lunes, enero 30, 2023
  • 00
  • Dias de Impunidad

Pagan terreno a ex alcalde de El Fuerte con sobreprecio

El Alcalde Gildardo Leyva ofende a su propio cabildo

El alcalde de el Fuerte, Gildardo Leyva Ortega, pagó al ex presidente municipal, José Julián Vega Ruiz con sobreprecio de 1.2 veces el valor un terreno de 1.5 hectáreas en donde la Guardia Nacional construyó su cuartel.

Exhibida la promiscuidad financiera del gobierno municipal de El Fuerte por los regidores Sandra Ham Mendívil y Jairo Samuel Leyva Soto el alcalde respondió con insultos, rompiendo el protocolo de la sesión ordinaria del cabildo.

Se trata de un lote de 1.5 hectáreas localizado sobre la carretera Estación Hoyancos-El Fuerte que se ampara en la escritura pública 659 volumen VI del 13 de septiembre del 1996 desincorporado de 9.36 hectáreas del predio “Bagiahui” propiedad del ex presidente municipal, José Julián Vega Ruiz y que en dos ocasiones fue perdido por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el 24 de mayo del 2022 y el 13 de mayo del 2021, pero que fue validado hasta el 21 de septiembre del 2022.

Para el pago duplicando el valor, el ayuntamiento se basó en el peritaje de Sergio Guillermo Rivera Verduzco, que lo tasó en 2.7 millones de pesos, habiendo cuadriplicado el valor comercial, pero que el ex alcalde lo redujo a 1.5 millones de pesos, como oferta, tras negociarlo con el presidente municipal, Gildardo Leyva Ortega, según este lo confesó a su cabildo en la sesión número 10.

La razón para esa supuesta negociación fue una petición del gobernador Rubén Rocha Moya al alcalde, puesto que la Sedena ya había construido el cuartel en predio ajeno.

Sin embargo, el regidor, Jairo Valenzuela documentó que el mismo predio se había valuado el 25 de agosto del 2020 en 630 mil pesos, y que fue tratado en ese precio por la alcaldesa, Nubia Xitlali Ramos Carbajal, en sesión de cabildo. Sin embargo, la operación con dinero del gobierno estatal no se concretó por alguna razón que no fue documentada.

Además, en dos años, el predio no había tenido mejora ni se habían introducido servicios públicos y pese a ser vocacionado como habitacional y comercial, continuaba siendo un terreno de agostadero, con monte bajo, cercano a carretera, pero sin más servicios ni utilidad.

Según el regidor independiente, dicha la irregularidad se sumaba a otras situaciones oscuras del cabildo, como la afirmación de haber recibido otras ofertas y el haber visitado predios disponibles, sin que exista prueba alguna de ambos ejercicios.

Más bien, argumentó, lo aprobado por las Comisión de Hacienda era un “copia y pega” de la sesión de cabildo del 25 de agosto del 2020 de Ramos Carbajal.

A la crítica de Jairo Samuel se sumó Ham Mendívil y entre ambos hicieron ver las irregularidades en el precio inflado del predio y en el origen del dinero, y llamaron a hacer una tregua en la aprobación hasta tener certeza de que lo actuado era real. “No podemos sentarnos aquí y hacer lo mismo que otras administraciones”, dijo la pasista.

Y aunque sus pares pretendieron avasallarlos, las críticas pudieron más, y encendieron la mecha al presidente municipal, que armado con un discurso belicoso que era releído en silencio por su compinche de al lado, el secretario, Édgar Adair Espinoza, confrontó a los regidores de oposición.

Primero, fustigó a su antecesora cuya administración calificó de “cochinero”, y después se erigió en pulcro aduciendo “si desconfían de mí, desconfían del señor gobernador. Llámenle”.

Pero no fue todo, pues ya con vuelo y habiendo despegado la perorata, afirmó: “No somos iguales, somos diferentes de quienes hacen política cochina, mediocre, que pretenden lucrar políticamente con una cosa de seguridad pública. Son posiciones retrógradas, de enanismo político quienes no miran el cambio”.

Jairo, que lo miraba sin dibujar ninguna emoción en su rostro, respondió a la sarta de palabras soeces. Y llamó al alcalde a que se apegue al reglamento de la sesión de cabildo y al Código de Ética y se abstenga de insultar, vejar y dañar al cabildo, pidiéndole que se comporte con educación.

Furioso, crispado, encolerizado, el alcalde buscó una controversia más violenta, pidiendo la palabra con la bravuconada de “Déjenmelo a mí”.

Pero la cosa no pasó a mayores, pues su secretario, Édgar Adair Espinoza y el regidor, José María Flores Soto, lo palmearon gasta calmarlo.

Este no es el primer encontronazo con los regidores de oposición, pues antes, el edil buscó reducirles autoridad disolviendo el patronato de Cruz Roja que presidían. Y esto sucedió cuando los ediles descubrieron manejos turbios con el subsidio municipal.

Incluso, el propio alcalde ha ordenado vetar a los ediles de toda información interna, a fin de que no obtengan información del manejo financiero de la comuna.

Artículo publicado el 02 de octubre de 2022 en la edición 1027 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1043
GALERÍA
Culiacán vivió una serie de narcobloqueos, saqueos y enfrentamientos tras la detención de Ovidio Guzmán y 21 personas más en Jesús María. Se reportaron al menos 29 personas muertas, entre ellas 10 militares y 35 heridos.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.