Consulta indígena, otra vez acusan simulación; Rocha niega injerencia

LA CONSULTA EN CERRO CABEZÓN. Funcionarios de Semanart e INPI toman partido.

Los promotores de los juicios de amparo que frenaron la construcción de la planta de amoniaco en la bahía de Ohuira, su territorio sagrado, sabían que llegado el día de la consulta indígena serían traicionados por las demás tribus, que darían el sí a los inversionistas extranjeros.

Y esos días aciagos llegaron. El 9 y 10 de julio, el gobierno federal organizó las consultase en 12 comunidades. El sí ganó por aplastante mayoría en La Florida, Vallejo, San Isidro, San Miguel Zapotitlán, 5 de Mayo, todos de Ahome; como también en El Carrizo Grande y Salsipuedes, en Guasave. En Juan José Ríos y el Cerro Cabezón se dividieron las opiniones entre el sí y el no.

En todas las comunidades en donde ganó el sí, festejaron la oportunidad que el gobierno federal les dio para definir un proyecto de inversión, pero ninguno de los que votaron o habitan el lugar defendió ese mismo derecho 10 años atrás.

El derecho que festejaban lo habían ganado yoremes de Lázaro Cárdenas, Ohuira y Paredones que durante siete años mantuvieron una lucha legal, solos, sin el respaldo de las demás tribus. Por eso, ellos sabían que llegado el momento, estaría solos, además, tendrían en contra el gobierno federal, al del Estado y los municipales, como ya lo habían demostrado durante una consulta realizada en 2021.

Las asambleas indígenas fueron simultáneas, y debieron conducirse por usos y costumbres, sin intervención de nadie, pero en ellas, los funcionarios de Semanart e INPI tomaron partido.

En el 5 de Mayo, ellos y no el cobanaro condujeron la asamblea. Ellos preguntaron si aceptaban a la empresa. Ellos pidieron levantar la mano, ellos explicaron los beneficios de la industria. Ellos ocultaron los perjuicios; levantaron la bitácora de asistentes, impusieron el orden del día, lo desahogaron. Ellos la concluyeron.

En el Cerro Cabezón, se repitió la historia del 5 de Mayo, e incluso los que debieron ser observadores, obstruyeron su realización impidiendo a avecindados acercarse al recinto, con el argumento de que estaban en sitio prohibido, incluso rasuraron el padrón y permitieron que se diera mal trato yoremes por yoremes.

LUCINDA SANDOVAL. Consulta fue inducida.

Lucinda Sandoval, ex diputada federal y creadora de la reestructuración del INPI, dijo que lo sucedido en el Cerro Cabezón es muestra de lo deteriorado, podrido e inducido que está la consulta, pues no se respetan los usos y costumbres, sino que los funcionarios federales están imponiendo el criterio y sesgando la respuesta al sí.

Dijo que en el Cerro Cabezón, el padrón de yoremes se redujo en 70 por ciento pues de más de 200 miembros sólo votaron 50. “Esto sucedió porque se eligió mal el día y la hora, lo que deliberado, porque aquí, ganaría el no”.

En San Miguel Zapotitlán, la imposición fue más burda. Allí, se atacó a yoremes y se ejerció violencia de género, de tal magnitud que se apagaron los micrófonos, se hostigó a lideresas y los funcionarios del gobierno federal buscaron exhibir a los opositores enviándolos al centro de la asamblea, un ritual que en ninguna enramada sucede.

Criselia Sánchez criticó el procedimiento y aseguró que por la intromisión de estos, los procedimientos pueden ser fácilmente invalidados cuando el juez tenga de nuevo los informes oficiales y sus vicios.

Tras la consulta, el Presidente, Andrés Manuel López Obrador, el gobernador, Rubén Rocha Moya y el alcalde, Gerardo Octavio Vargas Landeros dieron por sentado que la planta de fertilizantes se construiría con el sí de los yoremes.

En un comunicado de la Semanart, la dependencia no reveló el resultado de la consulta y calificó el ejercicio como ejemplar e histórico.

Felipe Montaño Valenzuela, cobanaro de Ohuira y uno de los promotores del amparo que obligó al gobierno a reconocer el derecho a ser consultado, reconoció que ciertamente era una fecha histórica la de este sábado y domingo, pero la cual quedará grabada como un ejercicio viciado por la corrupción, y cuando las etnias vendieron por 300 pesos su dignidad, otros por una despensa, una torta y un jugo se volvieron sumisos a los poderes que desde hace 500 años los han conquistado.

“Era la oportunidad de revelarse, de decirle a los poderes empresariales, y a los gobiernos, que en tierra yoreme se respeta la ley. Pero la perdieron”.

Claudia Quintero, dijo que en realidad en la consulta indígena, nada ganaron los que votaron por el sí, porque la empresa continuará perdiendo dinero en ese barril sin fondo en que se metieron, pues el caso legal no concluye con ella, sino que continúa. “Estamos listos para lo que viene”.

El grupo de Ohuira se reunió este viernes con Óscar Loza Ochoa, integrante de la Comisión de Derechos Humanos de Sinaloa, y cuadraron parte de la defensa legal a los derechos humanos vulnerados en la consulta pasada.

Rocha niega injerencia y compra de votos

El gobernador Rubén Rocha Moya dijo no creer en la versión de que hubo compra de votos en la consulta indígena para que votaran a favor de la planta de amoniaco.

Mencionó que también dicen que los opositores están financiados por los que importaban amoniaco que no quieren la planta y tampoco cree en esa versión.

“Esa idea de que el indígena es maniobrable y todo lo demás, yo no la comparto, hay que tener respeto a los indígenas cuando resuelven, cuando ejercen un derecho en la consulta”, señaló.

Comentó que la nación mayo-yoreme seguramente votó a conciencia.

El Gobierno del Estado, aseguró, no tuvo nada que ver en la consulta ni intervino en ella.

Comentó que él se reunió con los yoremes y les dijo que no dejaran que los presionaron.

Pidió que le den un elemento de que hubo compra de votos.

“Yo creo en la dignidad de la gente, no me gusta que al no compartir una resolución pongan en entredicho la dignidad de los indígenas que sí votaron a favor y si lo hicieron por sus propios intereses, muchos dijeron es que me van a dar becas es que me van a dar trabajo, ellos tienen que reflexionar, lo reflexionaron”, mencionó.

Comentó que “es muy mal ejercicio estar en una oposición y no reconocer que la gente tiene capacidad para resolver y los indígenas tienen capacidad para eso”.

Aseguró que él respeta tanto a los que están en contra como a los que están a favor.

Artículo publicado el 17 de julio de 2022 en la edición 1016 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1115
GALERÍA
Agentes de la Sedena, FGR y GN, aseguraron seis vehículos, así como sustancias químicas, en un inmueble de la colonia Progreso, al sur de Culiacán.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.