Exhibe hackeo, debilidad de la Sedena

Exhibe hackeo, debilidad de la Sedena

La información hecha pública por el periodista Carlos Loret de Mola, no abona información novedosa, pero sí confirma lo ocurrido en el ‘Culiacanazo’

El robo de miles de correos, —entre los que se incluyen cartas, textos, comunicados, archivos adjuntos y videos confidenciales—, de los servidores de la Secretaría de la Defensa Nacional, aun cuando hasta el momento no aportan información novedosa sobre el “Culiacanazo”, la salud del presidente Andrés Manuel López Obrador o los desencuentros entre los titulares de la Sedena y la Semar, sí exhiben la fragilidad de la seguridad cibernética del Ejército.

Lea también: Sedena: el espía espiado

El hackeo, supuestamente realizado por un grupo de activistas autodenominados “Guacamaya”, fue revelado el jueves por el periodista Carlos Loret de Mola en su canal de youtube Latinus y confirmado la mañana siguiente por el presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Pues es cierto. Hubo un ataque cibernético, así le llaman al robo de información, mediante estos mecanismos modernos extraen archivos. Pues es gente muy especializada, no cualquiera”, admitió.

“Tengo entendido que este mismo grupo ya ha hecho lo mismo en otros países, creo que en Colombia, en Chile, por eso pienso que es algo que se maneja desde el extranjero, que no es de México.”

Los hacker “Guacamaya”

El grupo de activistas centroamericanos “Guacamaya”, robó el pasado 19 de septiembre cerca de 400 mil correos electrónicos, entre minutas, comunicaciones, informes reservados y documentos de inteligencia militares que abarcan cinco años de comunicaciones de los servidores del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Chile (EMCO).

Los piratas informáticos filtraron los datos del EMCO como parte de una operación denominada ‘Fuerzas Represivas’ que incluyó al Comando General de las Fuerzas Militares de Colombia, la Fuerza Armada y la Policía Nacional Civil de El Salvador y el Ejército del Perú. La organización DDoSecrets y la plataforma EnlaceHacktivista afirmaron tener 10 terabytes de información recibida desde el grupo “Guacamaya”.

“Filtramos sistemas militares y policiales de México, Perú, Salvador, Chile, Colombia y entregamos esto a quienes legítimamente hagan lo que puedan con estas informaciones”, declaró el grupo a través de un comunicado el día del ciberataque en Chile.

En el comunicado los hackers, que anteriormente habían centrado sus intervenciones en empresas mineras y petroleras, las policías y varias agencias reguladoras latinoamericanas, señalaron que el plan consiste en revelar información confidencial bajo el argumento de que dichos países han “imitado el colonialismo de las naciones que otrora invadieron el territorio a pesar de su proclamada independencia”.

Añade que con el pretexto de garantizar el orden interno, las “fuerzas armadas”, como los cuerpos policiales y sus derivados “ejercen el control y monopolio de la violencia a nivel intra-estatal”, pese a que deberían ejercer la democracia y derechos humanos.

“Es por esto que ‘Guacamaya’ nos filtramos en sus sistemas y hacemos pública la propia documentación de estos entes del terror, donde queda demostrado lo anteriormente expuesto”.

El experto en ciberseguridad, Alberto Escorcia, declaró en una entrevista con W Radio que es el tercer ataque que sufre la Sedena y se trata de un suceso muy grave debido al robo demás de seis terabytes de información, y sorprende que el Ejército se muestre carente de experiencia en la protección de sus áreas más sensibles.

El también periodista explicó que la técnica utilizada por los hackers se conoce como “fuerza bruta”, y consiste en probar con múltiples nombres de usuario y contraseñas, hasta que se consigue el acceso a servidores.

Mencionó que en 2013 piratas informáticos hackearon los servidores de Sedena y subieron un video con el manifiesto zapatista y amenazaron con publicar datos que encontraron en el servidor.

Además, señaló que se cuenta con evidencia sobre filtraciones de información desde marzo de este año, en las que destaca un posible conflicto entre el Ejército y la Marina.

El presidente López Obrador minimizó la infiltración al sistema de la Sedena.

“Aprovecharon que están llevando a cabo un cambio en el Ejército, me decía el general (Luis Cresencio Sandoval), del sistema de información, por eso son profesionales los hackeadores, y se meten y sacan toda la información. Pero, pues es de dominio público”, dijo.

“Si se actúa con transparencia, que es la regla de oro de la democracia, si no se miente, si se habla con la verdad, pues qué problema puede uno tener.”

En México, se ha presentado también el hackeos de los portales de la Secretaría del Trabajo, Secretaría de Economía y de Pemex.

