sábado, octubre 1, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad
  LO ÚLTIMO

Montadeudas en la era de las Apps

montadeudas

Ya casi terminamos el mes de agosto con días un tanto lluviosos en la capital de Sinaloa, lo que nos ha obligado a congregarnos alrededor de las mesas de los cafés o de las cantinas; dentro de los temas de conversación que estuvieron en boca de todos fue el de los montachoques, los culichis nos creíamos ajenos a estas prácticas más comunes de la ciudad de México, la gran capital.

Ya entrados en la bohemia salió a relucir la noticia que en redes sociales también se estuvo viralizando la nota que dio la fiscalía “Cuidado con los montadeudas”. Como medida preventiva alertaban a la población en no caer en las redes de los usureros que ya habían brincado al uso de la tecnología para cometer sus actos reprobables.

—¿A ver Clark, cómo está eso de los montadeudas, por qué no debemos agarrar los que se ofertan en el feis?— Escuché que alguien preguntó por ahí. Y como buen mitotero, comencé por el principio.

De Colombia para el mundo

Fue en CDMX en la que, tanto montachoques como montadeudas, empezaron a proliferar. Los segundos empezaron a llamar la atención de las autoridades porque se empezaron a redactar relatos de hechos similares.

“Iba caminando por la calle y un tipo me abordó y empezó a platicarme sobre los beneficios de obtener un crédito con ellos, que no era necesario tanto papeleo, y que me daban el dinero bien rápido… se me hizo fácil y caí. Empecé a pagar pero me atrasé, en eso momento conocí los intereses altísimos que me estaban cobrando, la deuda se me volvió impagable y comenzaron las amenazas, se volvió una extorsión. —Si no nos pagas vamos a ir por tu familia—, me decían por teléfono”.

Tras investigaciones, autoridades encontraron que esta era una banda de delincuencia organizada que había llegado de Colombia a operar con esas prácticas, añejas en ese país latino. Y encontraron en la capital del País, un caldo de cultivo que los llevó a convertir estas prácticas deshonestas en un negocio muy redituable.

¿Necesitas dinero? No checamos buró

En su mayoría han sido jóvenes o desempleados los que caen en las manos de estos delincuentes, hoy más fácil que antes, ya que a veces ni necesitas salir de tu casa para convertirte en víctima de esos delincuentes. Basta con que en Facebook te gane la curiosidad de un anuncio tipo “Si andas ajustado este mes, en OKrédito te prestamos desde 2000 pesos sin checar buró”, le das clic al anuncio que te abre la tienda de aplicaciones de tu teléfono y descargas la aplicación. Comienzas el trámite y en 15 minutos ya te están depositando esos dos mil pesos a tu cuenta.

Todo parece genial, nunca pudo ser tan rápido y fácil salir de una bronca. Pues se repite el viejo y conocido refrán “lo barato sale caro”.

“Usura: quien aprovechándose de la necesidad apremiante, ignorancia o la notoria inexperiencia de una persona, obtiene un lucro excesivo mediante intereses o ventajas económicas desproporcionadas.” Así se tipifica en algunos Código Penales del país, el delito que cometen los prestamistas cuando se pasan de vivos.

Empiezas a conocer al usurero cuando en la app revisas cuánto debes de tu crédito, para tu sorpresa a la semana ya tienes intereses aplicados sobre la deuda, penalizaciones e intereses sobre las penalizaciones, tus 2 mil pesos se convierten en 8 mil en dos semanas, la deuda se vuelve impagable.

La tecnología como medio de extorsión

Los malandrines ya no se limitan a llamarte por teléfono a deshoras para cobrarte, ahora gracias a que cuando instalaste el software de Flamingo Cash y le diste clic a “Siguiente” y “Ok” a todas las ventanas que te estaban saliendo para poder usar la aplicación y poder llenar la solicitud de préstamo, les diste acceso a tus fotos, tus contactos, tu cámara y hasta tu micrófono, les diste acceso a tu vida.

Ya con tu información personal empieza la extorsión “Si no nos pagan los 8 mil pesos que nos debes en una semana te vamos a quemar con todos tus contactos de whatsapp y en el feis de que eres un violador, tenemos fotos tuyas con poca ropa”. Cuando te mandan la primera foto a tu guats, esa foto que nadie tiene, entonces pasas de la desconfianza al terror.

Estas aplicaciones te las puedes encontrar tanto en Android como en Iphone, simulan ser aplicaciones con buenas intenciones pero si llegaste a ellas con anuncios tipo “sin dejar garantía”, “No checamos historial de crédito”, “rapidito y sin tantas preguntas”, “la confianza es nuestro valor” y demás ganchos, ¡Cuidado!

El problema es tal que si bien las encuentras en las tiendas de aplicaciones de los teléfonos desde el momento que viste el anuncio en un par de semanas pueden ser borradas sin dejar rastro y ni a quien echarle la culpa ya que estas “empresas” ni siquiera están constituidas, simulan ser negocios que ofrecen servicios financieros, cuando en la realidad ese es su modus operandis.

La prevención es la solución

Ahora que sabes cómo operan, solo evita ese tipo de anzuelos, las verdaderas instituciones financiera tienen sus apps y están realmente constituidas, sus procesos son formales y, algunas, piden garantías, como es el caso de las casas de empeño. Y lee permisos solicitados a tu móvil por parte de la app.

Artículo publicado el 28 de agosto de 2022 en la edición 1022 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1026
25 de septiembre del 2022
GALERÍA
Un #terremoto de magnitud 6.9 sacudió el sureste de Taiwán este domingo, indicó el USGS, dejando al menos una persona muerta y más de 70 heridas; y activando alertas de tsunami a lo largo de las costas.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.