Militares y policías simulan flagrancias para justificar detenciones

OPERATIVO EN PRIVADA EN EL TRES RÍOS. La simulación.

Jueces confirmaron autos de no vinculación a proceso de cinco personas detenidas en Culiacán y Mazatlán, porque se constató que sus detenciones no fueron como aseguraron las fuerzas de seguridad

Elementos de la Sedena, Guardia Nacional y Policía Estatal Preventiva simularon flagrancias para justificar la detención de personas con fentanilo, metanfetamina o armas en las que, incluso, participó Cristóbal Castañeda Camarillo, como secretario de Seguridad Pública, lo que favoreció a los detenidos y salieron libres.

De acuerdo con documentos judiciales, en el último mes jueces confirmaron los autos de no vinculación a proceso de cinco personas detenidas en Culiacán y Mazatlán, en 2023.

Las cinco personas, presuntamente fueron detenidas en flagrancia después de que las autoridades recibieron reportes anónimos, pero en las audiencias las versiones de los militares y policías no se pudieron sostener debido a contradicciones de los agentes, y pruebas. Por lo que los jueces calificaron como “inverosímiles” las historias de las flagrancias.

La madrugada del 11 de abril, César Osvaldo y José Julián fueron detenidos con 2 mil 300 pastillas de fentanilo, tres armas cortas, 112 cartuchos y un vehículo, en una vivienda en Culiacán.

La Sedena difundió un comunicado en el que señalaba que César trabajaba para el Mayo Zambada y era operador logístico de los centros de manufactura y trasiego de droga sintética hacia la frontera e interior de los Estados Unidos.

Ambos salieron libres porque la detención, en la que participó Castañeda Camarillo, estuvo plagada de irregularidades.

El informe policial señalaba que elementos del Ejército, Guardia Nacional y Policía Estatal Preventiva salieron a las 3:00 de la madrugada para atender un reporte que llegó al número 089 para denunciar que dos personas sacaban cajas de un vehículo y las metían a un domicilio.

La versión del informe policial indica que, al llegar a la vivienda, en el exterior había dos hombres armados que apuntaron con sus pistolas a los agentes y luego corrieron hacia el interior, por lo que fueron perseguidos y detenidos dentro de la casa, donde había fentanilo y armas.

Los elementos que participaron en la detención acudieron a declarar y hubo contradicciones.

De acuerdo con el juez, unos agentes dijeron que a bordo de seis vehículos salieron a atender el reporte de la base de la Guardia Nacional, otros mencionaron que de la Secretaría de Seguridad Pública y otros que de la Policía Estatal Preventiva.

Los elementos, indicó, tampoco coindicen en la hora, pues unos declararon que salieron a las 3:00 de la mañana y otros que a las 7:00 de la noche.

Detalló que cuando a los agentes les preguntaban datos que estaban escritos en el informe, los recordaban perfectamente, “pero se salen poquito del informe, ahí sí ya no se acuerdan de nada, ahí sí empiezan a patinar, ¿eso qué denota?, aleccionamiento”.

El juez comentó que, para justificar la denuncia anónima, solo presentaron un documento simple y el C4i dijo desconocer qué operador había tomado la llamada “porque se supone que un fantasma tomó el reporte y ya no sabemos quién es”.

El reporte mencionaba que los detenidos estaban metiendo cajas al domicilio, pero no hubo cajas aseguradas; y los agentes dijeron que cuando entraron a la casa había cargadores, y tampoco estaban asegurados.

Al lugar llegó el entonces secretario de Seguridad Pública del Estado, Cristóbal Castañeda Camarillo, y ordenó sacar lo que había en la vivienda.

“Se saltaron las trancas haciéndole caso al secretario de Seguridad Pública, que no es agente del Ministerio Público, y que a la orden de esta persona es que dicen ‘hay que llevarnos todas las cosas’, entonces, esta actuación es irregular…; el reporte no está acreditado, ahí parece, se está escondiendo información. Después no están actuando conforme al protocolo, le hacen caso a una autoridad que no tiene en ese momento autoridad como para decidir”, expresó el juez.

EL COMUNICADO. Información falsa.

La Sedena emitió un comunicado, que fue replicado por los medios de comunicación, y en la conferencia Mañanera dijeron que habían sido detenidos en un operativo tras realizar labores de inteligencia en las que también participó la Fiscalía General de la República, “¿pasó eso o realmente pasó lo que se afirmó en el informe policial homologado?… que dice, estábamos casualmente haciendo nuestras labores de seguridad y vigilancia”, cuestionó.

