Acusado de cometer un homicidio con sadismo, llevará su juicio en libertad

SEDE REGIONAL DE JUSTICIA PENAL. Decisión polémica.

Un juez ordena prisión oficiosa, y otra jueza la niega

En una resolución inédita, una jueza de control resolvió que un hombre vinculado a proceso por un asesinato sádico, lleve el juicio en libertad.

Se trata de la jueza Ana Célida Alarcón Rocha, que llevó la continuación de la audiencia inicial en la causa penal 574/2022 el pasado viernes 24 de febrero, y en la que resolvió que el imputado por el delito de homicidio calificado cometido con premeditación, ventaja y crueldad, Carlos Aurelio H., el Panadero, lleve el juicio en libertad una vez que lo vinculó a este ordenándole que no deberá de acercarse a los testigos ni a la denunciante y que deberá de resguardarse en su domicilio, en el fraccionamiento Valle Cañaveral, en Los Mochis, bajo la supervisión semanal de la Unidad de Medidas Cautelares (UMECA).

La jueza negó a los fiscales la prisión preventiva oficiosa que la Constitución Mexicana reserva para los delitos de homicidio, secuestro, violación y delincuencia organizada. Los fiscales apelaron la decisión y buscan su revocación.

En su justificación, la jueza argumentó la convencionalidad de la medida cautelar de prisión, atendiendo la reciente sentencia del 2006 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que reconoce la inconvencionalidad de las figuras de arraigo y prisión preventiva oficiosa en México, en especial atención al principio de presunción de inocencia, por el caso de dos hermanos veracruzanos que pasaron 19 años en prisión por un asunto de armas de fuego.

Además de que acusó que los fiscales no aportaban un análisis de riesgo de sustracción de la acción de la justicia por el imputado.

Los fiscales se opusieron a las medidas cautelares y antepusieron el riesgo que representa el imputado para las victimas y los testigos, y a que fue necesaria el cumplimiento de una orden de aprehensión pues el individuo se había ocultado en el ejido Lázaro Cárdenas, en Tijuana Baja California, en donde fue apresado el 17 de febrero, tras un operativo que concluyó con el sitio a la vivienda y una ardua negociación para que se entregara sin causar ninguna baja policial. Pero la jueza desechó el argumento. Dijo que su decisión era “difícil” y… la ordenó.

Antes, la misma funcionaria reservó la audiencia inicial a petición de la defensa del imputado, con el argumento de que se conocerían detalles de una joven que, siendo menor de edad, fue atacada sexualmente. Ella sostuvo que haciendo privada la audiencia protegía a la víctima atendiendo la ley para una vida libre de violencia.

A la jueza no le sirvió la explicación que los fiscales dieron y que versaba que la misma petición la había desechado otro juez de control que, inicialmente, el 5 de diciembre de 2022, vinculó a proceso a Agustín D. P., alias Carnicero y a Juan Carlos M. V., conductor de plataforma, pues la violación que se mencionaba era asunto de otra carpeta de investigación, y que el juez de entonces sólo había exhortado a reporteros a reservar cualquier dato de la joven. Lo que se cumplió.

El Panadero, resulta el tercer implicado en el asesinato de Jesús Antonio F. J, perpetrado el 9 de febrero del 2021, en el fraccionamiento Valle Cañaveral y que terminó a espaldas de Urbi Villa del Rey, en un basurero, en donde tres individuos pretendieron deshacerse de la víctima.

El asesinato, según la fiscalía, se había planeado semanas antes cuando los tres decidieron “chingarse a un bato”.

La decisión la tomaron cuando una hija de su víctima les contó que su padre constantemente abusaba de ella y que cotidianamente agredía a su madre y traumaba a sus hermanos.

La noche que decidieron perpetrar el asesinato, pidieron a la joven que sacara a sus hermanos de la casa, a lo que accedió. Entonces, los tres se encapucharon, pero el Panadero y el Carnicero ingresaron a la casa, atacaron a golpes a su víctima, lo acuchillaron y lo abordaron en la cajuela de un auto Honda.

Luego se trasladaron a una parcela y abandonaron a su víctima en un basurero, en donde continuaron golpeándolo y acuchillándolo. Allí dejaron que se desangrara.

Cuando las investigaciones iniciaron, los fiscales se encontraron con el Panadero y este declaró que sabía que quienes se habían llevado al muerto habían sido los sicarios. Luego desapareció de la ciudad. Meses después, la hija del asesinado se apersonó en la Vicefiscalía y denunció los hechos, pues ahora, los tres sujetos abusaban de ella.

Así, fueron capturados dos de los tres presuntos asesinos, vinculados a proceso y con prisión preventiva oficiosa. Casi tres meses después, el tercer implicado cae, pero la jueza Ana Célida Alarcón Rocha lo favoreció.

Tras conocerse lo blandengue de la medida cautelar dictada por la jueza, otros presuntos homicidas pidieron la revisión de estas, pero los magistrados las negaron. La fama de Alarcón había llegado a los presos, y pedían que esta viera sus asuntos.

Artículo publicado el 05 de marzo de 2023 en la edición 1049 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1112
GALERÍA
El colapso del escenario durante mitin de Jorge Álvarez Máynez en San Pedro Garza García, en Nuevo León suma al momento 9 personas muertas y más de 70 heridas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.