado.
Tras la reunión con el tesorero estatal, el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, asegura sentirse satisfecho con lo platicado y acordado.
“No lo veo, sinceramente, como un hombre de malas intenciones”, externa Guerra Ochoa, el único perredista ubicado en el gabinete de alto nivel del Gobierno de Mario López Valdez.
Le recordó al tesorero estatal que el FOFAES es un esquema en donde los gobiernos federal y estatal dan su parte. “El dinero que nos falta poner y que ya lo debemos entre los productores, ya está gastado”.
En la oficina en donde despacha como funcionario estatal, el perredista habla claro de los hechos y de su preocupación para que el dinero llegue a su secretaría para que se  cubran todos los programas planeados. No se ha detenido ninguno, asegura, a pesar de que en 2013 y en 2012 recibió menos de lo especificado en el presupuesto aprobado por el Congreso del Estado.
No oculta su extrañeza de que un documento interno haya sido filtrado, sin su autorización, a los medios de comunicación. Y es que en la primera semana de enero, circuló una copia de un oficio firmado por Guerra Ochoa, en donde pide  la intervención al secretario de la Unidad de Transparencia y Rendición de Cuentas, Juan Pablo Yamuni Robles, por considerar que la Secretaría de Administración y Finanzas estaba reteniendo indebidamente e ilegalmente los recursos que le correspondían a la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca.
Entre otros puntos, el documento señalaba que al 2 de diciembre del 2013, tan solo había recibido el 51 por ciento del presupuesto aprobado. Así mismo, reconocía que se había hecho un recorte a las finanzas estatales, por lo que aceptaba un recorte, pero que fuese en la misma proporción que a otras y calificaba de prepotente e ilegal al el área de finanzas del Gobierno estatal por el trato a la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca.
´´Yo lo que menos quiero es que de esto se haga un escándalo porque mi interés es obtener los recursos, no ponerlos en cuestión. Tendría yo que ser muy malagradecido para tratar de poner en crisis a un Gobierno para el que trabajo, no es mi naturaleza”.
Comenta que con anterioridad ya había expresado su preocupación por el manejo del presupuesto.
El oficio, señala Guerra Ochoa, no debió haberse filtrado porque es un documento de manejo estrictamente interno que no debió haber salido de la Unidad de Transparencia y Rendición de Cuentas.
“Es el área donde se presentan las quejas y de repente las quejas se filtran y se hacen públicas, echa a perder todo y te pone hasta en cuestión a la misma Unidad de Transparencia… entonces a mí, me sorprendió mucho que esto ocurriera.  Yo mismo dije, quizás de algún archivo haya salido, pero está muy claro que por los sellos y todas la identidades, de que fue de ahí”.
El oficio exhibido está firmado por Juan Guerra Ochoa y muestra los sellos de recibido el 2 de diciembre de 2013 por la Unidad de Transparencia y Rendición de Cuentas.
“Mi estilo nunca es estar filtrando a ver qué, mejor me atengo a las cosas”
En el documento que también circula en redes sociales con seguidores de Sinaloa se advertía que se recurriría a todas las instancias legales para que se aplicaran debidamente los recursos fiscales.
“Todo el interés no era ni que se filtrara ni que se saliera con una cosa así. Yo entiendo que quien lo haya hecho o que  le caemos mal, a Armando (Villareal)  o yo, o los dos”.
El exdirigente estatal del PRD en Sinaloa, expone que ante la Unidad de Transparencia y Rendición de Cuentas ya desistió del procedimiento legal. “Está un poquito excedido siendo yo siendo secretario”, pensó después sobre el reclamo jurídico que hizo llegar por escrito.
Armando Villarreal. El campo puede esperar.
Armando Villarreal. El campo puede esperar.