Comentó que “no se sabe si hay un engaño o no, porque la propia presencia del secretario de Seguridad Pública en la madrugada, ¿qué da pie a pensar?, no, es que esto más bien fue un operativo previo y si fue un operativo previo, entonces ya hay falta de certeza de qué, en realidad sucedió ahí”, expresó.

Por el mismo motivo obtuvieron su libertad Kevin Noé y Cristian Rafael, detenidos el 23 de septiembre pasado, en la privada Alegranza, ubicada en el Desarrollo Urbano Tres Ríos, en un operativo en el que participó un helicóptero.

La versión de la Sedena es que recibieron un reporte de que afuera de una casa había dos personas armadas y al llegar al lugar corrieron hacia el interior, por lo que fueron perseguidas y detenidas en la cochera.

En redes sociales se viralizó el video del momento en el que llegaron los militares y Guardia Nacional a la entrada del fraccionamiento y tumban la pluma y el portón para ingresar.

En la sala de audiencias presentaron un video, en el que se observa que en el exterior de la casa no había personas armadas y cuando llegan los militares con un aditamento fuerzan la puerta para entrar.

“Claramente se advierte que ingresaron los agentes militares de un modo distinto al que se dice en el informe policial homologado; a partir de las videograbaciones se puede advertir que carece de toda verosimilitud la afirmación de que persiguieron a las personas que se encontraban en la banqueta, que estas corrieron hacia el interior de la cochera y que fue precisamente en el interior de la cochera, donde se practicó su detención”, señaló el juez.

Mencionó que la versión de la flagrancia carece de verosimilitud y se trata de un “típico caso de intromisión indebida al domicilio”, por lo que dictó auto de no vinculación.

Un caso más en el que simularon flagrancia, fue la detención de una mujer indígena Tzotzil, con 18 paquetes con 40 kilos de metanfetamina en un autobús de pasajeros, en Escuinapa.

Según el informe policial, a las 23:21 horas del 26 de septiembre de 2023, agentes de la Policía Federal Ministerial recibieron un oficio de investigación firmado por el ministerio público, que señalaba que en una denuncia anónima se señaló: “hablo para denunciar a mi vecina, viste pantalón de mezclilla color azul y blusa de color café y trae puestos unos tenis blancos con café de la marca ‘Nike’. Ella se dedica a llevar droga a otros estados de la República, en esta ocasión va rumbo al estado de Puebla y lleva una maleta color negra repleta de droga, salió como a la 1:00 de la mañana de la central de autobuses de línea Auto Travel, de aquí de Mazatlán y va a pasar por la carretera de Escuinapa, ya basta que siga agarrando dinero fácil a cambio de contaminar gente inocente”.

El camión salió a la 1:03 horas de Mazatlán el 27 de septiembre y los agentes lo interceptaron a las 2:50 horas en la carretera Mazatlán-Tepic y la mujer fue detenida.

El juez mencionó que el oficio de investigación fue realizado a las 23:21 horas del 26 de septiembre, por lo que la denuncia anónima tuvo que ser antes de esa hora.

La denuncia, detalla, que salió como a la 1:00 horas de la terminal de Mazatlán, cuando todavía no sucedía eso, y el camión ni siquiera estaba en el puerto porque venía de Tijuana.

Mencionó que suponiendo que el reporte se refería a que el autobús salió a las 1:00 horas del 26 de septiembre, tampoco resulta lógico porque a la hora en la que se hizo el reporte, el autobús ya tenía 22 horas de haber salido de Mazatlán.

La supuesta denunciante dio el número de asiento de la pasajera, el número económico, color y placas del autobús, cuando en el boleto de la imputada ni en la lista de pasajeros aparece el número de placas ni el color, por lo que no se entiende cómo la denunciante sabía esos datos, antes de que la imputada abordara el autobús, indicó.

“Resulta inverosímil que desde las 23:21 horas de ese mismo día, una persona haya realizado una denuncia anónima en la que se precisó con exactitud no sólo la línea del autobús en la que viajaba la imputada, su número económico, el lugar de salida y su destino, sino, además, el número de placas y el color del referido autobús. Sólo una persona vidente, es decir, alguien que tuviera la capacidad sobrenatural para anticipar el futuro o descubrir aquello que no se conoce, podría saber, a detalle, toda la información que se proporcionó en la supuesta denuncia anónima”.

En los tres casos, los jueces dictaron autos de no vinculación a proceso debido a que las detenciones fueron ilegales y los detenidos fueron puestos en libertad.

Artículo publicado el 07 de abril de 2024 en la edición 1106 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
El colapso del escenario durante mitin de Jorge Álvarez Máynez en San Pedro Garza García, en Nuevo León suma al momento 9 personas muertas y más de 70 heridas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.