jueves, febrero 2, 2023
  • 00
  • Dias de Impunidad

Ciudadanos vapulean a regidores de Ahome

RECLAMO DE MOCHITENSES. La huida de Genaro.

Acusan de corruptos, vendidos, mediocres a los ediles

Otra pretendida venta de espacios públicos a particulares adinerados por el cabildo de Ahome encendió la indignación de residentes de Topolobampo, que encararon, increparon y vilipendiaron a cuatro regidores, que no tuvieron más opción que escapar de quienes los rodeaban.

Otro grupo de inconformes cercó al secretario, Genaro García Castro, pero este, con mayor tino, se zafó. Ofreció atender a los quejosos mañana martes, y dio una explicación somera de la venta anunciada. “No hay nada, tiene que pasar, primero, por cabildo. Los espero el martes”, precisó dando pasos hacia el bulevar Topolobampo, en donde ya lo esperaba sus guardaespaldas.

Nora Arellano Chávez, ex síndica del puerto, aceptó la oferta y se reagrupó con su contingente para establecer la estrategia del encuentro.

Justo atrás de García Castro, un cerco policial de mujeres que fue enviado al cobertizo del Centro Cultural, se mantuvo expectante, pero no actuó para proteger a los ediles copados. Había una razón para ello.

Entre los concejales confrontados estaba Carlos Valle Saracho, el regidor que se ha convertido en el verdugo de policías manipulando a la Comisión de Honor y Justicia de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana para despedirlos por causas banales, y en el peor de los casos, imputarles hechos.

El tema que levantó la indignación fue destapado por el regidor, Julio César Valdez Miguel, vocal en la comisión de Urbanismo, Ecología y Obras Públicas del Ayuntamiento de Ahome, que reveló que esta y la de Hacienda habían aprobado la venta de un polígono de 1,935.96 metros del barrio Standar al particular, Juan Ramón López Solís, resolviendo la petición hecha el 28 de febrero del 2022. “Mayoritearon, y sacaron el acuerdo”, dijo.

Ahora falta que el pleno del cabildo lo apruebe para que se concrete, pero todavía no hay fecha para que se suba al pleno, aclaró.

Mientras esto sucede, los residentes del puerto se armaron con cartulinas, y en la sesión solemne de cabildo en el cobertizo del Centro Cultural realizada el jueves 17 de noviembre, llegaron en masa, sumando acciones a la protesta que desde el 13 de marzo está vigente, pero que no fue escuchada sino ignorada por los ediles.

Allí el contingente aguardó a que la sesión concluyera, y cuando hubo sucedido avanzaron en fila desde varios frentes y coparon a los regidores, que fueron tomados por la retaguardia, los flancos y vanguardia.

Una vez enfrente, la andanada de reclamos se soltó. Pedro Ceballos Rendón, Carlos Roberto Valle Saracho, Judith Elena Luna Castro y Marysol Morales Valenzuela, escucharon en sus caras los epítetos: regidores tramposos y corruptos, vendidos con los capitalistas que han depredado el puerto por ambición.

Jorge Apolinar Parodi Núñez fue el acicate del grupo, y reiteró la petición de no a la venta del predio Estándar, y exigió a los regidores prudencia y respeto al pueblo, así como observar el deber de bien común.

“Topolobampo ha sido la caja chica de los políticos corruptos, de los Labastida, malovas, los Vega que, asociados con los empresarios Félix, García, Ramírez y otros se han apropiado de terrenos de uso común, como el mercado popular, la estación de bomberos, la pesquera vieja, el malecón y que ahora llegan por lo que queda, el barrio Estándar y el muelle; ellos rellenaron esteros, mataron criaderos de camarón y con el paso del tiempo se quedaron con los nuevos terrenos; todos son una mafia de corruptos, de traidores, y estos regidores no son la excepción, pues provienen de los mismos intereses; veremos si se salen con la suya”, dijo.

Nora Alicia Arellano Chávez, ex síndica del puerto, consideró como brutal la embestida del cabildo a la comunidad, que en lugar de proteger los terrenos de uso común, pretenden venderlos a particulares, en lugar de gestionar recursos para mejorar la calidad de vida colectiva, buscan anular los poquísimos espacios libres.

Ulises Pinzón Vázquez, síndico de Topolobampo, pidió a los regidores comulgar con el pueblo y denegar la venta, recordando que el puerto ha sido botín de empresarios y políticos, citando que los terrenos ganados al mar terminaron en sus manos. “Está en sus manos resolver la demanda, la población cree que somos un gobierno distinto y que los escucharemos”.

Agobiados, sin palabras, mudos, nadie reaccionó. Sólo Ceballos Rendón buscó esquivar la andanada, argumentando que buscará al síndico (Ulises Pinzón) para tratar el problema, porque era la autoridad, y no la comunidad. El socarrón edil repitió la propuesta una y otra vez, hasta que los inconformes le flanquearon el paso.

“Ya veremos, ya veremos. Estamos listos para lo que venga, si es la toma del palacio, allá estaremos, si hay que movilizarnos, lo haremos”, resumió Parodi, y la comunidad lo aceptó.

Artículo publicado el 20 de noviembre de 2022 en la edición 1034 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1044
GALERÍA
El ex gobernador de Sinaloa, Jesús Aguilar Padilla fue despedido por familiares y políticos. El gobernador Rubén Rocha Moya y su gabinete hicieron guardia durante homenaje póstumo en Palacio de Gobierno.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.