SEDENA. Vulnerabilidad al descubierto.

Las filtraciones de la Sedena: el ‘Culiacanazo’

De acuerdo a Carlos Loret de Mola, las filtraciones de los correos de la Sedena que le envió el grupo “Guacamaya”, incluyen seis terabytes de información confidencial que datan de 2016 hasta septiembre de 2022.

Entre la información que hizo pública el pasado jueves, se encuentra la detención de Ovidio Guzmán el 17 de octubre de 2019, y que derivó en una reacción violenta del Cártel de Sinaloa conocida como “Culiacanazo”, y que incluyó bloqueos de carreteras, quema de vehículos, el secuestro de militares y que dejó nueve personas sin vida, obligó a las autoridades a liberar al hijo de Joaquín el Chapo Guzmán.

En el documento hecho público se confirma lo publicado por Ríodoce el 30 de octubre de 2019 sobre la llamada que los militares le pidieron hacer a Ovidio a su hermano Iván Archivaldo Guzmán, en la que le pide detener las agresiones. “Ya paren todo, ya me entregué, ni modo”, le dijo Ovidio Guzmán López a su hermano, Iván Archivaldo. La respuesta de él fue una negativa: “ahorita te vamos a rescatar”, afirmó.

“A las 15:17 horas los efectivos de seguridad invitan a Ovidio Guzmán López a persuadir a sus hermanos de cesar su ‘actitud hostil’ de los integrantes de las células; el líder del Cártel de Sinaloa estableció comunicación directa con Iván Archivaldo Guzmán Salazar, conminándolo a ordenar el cese de las agresiones, pero su hermano respondió con una negativa y lanzó amenazas en contra del personal militar y sus familias”, menciona el documento difundido por Loret.

En el mismo documento hecho público el pasado jueves, se señala que la detención de Ovidio fue realizada para atender una solicitud de extradición solicitada el 2 de abril de 2018 en la Corte Federal de Columbia, en Estados Unidos, y que el presidente ordenó la liberación de Ovidio a las 19:30 horas, como lo ha admitido en diversas ocasiones el propio López Obrador.

Otro dato que dio a conocer como novedad por Loret de Mola es que las víctimas mortales durante el “Culiacanazo” fueron nueve y no ocho, como según él ha informado la Sedena, pero en realidad la Fiscalía General del Estado de Sinaloa señaló desde un principio que habían sido nueve los fallecidos.

ANDRÉS MANUEL LÓPEZ. Nada nuevo.

Las enfermedades de AMLO

Loret de Mola también dio a conocer correos en los que se detalla que López Obrador padece angina inestable de riesgo alto, gota e hipotiroidismo.

El periodista señaló que el pasado 02 de enero, López Obrador fue trasladado en calidad de “grave” de su rancho de Palenque, Chiapas al Hospital Militar de la CdMx.

“Una serie de documentos confidenciales revelan que ese día, en Palenque, el presidente tuvo que ser monitoreado, canalizado y medicado antes de volar al aeropuerto de la Ciudad de México, desde donde fue llevado de inmediato, en helicóptero, al hospital militar con diagnóstico grave”, aseguró.

El mandatario admitió la veracidad de la información, la cual afirmó que ya era de dominio público.

“Todo lo que se dice ahí es cierto y se ha expresado. Si acaso lo de la ambulancia que fue a Palenque a principios de enero, porque había un riesgo de infarto y me llevaron al hospital, y me recomendaron un cateterismo, si ustedes se acuerdan de eso, me dijeron: ‘Hay que hacerlo’; les pedí unos días. En eso, me dio COVID y tuve que esperar a que pasara el COVID, y ya fui al hospital y me hicieron el cateterismo”, mencionó López Obrador.

En otra filtración, aseguró Loret, hay una carta fechada el 22 de junio pasado del secretario de la Marina, Rafael Ojeda, dirigida a Luis Cresencio Sandoval, titular de la Sedena, en la que muestran sus diferencias sobre la seguridad en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM),

“Esto no es cuestión de números, sino de coordinación entre instituciones, siempre respetando nuestras áreas de competencia… nunca con la intención de buscar protagonismos”, escribe Ojeda Sandoval.

Con lo anterior, señala Loret de Mola, “podemos deducir el nivel de choque entre las dos cabezas de las Fuerzas Armadas”.

Artículo publicado el 02 de octubre de 2022 en la edición 1027 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1115
GALERÍA
Agentes de la Sedena, FGR y GN, aseguraron seis vehículos, así como sustancias químicas, en un inmueble de la colonia Progreso, al sur de Culiacán.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.