Segob, un área estratégica para la política de Derechos Humanos

Segob, un área estratégica para la política de Derechos Humanos

La presidenta electa Claudia Sheinbaum Pardo nombró este jueves a cinco nuevos integrantes de su gabinete; vemos, desde luego, caras nuevas, pero también algunos reciclados del gabinete anterior, no muchas sorpresas hasta el momento.

Son hasta ahora 12 nombramientos de quienes le acompañarán por lo menos en el arranque de su administración, seguramente en el largo camino que le queda por delante algunos se irán moviendo, como pasa en cualquier administración de gobierno.

Los nombramientos hasta el momento han sido bien recibidos, pero quedan aún días o semanas en los que seguramente dará a conocer a los integrantes que faltan del gabinete, entre ellas la Secretaría de Cultura, Secretaría del Trabajo, Secretaría de Turismo, Secretaría de Educación Pública, Secretaría del Bienestar, Secretaría de Seguridad Ciudadana y Secretaría de Gobernación.

Es sobre esta última en la que me enfocaré por la importancia que para los derechos humanos tiene, pero también para las víctimas y para la sociedad.

No sin antes recordar que el gobierno que está por salir tuvo por lo menos tres nombramientos dentro de esta secretaría. Siendo una de las más sensibles, llegó primero Olga Sánchez Cordero, la sustituyó Adán Augusto López y la actual, Luisa María Alcalde; ninguno de ellos, salvo Olga Sánchez Cordero, tenían un conocimiento del complejo campo de los derechos humanos y pasaron por ahí sin mayor trascendencia.

Los derechos humanos han sido uno de los grandes retos que ha enfrentado la administración que está por concluir en unos meses, sin muchos resultados trascendentes, entre ellos el caso Ayotzinapa, por mencionar uno de ellos, donde al final del camino el presidente AMLO ha dejado mucho que desear dejando en los padres y familiares una gran insatisfacción. Lo cierto es que a unos meses que termine este sexenio, los 43 estudiantes siguen sin aparecer, queda entonces un compromiso inaplazable que deberá asumir la actual presidenta, entre muchos otros.

Otros temas que deberán atender de fondo y de manera integral son la situación de las más de 114 mil personas desaparecidas y sus familias, que siguen su búsqueda solas y sin garantías y donde la CEAV ha sido muy poco sensible. Otro tema es el desplazamiento forzado interno de más 386 mil personas a lo largo y ancho del país, de acuerdo a un reporte de ACNUR sobre el Desplazamiento Forzado en México hasta finales de 2022. Desde luego la migración, uno de los casos más complejos de abordar es un tema crucial. De acuerdo a la Organización Internacional para las Migraciones OIM en 2023, “se registró el mayor número de entradas regulares al país en la historia con cerca de 44 millones de personas, un aumento de más del 132 por ciento, desde 2020”. Y un tema que por cierto se abordó poco en las campañas de los candidatos.

PRENSA. Tema pendiente. Foto. Reuters.

Desde luego hay que mencionar que dentro de todos estos temas, está el de la protección a periodistas y defensores, que depende principalmente de la Secretaría de Gobernación, donde se opera el Mecanismo de Protección, uno de los temas que se considera prioritario para garantizar la protección del ejercicio de la libertad de expresión, y que a la fecha cuenta con más de 1 mil 998 personas incorporadas al Mecanismo, entre ellas 678 periodistas, el resto son defensores, ello de acuerdo al reporte estadístico de abril de este año del Mecanismo de Protección.

Un Mecanismo al que hay que hacerle una revisión profunda, encaminada a fortalecer su trabajo de proteger con una política integral, con suficientes recursos humanos y económicos.

En este contexto y para quien ocupe la Secretaría de Gobernación no debe pasar desapercibido que es un pilar estratégico para la política de derechos humanos de este gobierno. Hay algunos personajes que han sonado recientemente para ocupar esta sensible y estratégica Secretaría de Gobernación, ellos son; Rosa Icela Rodríguez, actual titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, el ex ministro Arturo Saldívar y Mario Delgado, dirigente de MORENA.

Los tres son personajes públicos hasta ahora por el cargo que cada uno ha desempeñado en el gobierno actual. Seguramente no será fácil para la presidenta y que ella misma ha dicho ha dejado para el final a una persona con un perfil idóneo.

No me pongo de lado de ninguno, desde luego, pero sí creo que quien llegue al gabinete para este puesto con todos los temas que aquí he enumerado —entre otros que se quedan en mi lista—, tiene que ser una persona con capacidad de diálogo con todas las organizaciones políticas y de la sociedad civil sin distinción, abierta a escuchar sus demandas y propuestas.

Tiene que ser sensible y decidida/o en las acciones a tomar para sacar adelante a este país tan lastimado en el tema de derechos humanos y con gran conciencia de lo que implica tener un país aún con graves violaciones a los derechos humanos, impunidad e inseguridad.

Una persona proactiva, consciente y estratégica, con un amplio compromiso con los derechos humanos, que vaya más allá de sus intereses políticos. México y los derechos humanos merecen esto y más. Es tiempo de atender la protección y garantías de las y los periodistas y los defensores de derechos humanos como una prioridad en la política de gobierno. Necesitamos una o un titular en Segob con perspectiva de derechos humanos, de libertad de expresión y de género.

Artículo publicado el 30 de junio de 2024 en la edición 1118 del semanario Ríodoce.

Lee más sobre:

Últimas noticias

Scroll al inicio

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.