Fondos de gestión social: gastos de diputados que generan controversia

congreso

Aunque en la Constitución local no figura como facultad de los diputados gastar fondos de gestión social, el Congreso del Estado destina 800 mil pesos mensuales, que suman 9.6 millones de pesos anuales para ese rubro, que se ejerce prácticamente al libre albedrío.

En la actual Legislatura cada diputado recibe un monto mensual de 20 mil pesos que puede administrar libremente para destinarlo a gestión social o las llamadas coloquialmente “ayudas sociales”. Las reglas de operación de ese programa o fondo no son públicas, lo único que se conoce es que la Dirección Administrativa del Congreso del Estado pide que ese gasto sea justificado con comprobantes fiscales y las evidencias fotográficas.

El presidente de la Junta de Coordinación Política, Feliciano Castro Meléndrez, aseguró que sí existen lineamientos para las entregas de esas ayudas, aunque él por una convicción personal decidió declinar recibir ese fondo y con ello su uso.

En la anterior Legislatura también rechazó recibir ese fondo la entonces diputada Graciela Domínguez Nava, quien fungía en el cargo de presidenta de Jucopo.

La Ley Orgánica del Congreso del Estado de Sinaloa señala entre las obligaciones de los diputados, representar los intereses de los ciudadanos, así como promover y gestionar la solución de los problemas y necesidades colectivas ante las autoridades competentes.

El Instituto Mexicano por la Competitividad (IMCO) ha realizado estudios sobre la aplicación de ese gasto en gran parte de los Congreso locales, y ha señalado que la ley no habilita a los diputados a entregar despensas o juguetes, ni a ofrecer fiestas o ayudas económicas, ni a construir obra pública, y que hacerlo representa una mala práctica porque invade tareas del Poder Ejecutivo.

En las legislaturas anteriores, a la mayoría de diputados de Morena, el Congreso del Estado otorgaba un total de 70 mil pesos para dos rubros con nombres muy similares: gestoría social y un fondo de gestión social.

En una revisión Ríodoce encontró que lo mismo se gastaba en centros de mesa, flores, que en material de construcción, pasteles o dulces.

Para el presupuesto de 2019, el Congreso del Estado aprobó por unanimidad desaparecer esos fondos por considerar que era una simulación para que los diputados tuvieran mayores ingresos personales, y que ahora se integrarían como parte de la dieta legislativa.

Al calor de una crisis de unidad al interior del Grupo Parlamentario de Morena en la anterior Legislatura, se empujó la idea de restituir el fondo de gestión social, que sería gastado discrecionalmente, pero ahora de 20 mil pesos. La propuesta fue recibida con beneplácito por todos los grupos parlamentarios.

Ante la falta de claridad de cómo la ciudadanía puede acceder a ese fondo, actualmente de 20 mil pesos mensuales que el diputado puede asignar en completa libertad, han surgido señalamientos en la forma discrecional con que son empleados.

Aquí algunos ejemplos:

La diputada Almendra Ernestina Negrete ha sido cuestionada en redes sociales por presuntamente no brindar esos apoyos monetarios a quien se lo solicita.

Los señalamientos fueron calificados por la legisladora de Morena como una campaña de desprestigio que denuesta su actividad profesional. “Estoy siendo víctima de persecución política y mediática”, aseguró.

La presidenta de la Comisión de Igualdad, Género y Familia, enfatizó que siempre se ha conducido con transparencia, y que la comunidad LGBTTIQ, así como su distrito 12, siempre ha sido su prioridad.

Negrete Sánchez acudió ante la titular de la Auditoría Superior del Estado, Emma Félix Rivera, para entregarle personalmente sus comprobaciones fiscales del fondo de gestión desde que tomó protesta hasta ese día.

El diputado de Morena, Pedro Villegas Lobo, ha sido también señalado por no otorgar esos fondos a personas en precariedad económica.

La denuncia se originó porque entre sus comprobaciones fiscales realizadas a cargo de los gastos de gestión figuran pagos para estudios de doctorado en el Centro de Estudios Mar de Cortés a la maestra de Educación Básica, Mitzy Anahí Báez Nevárez, así como los pagos de servicios dentales, por 13 mil 500 pesos, a Vicente Fernández Escobar, quien se ha desempeñado como director de Grupos Vulnerables del Ayuntamiento de Culiacán.

El legislador confirmó que otorgó esos apoyos porque consideró que son personas que estaban con una necesidad específica. En el caso de la maestra porque sus ingresos como docente no le permiten cubrir los gastos de estudios de doctorado, en tanto que el funcionario municipal se encontraba en una situación que requería de inmediato un apoyo para solucionar una condición de salud, además de que se ha distinguido por ser un servidor público eficiente que con pocos recursos presupuestales ha dado resultados en el gobierno municipal.

Recordó que durante el desempeño como legislador ha acostumbrado donar sus aguinaldos para alguna causa social, como cuando lo hizo a iniciativa propia en favor de la otorgación de becas para estudiantes universitarios que no tuvieran recursos para cubrir sus colegiaturas. Solamente el último aguinaldo lo ha destinado para cubrir necesidades personales.

Villegas Lobo mencionó que la Dirección de Administración es estricta en que se cubran los comprobantes con todos los requisitos para comprobar el gasto, como por ejemplo los comprobantes fiscales y la evidencia fotográfica, que en ocasiones puede ser incómoda por tratarse de personas con algún padecimiento.

Otro caso es el de la diputada del PAN, Giovanna Morachis, quien de acuerdo a los comprobantes de sus fondos de gestión, aparece que entregó apoyos de cubetas de impermeabilizante a Sergio Galván Solano, quien ha sido regidor del Ayuntamiento de Culiacán y es padre de una exdiputada local, pero en el comprobante de los gastos reportó que era una persona de la tercera edad y no podía solventar en ese momento la compra de las dos cubetas del material.

Aunque las facturas aparecen el registro de la comprobación difundida por el Congreso del Estado, la legisladora afirmó que es falso que haya dado ese apoyo a Galván Solano.

La diputada aseguró que tiene documentados todos los apoyos que ha destinado a compra de sillas de ruedas, andaderas, impermeabilizantes comprados a precios preferenciales. Dentro de los apoyos están escuelas, personas con cáncer en el Hospital Civil en condiciones de situación extrema.

Coincidió con Villegas Lobo que es muy fuerte la revisión en el Congreso del Estado de los gastos de gestión para que cumplan los requisitos, e incluso en más de una ocasión se han excedido del tope, pero no lo incluyen dentro de los comprobantes.

“Nosotros no tenemos nada que nos puedan reprochar”, sostuvo.

Artículo publicado el 19 de marzo de 2023 en la edición 1051 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
El colapso del escenario durante mitin de Jorge Álvarez Máynez en San Pedro Garza García, en Nuevo León suma al momento 9 personas muertas y más de 70 heridas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.