Sin embargo,  sigue firme en su postura en luchar por defender el presupuesto de su Secretaría. Y explica su estrategia.
“Más bien mi actitud es: oye Armando yo sé que te recortaron el presupuesto en mil millones. Yo sé que se te cayeron las participaciones, yo entiendo tú problema, pero no quiero ser al que más mal tratas. Entiéndeme que yo tengo compromisos y programas que es muy difícil ya cancelar. Ese es mí interés, no ha habido de mi parte, un mayor interés, porque tendría yo que estar no muy completo si quisiera estar trabajando en un Gobierno, y al mismo tiempo estar una situación de metiendo en crisis a ese Gobierno”.
Yo hice un reclamo porque traemos en riego algunos programas que habíamos hecho  como un asunto público, comenta.
“Si alguien pensó que lo que quiere Juan Guerra es darle en la torre a un Gobierno para el cual está trabajando francamente nunca ha sido ni podría ser la actitud. Uno lo que hace en esos casos es tomar distancia y es otra cosa. No ha pasado del interés de una presión directa al secretario de finanzas, de decirle: no me dejes al final, no me dejes al último, no me dejes fuera, porque traigo compromisos que no puedo cancelar”.
Guerra Ochoa reconoce que las diversas áreas sufrieron recortes, pero tiene la impresión de que su secretaría fue más cargada en la disminución de recurso. Dice desconocer cuáles áreas recibieron mejores tratos porque sus homólogos en otras secretarías prefieren mantener en secreto los montos de la disminución de los recursos que reciben con respecto al presupuesto inicialmente aprobado. Es un asunto que ni entre los mismos secretarios se comenta.
“Yo me sentí un poquito maltratado y esa ha sido mi reacción. Evidentemente ahora que he hablado con Armando (Villareal)  se lo he dicho expresamente, oye yo estoy de acuerdo, pero si no hubiera respeto, yo lo volvería a decir, independientemente que no volvería a presentar una queja de manera formal”.
Guerra Ochoa confía que en el 2014 el asunto de los presupuestos se corrija para su Secretaría. Solo pide un trato justo y de respeto y afirma que entiende que la administración pública los presupuestos pueden tener ciertos ajustes.
El acuerdo con el tesorero estatal fue que daría más apoyo. “Yo eso espero, compensarnos un poquito, que el ajustón lo haya sentido yo más que otros secretarios”.
Confía en que en el 2014, puedan resarcirse los pasivos que se arrastran desde 2012, a fin de que puedan fluir los programas de las zonas más deprimidas, pagar los recursos del pacto por el agua, los de sanidad  y todos los esquemas más sensibles en beneficio del sector social
Sin planes para remodelar la oficina, restringidos los gastos por viáticos y administrativos en general, se dice comprometido con un manejo austero.
“Para mí, lo importante es que esto se recomponga. Estamos trabajando ahorita con los recursos de 2014 y tratando de que si se pueden ampliar se amplíen, cubrir todos los programas que nos habían quedado pendientes, y al mismo tiempo integrar todos los programas más importantes de este año. Estamos en un esfuerzo de construcción de una salida.”
Y resume su lucha:
“Que fluyan los recursos y no me dejen colgados los programas.”
De la carta airada:
“A la fecha solo se nos ha entregado el 51% “de los recursos aprobados por el congreso y se nos están cancelando programas fundamentales para la atención a los productores, como es el caso del Programa CADENA que aplica en cada contingencia y que lamentablemente está suspendido para el estado de Sinaloa, porque la SAF (Secretaría de Administración Y Finanzas) no quiere reintegrar un recurso que está obligado a liquidar.
“Desconocemos en que se basa la actitud negativa de la SAF, pues simplemente no nos entregan los recursos ni se cubren los programas que fueron aprobados por el Congreso del Estado, a la fecha solo se no ha entregado el 51% y eso porque se tuvieron que cubrir compromisos del año pasado, Paripassu y la helada a principios del año.
“Finalmente le informamos que además de solicitar con carácter urgente su intervención, vamos a recurrir a todas las instancias legales a efecto de que se actúe conforme a derecho y se apliquen los recursos fiscales como es debido”.
Documento escaneado 001bun

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

One Response

  1. hoy comprendo por que a muchos productores como yo no se nos a pagado el siniestro que tuvimos por las heladas a mi me adeudan 57000.00 mil pesos, si me pagaran este dinero que el gobierno de malovo dijo que se nos pagaría volveria mandar a mis hijos a la universidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RÍODOCE EDICIÓN 873
20 de octubre del 2019
GALERÍA
se registran balaceras en varios puntos de la ciudad TRAS CAPTURA DE HIJO DEL CHAPO
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
ENCUESTA

¿Crees que las condonaciones millonarias de impuestos por parte del SAT a políticos, artistas y grandes empresarios fue justa?

BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

OPINIÓN DEPORTES

DEPORTES

viral