Humanismo Social Mexicano

AMLO EN PALACIO. Proclamación del humanismo.

El 27 de noviembre del 2022 con motivo de su 4to año de gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador le puso nombre a su política. “Hagamos realidad y gloria el Humanismo Mexicano”, lo definió como el modelo de gobierno de la Cuarta Transformación, subrayó; “Lo esencial de nuestro proyecto proviene de nuestra grandeza cultural milenaria y de nuestra excepcional y fecunda historia política”.

La nueva política económica, moral y social consiste en fomentar el progreso con justicia, la distribución equitativa del ingreso y la riqueza.” El fin último de un Estado es crear las condiciones para que la gente pueda vivir feliz y libre de miserias y temores. El aumento al salario, el reparto de utilidades y los programas para el Bienestar se han convertido en nuevos y eficaces medios para la distribución más justa de la riqueza”.

Primero los pobres es la esencia del proyecto humanista que busca transformar una sociedad de opresión y desigualdad hasta alcanzar el ideal de vivir en una sociedad mejor, más justa, igualitaria y fraterna.

El gobierno de AMLO tiene cualidades y logros que están a la vista de todos: se ha dignificado la política y la función pública, la corrupción de los funcionarios del gobierno federal se mantiene a raya, los indicadores de pobreza están a la baja. La economía al alza; la inversión privada extranjera y nacional aumentan año con año, como nunca antes se modifica radicalmente el distorsionado desarrollo nacional, sin quitar recursos y apoyos a las entidades norteñas, el sur y el sureste reciben programas e inversiones para su desarrollo, sin precedentes en la historia nacional, su economía y su bienestar crecen como nunca antes.

Se dice que el término izquierda proviene de la Revolución Francesa, según se sentaban los parlamentarios, a la izquierda los que profesaban temas de apoyo al pueblo, a la democracia, a las causas progresistas; a la derecha, los conservadores, los que estaban a favor de las clases pudientes. Con el tiempo, izquierda se identificó con las causas, movimientos y revoluciones populares de todo tipo; la Rusa, la China, las dos batallas antimperialistas del heroico Viet Nam, la revolución cubana y la mayor parte de las luchas revolucionarias del planeta; todos ellos marxistas, socialistas, maoístas, etc. La derecha está vinculada a la contrarrevolución, al fascismo, al nazismo, al imperialismo y, ahora, al sionismo. De derecha son todos las que avasallan a las clases populares, a los pueblos y naciones débiles y oprimidas.

Claramente el concepto de izquierda no se puede reducir a ser marxista, o maoísta, leninista, guevarista, castrista, socialista. Por supuesto que el humanismo mexicano de Andrés Manuel es de izquierda, popular y revolucionario. Hasta hoy día la realidad indica que está siendo mucho más exitoso que otros movimientos y triunfos revolucionarios consumados en otros lugares del planeta y cuyos resultados no han sido tan efectivos como el nuestro.

La Revolución Francesa marcó el fin de los gobiernos feudales, monárquicos, eclesiásticos y antidemocráticos y abrió una nueva etapa histórica; la edad contemporánea. La igualdad de los ciudadanos, sus derechos universales, revoluciones de independencia en Europa y América Latina, el nacionalismo y la democracia moderna.

Con la consolidación del capitalismo y la sociedad dividida en clases, aparecen las luchas y los partidos políticos de la clase proletaria y con ellas la ideología anarquista, comunista y socialista. El Marxismo cuya base política fue el Manifiesto Comunista, y el sustento teórico El Capital de Carlos Marx proclamaba, para los proletarios, la formación de un partido propio, el Comunista y el derrocamiento de los burgueses gobernantes por medio de una revolución violenta. Hubo varios intentos, pero fueron derrotados. La aplicación del marxismo a las condiciones propias de cada país llevó a la aparición del leninismo en la Rusia del siglo XIX y principios del XX y dio paso a la primera revolución proletaria triunfante, la bolchevique de 1917 en la Rusia Zarista. Mao Tse Tung en China, hizo lo propio y adaptó el marxismo a las condiciones de su país, logrando la victoria el 1 de octubre de 1949, después de una larga lucha iniciada antes de 1920, cuando fundó el Partido Comunista Chino. Su doctrina, el maoísmo, y su eslogan, “Servir al pueblo”. Ho Chi Minh que dirigió la lucha nacionalista y libertaria del pueblo de Viet Nam, y derrotó a los imperialistas de Francia y Estados Unidos, también aplicó a las condiciones propias de su país la doctrina marxista y revolucionaria. Fidel Castro no era propiamente marxista antes del triunfo de la revolución cubana; su ideología era nacionalista de izquierda, antimperialista y sustentado en las ideas de José Martí, es hasta que obligado por el bloqueo norteamericano se alía con el bloque socialista encabezado por la Unión Soviética y proclama a su revolución como socialista.

Así, Andrés Manuel López Obrador, el mejor revolucionario mexicano, proclama el humanismo y se nutre de la lucha libertaria, antiesclavista y humanitaria del cura Hidalgo; reivindica la autodeterminación nacional, el espíritu antimperialista y la visión de austeridad republicana de Benito Juárez; la terquedad incansable del anarquista revolucionario Ricardo Flores Magón; la vocación democrática y anti reeleccionista de Madero, y la identidad patriótica, popular, obrera y campesina de Cárdenas. Sería, prácticamente, el marxismo aplicado a las condiciones de México.

Artículo publicado el 26 de noviembre de 2023 en la edición 1087 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1100
GALERÍA
un accidente registrado la mañana del 30 de enero en elota dejó un saldo de 22 personas muertas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.