Cine: ‘El último hombre sobre la Tierra’

cine-el ultimo hombre sobre la tierra

Para Liliana (Laura Acuña) aplica eso de “ten cuidado de lo que dices…”, porque mientras, con la ayuda de su compañera de trabajo Martha (Jeka Garces), intenta conquistar al atractivo de Camilo (Rodrigo Candamill), el no tan agraciado Piquiña (Jhon Álex Toro) hace todo para que ella se fije en él, aunque la elegante mujer le aclara que eso sucedería sólo si fuera el último hombre en la tierra, y un día, para suerte de Piquiña, él y Liliana son los únicos habitantes del mundo.

Lea: Cine: ‘¿Encontró lo que buscaba?’

Más que estar bien o mal, es curiosamente extraño que en este tiempo se estrene una película como El último hombre sobre la Tierra (Colombia/2022), dirigida por Juan Camilo Pinzon. Obviamente, se trata de una muy mala, que desaprovecha la por sí sola interesante premisa de que un hombre y una mujer queden solos en el planeta y eso provoque… cualquier cosa. Pero el director no se apropia de ella, la deja ir, así como a la oportunidad de, mínimamente, lograr un producto medio decente, como sí sucede en The Last Man on Earth (1964) o Soy leyenda (2007).

El inconveniente mayor de la película escrita por Dago García no está en la estructura narrativa exageradamente sencilla y complaciente; no radica en la historia plagada de lugares comunes, que no profundiza en ningún tema y sólo apela a la celebración navideña, canciones pegajosas de temporada y al interés de conseguir pareja porque sí; tampoco está en las actuaciones inconsistentes, los personajes desparpajados y el discurso vulgar que emplean; no tiene qué ver con una fotografía que sólo registra, pero no crea ni compone; y ni en su trama aburrida y sus situaciones absurdas.

Lo más incorrecto del filme disponible en Netflix, en todo caso, no es, en general, su técnica ni su trama –de hecho, no es el único muy malo disponible en esta plataforma ni estrenado en las salas de cine: infinidad similares le preceden y muchísimos del mismo corte le secundarán. Más que otra cosa, es extraño de él que se base en estereotipos que, además de repetitivos, se perciben ofensivos, cuando otras personas que buscan igualdad, equidad y respeto, intentan eliminarlos, erradicarlos, por lo menos desvanecerlos o debilitarlos.

Casualmente, en la historia hay dos grupos de personas: las más “atractivas”, de color claro, de nivel socioeconómico alto, con los mejores puestos laborales, ropa de moda, que consumen comida saludable y de calidad, forman uno; las “feas”, de color oscuro, con dificultades económicas, que aparecen hasta abajo en el organigrama, usan cualquier prenda y se alimentan sin medir sus calorías, son otro.

Por supuesto que lo anterior no es adecuado y suena obsoleto, pero hay algo peor: en ese contexto fatalista de fin del mundo solo importa el (buen) sexo y se insiste en cosificar a la mujer y esta no tiene empacho en dejarse llevar y buscar algo similar con el único hombre que queda. Que esto este mal o bien, no es el punto, sino lo inadecuado que resulta cuando en la realidad se pretende, oportunamente, todo lo contrario. Incluso, esa misma masculinidad “hegemónica”, “tóxica” que por otro lado se quiere “deconstruir”, en El último hombre sobre la Tierra está presente, aceptada y como el principal atractivo para una mujer que, se supondría, lo rechazaría. Véala… bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Artículo publicado el 26 de marzo de 2023 en la edición 1052 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
Organizaciones, medios de comunicación y periodistas exigieron al Estado Mexicano extraditar a Dámaso López Serrano, el Mini Lic, para que sea juzgado por el asesinato del periodista Javier Valdez.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

Noticias

Secciones

Suplementos

Columnas

Contacto

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.