lunes, mayo 29, 2023
  • 00
  • Dias de Impunidad

Víctimas de la ‘Guerra Sucia’ reconocen sitios de torturas y crímenes en la 9na Zona Militar

EXGUERRILLEROS BUSCAN JUSTICIA. Medio siglo después.

Comisión de la Verdad y víctimas sobrevivientes recorren instalaciones de la Novena Zona Militar

Víctimas del Ejército durante la Guerra Sucia regresaron a las instalaciones de la Novena Zona Militar y reconocieron el lugar donde los mantuvieron detenidos y los torturaban.

Lo sobrevivientes entraron al cuartel con la Comisión por el Acceso a la Verdad y el Esclarecimiento Histórico y Justicia a las Violaciones graves a los Derechos Humanos cometidos entre los años 1965-1990.

En las instalaciones militares realizaron labores de reconocimiento cuatro sobrevivientes y 21 familiares de personas desaparecidas.

La Comisión dio a conocer que con un alto grado de certeza se identificó un sitio en donde pudieron haberse cometido violaciones graves de derechos humanos.

Este lugar fue reconocido por ex integrantes de la Liga Comunista 23 de septiembre como el mismo en el que estuvieron en 1977 y 1978.

El grupo entró al cuartel el jueves pasado y denunciaron que hubo acoso de los militares, quienes los estuvieron siguiendo y tomando fotografías en todo momento.

David Fernández, integrante del Mecanismo de Esclarecimiento Histórico, dijo que el hallazgo en las instalaciones militares dota de credibilidad a los testimonios de las víctimas.

Señaló que, de confirmarse, porque siguen las investigaciones, quedaría acreditada la comisión de graves violaciones a los derechos humanos con participación de las fuerzas armadas y la actuación de ellas fuera de la ley, y también la actuación conjunta de las policías judiciales del estado, la policía judicial federal y de la extinta Brigada Blanca, en una colusión ilegal de agentes del Estado.

“La persistencia de los vestigios habla de la impunidad de la que se sentían portadores o de la seguridad que tenían de no ser investigados porque nunca demolieron eso, nunca ocultaron las evidencias y más bien se sentían con garantías de impunidad”, indicó.

Mencionó que tras la inspección profundizarán en las investigaciones en el sitio y harán peritajes y pruebas que lleven al castigo de los perpetradores y al esclarecimiento de los hechos.

Uno de los sobrevivientes es Ramón Galaviz Navarro, quien en 1977 estuvo 15 días en el interior de la Novena Zona Militar y seis meses detenido-desaparecido en el Campo Militar Número 1.

Ramón narró que fue detenido en la sindicatura de Costa Rica y trasladado al cuartel militar en Culiacán, donde lo mantuvieron amarrado y vendado.

Mencionó que lo torturaban y le daban “uno o dos días” de descanso y luego lo torturaban otra vez.
Mientras estuvo ahí, dijo, a otro hombre que también tenían detenido le dispararon en una pierna y luego murió.

Comentó que lo sacaban del cuartel en una camioneta a “pastorear, lo llevaban a Costa Rica para que señalara a compañeros suyos.

La última vez que lo llevaron, lo metieron a un cañaveral y ahí le dijeron “se te acabo, aquí la regla es: el que no pone a nadie se muere”, pero en ese momento otro hombre que llevaban con él dijo que conocía a uno y los subieron a una camioneta y fueron a otro lugar y los agentes detuvieron a un hombre que es Cirilo Cota Rodríguez.

Cirilo narró que también fue torturado en el campo militar, en un lugar que el jueves pasado reconoció.
Señaló que el piso es el mismo y hay una cenefa de color azul que también es la misma.

“Sentí muy feo, me puse nervioso al recordar a un compañero que ahí perdió la vida, lo llevaron baleado y lo tiraron en el piso, éramos siete, ahí estábamos vendados, la desesperación mía fue que él gritaba que quería un médico y yo no podía hacer nada y ahí falleció”, manifestó.

Expresó que en aquella época los tachaban de asesinos y terroristas, pero no lo eran y solo querían que el proletariado tomara el poder.

Cirilo estuvo también 15 días en la Novena Zona Militar y seis meses detenido-desaparecido en el campo militar número 1.

Martha Camacho Loaiza, estuvo un mes en la Novena Zona y luego en una casa de seguridad de la Dirección Federal de Seguridad en Culiacán, donde fue víctima de tortura y violencia obstétrica.

Describió que el lugar donde la tuvieron en el cuartel es una casa que está escondida y enmontada y el jueves que fueron estaba encadenada.

Evoqué aquel momento cuando me llevaron ahí junto con mi esposo, mi esposo fue muy torturado, finalmente castrado y ejecutado, expresó.

Señaló que el piso es el mismo que cuando ella estuvo ahí y al desprender capas de pintura de las paredes encontraron el color azul que tenía en aquella época.

Manifestó que cuando estuvo detenida ella sí pudo ver bien el lugar donde la tenían y otro sitio que era un subterráneo, que en la visita del jueves no localizaron.

Fue un momento muy incómodo, de catarsis, donde pues estaba mi hijo que él nació en cautiverio, estaba la más joven de mis hijas y fue un momento realmente indescriptible, de diferentes tipos de emociones, comentó.

Juan Manuel Hernández, también estuvo en el cuartel durante dos meses y luego seis meses en el campo militar número 1.

Mencionó que él fue detenido cuando acaba de llegar de Los Mochis, donde habían tenido un enfrentamiento.

Detalló que fue capturado en una casa donde había propaganda y fue trasladado al cuartel.

Su trabajo, indicó, era entregar propaganda en las universidades y el ferrocarril.

Mientras estuvo detenido un compañero de él que tenía un brazo fracturado y una úlcera, murió mientras los torturaban.

Mencionó que cuando estuvo detenido lo poco que podía ver era el piso y el jueves pasado al llegar al sitio, observó que era el mismo.

Martha Yuriria Rodríguez, de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas, manifestó que con el ingreso a la Novena Zona Militar se recupera la historia y se escucha a las víctimas.

Los objetivos del reconocimiento que hicieron el jueves, manifestó, eran identificar instalaciones que pudieron haber servido para la tortura y ejecuciones extrajudiciales, recabar mayor evidencia que sirva al proceso de investigación y documentación para el proceso del esclarecimiento histórico.

Previamente hicieron un trabajo con documentos gubernamentales generados durante esos años que dan evidencia sobre las violaciones a derechos humanos.

Artículo publicado el 26 de marzo de 2023 en la edición 1052 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1061
GALERÍA
Primeras imágenes del volcán Popocatépetl tras una semana de actividad.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.