El cáncer de ovario puede ser curable en un 90 %: INCAN

resonancia

El cáncer de ovario es la octava causa de cáncer, y es más letal que el cáncer de mama o el cervicouterino. Asimismo, México es segundo lugar en prevalencia de cánceres ginecológicos.

Los tumores malignos, clasificación en la que engloba a este y otros tipos de cánceres, fueron la tercera causa de muerte en México de enero a junio de 2023, según datos preliminares del INEGI.

En este mismo reporte, en Sinaloa, los tumores malignos representan la segunda causa de mortalidad en mujeres, solo por debajo de las enfermedades del corazón.

En el marco del Día Mundial del Cáncer de Ovario, celebrado el pasado 8 de mayo, el Instituto Nacional de Cancerología (INCAN) invitó a mujeres mayores de 40 años a realizarse chequeos periódicos y llevar estilos de vida saludables.

Mediante el programa Cáncer de Ovario y Endometrio (COE), el instituto atiende a 500 personas, de las cuales 300 son de nuevo ingreso. Este programa está dirigido a mujeres sin afiliación al seguro social.

Diagnóstico temprano: vital

De ser diagnosticado a tiempo, el cáncer de ovario puede ser curable hasta en un 90 por ciento en su primera etapa, afirmó David Isla Ortiz, responsable del programa COE. Indicó que, en la segunda etapa, las probabilidades de recuperación se reducen al 70 por ciento, y en la tercera y cuarta, al 40 por ciento.

Algunos factores de riesgo a tener en cuenta son: maternidad avanzada, menstruación en edades tempranas, no haber procreado, menopausia tardía, terapia de reemplazo hormonal, tabaquismo, antecedentes familiares de cáncer, o ser mayor de 50 años.

En su etapa inicial, estas neoplasias se desarrollan silenciosamente, sin síntomas, y pueden ser confundidas con otras enfermedades. El 80 por ciento de las mujeres son diagnosticadas en etapas avanzadas, lo que incrementa la mortalidad.

Existen distintos tipos de cáncer de ovario, pero el más común es el epitelial, que se presenta principalmente en mujeres de entre 50 y 60 años y regularmente se detecta en las últimas etapas.

Una vez que el cáncer de ovario se encuentra en etapa sintomática se puede presentar dolor e inflamación en el vientre, estreñimiento o diarrea, sangrados anormales o la necesidad de orinar con frecuencia.

Después del cáncer

Para aquellas mujeres que sobrevivieron al cáncer, la recomendación es realizar un seguimiento médico, ya que existe la probabilidad de que el tumor reaparezca. Este proceso de vigilancia se lleva mediante citas periódicas cada cuatro meses durante los dos primeros años de vencido el cáncer; cada seis meses el tercer y cuarto año; y anualmente del quinto año en adelante.

*Con información de la Secretaría de Salud Federal.

Artículo publicado el 12 de mayo de 2024 en la edición 1111 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1116
GALERÍA
Agentes de la Sedena, FGR y GN, aseguraron seis vehículos, así como sustancias químicas, en un inmueble de la colonia Progreso, al sur de Culiacán.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.