sábado, junio 25, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Los daños colaterales del narco

DONDE HABÍA UNA SALA. El socavón.

Se le hunde el piso a un vecino de Juntas del Humaya; por debajo de su casa pasa un narcotúnel

Vecinos de la colonia Juntas del Humaya de esta ciudad de Culiacán sabían que un narcotúnel pasaba por debajo de sus casas pero por miedo no decían nada, hasta que la tierra se “tragó” a uno de ellos.

El pasadizo fue asegurado por la Fiscalía General de la República (FGR) en 2012, pero nunca lo rellenaron.

La madrugada del martes 10 de mayo, Ricardo, de 26 años, dormía en un sillón en la sala de su casa cuando el suelo se hundió. Junto con el sillón el joven quedó dentro de un hoyo de más de 2 metros de profundidad.

Por debajo de su vivienda pasa un “narcotúnel” que empieza en un inmueble ubicado a una casa de la suya, en la calle 18 de Febrero, entre Cebolla y Lechuga.

La vivienda de la que sale el túnel fue asegurada en 2012 por elementos del Ejército, pero no hubo detenidos en el lugar.

Desde hace cuatro años los vecinos de al menos cuatro casas empezaron a sufrir los efectos del túnel, cuando en una de las viviendas un árbol de mango que está en el patio trasero se hundió.

El árbol quedó dentro de un hoyo por el que se puede observar el túnel.

En esa misma casa el piso del patio está cuarteado y se reventaron las tuberías del drenaje y el agua. Los desechos del drenaje que debería irse hacia la tubería de la calle caen en el hoyo. Con el tiempo, dice la propietaria, la humedad ha reblandecido el suelo y la casa se hunde y las paredes están cuarteadas. El patio de la vivienda no lo usan por temor a que se quiebre el piso.

LOS DESTROZOS. Una vecina señala hendiduras en la pared de su casa.

En otras dos casas las paredes también se empezaron a cuartear, los pisos se desnivelaron, las puertas se descuadraron y ya no cierran, en la noche escuchan que las paredes y el techo crujen, en algunas partes al golpear el piso vibra y se escucha hueco.

En una vivienda más las paredes también tienen cuarteadoras y en el patio un árbol de limón también se hundió.

El sillón en el que se hundió Martín fue sacado a la banqueta y colocaron una lona para cubrirse del sol. Ahora se sientan ahí porque en su sala hay un hoyo y temen que otra parte del piso también se caiga o toda la casa porque las paredes están cuarteadas.

La dueña de la casa contigua al inmueble donde empieza el túnel dejó de vivir ahí por miedo a que la construcción se derrumbara.

Desde poco más de dos años dejó la casa porque ya presentaba cuarteadoras y el piso hundimientos. Del otro lado de una de las paredes de su casa está la entrada al túnel.

La vivienda donde empieza el pasadizo quedó en el abandono después de que la aseguraron.

Un día, dicen los vecinos, llegaron soldados y la aseguraron. Comentan que no hubo personas detenidas, que nunca había gente ahí.

Desde entonces la vivienda se empezó a convertir en un basurero y los niños se metían a jugar hasta que un día hubo un incendio y fueron los bomberos, quienes se dieron cuenta que había un túnel. Luego llegaron personas a tapar pero solo echaron concreto en la entrada del subterráneo que ya estaba llena de basura.

Después un herrero invadió la propiedad e instaló su taller ahí hasta que las autoridades fueron a sacarlo y la casa volvió a quedar sola y llena de basura.

De acuerdo con los vecinos cuando construyeron el túnel trabajaron durante tres meses día y noche y sacaban góndolas con tierra.

“Cuando estaban trabajando sacaban góndolas de tierra todo el día y toda la noche pero jamás pensamos qué era”, comenta una de las vecinas.

Otra mujer que vive en esa zona, dijo que “nunca nos imaginamos que era un túnel, nosotras pensábamos que estaban haciendo una casa porque estaba todo tapado, ni nos asomábamos”.

Otra vecina más señala que mientras trabajaban se escuchaban ruidos todo el día y su casa vibraba.

“No podía dormir porque retumbaba la casa, vibraban las puertas, no podía dormir los primeros días, ya después me acostumbré”, expresó.

JUNTAS DEL HUMAYA. El túnel debajo de un mango.

Cuando se dieron cuenta que había un túnel después de que la casa fue asegurada no dijeron nada por temor. Tampoco sabían por dónde pasaba hasta que se hundió el árbol de mango.

Las personas que viven en las casas que hasta el momento han sufrido daños, dicen que duermen con miedo y hasta sienten que la cama se mueve y cualquier rato se hunde el piso.

A pesar del miedo seguirán ahí porque no tienen a dónde irse, pero confían en que el gobierno las ayudará a reparar sus viviendas.

La Secretaría de Obras Pública del Gobierno del Estado envió técnicos a revisar las viviendas.

De acuerdo con información de la dependencia, inspeccionarán la trayectoria del túnel para rellenarlo y evitar más daños en las cimentaciones de las casas y reparará las viviendas afectadas.

Hasta el momento solo se sabe que pasa por cuatro casas porque son las que han resentido los daños.

Los vecinos creen que termina hasta el canal o en alguna de las dos casas que también fueron aseguradas en 2012 y están ubicadas a una cuadra de ahí.

La casa donde empieza el túnel fue asegurada en 2012 y dos años después la Fiscalía General de la República, mediante edictos, llamó al propietario o representante legal para que acudieran a reclamar la propiedad en un plazo de 90 días.

Debido a que nadie la reclamó, la vivienda causó abandono a favor del Gobierno Federal y la FGR transfirió el inmueble al entonces Servicios de Administración y Enajenación de Bienes, hoy Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado.

En una tarjeta informativa el IDEP informó que implementarán medidas para prevenir riesgos.

La dependencia aseguró que cuando FGR le transfirió la vivienda, conforme a los procedimientos del Instituto, al inmueble fue asignado un turno para vigilancia y resguardo.

“Es indispensable resaltar que, dadas las condiciones materiales del inmueble (mismas que se establecieron desde su transferencia), así como su estatus jurídico, el mismo, se encuentra desocupado. No obstante lo anterior, el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, desde el mes pasado se encuentra diseñando un plan que permitirá, en principio, establecer con qué autoridades deberá interactuar para dimensionar el riesgo, así como las medidas que en materia de protección civil habrán de implementarse, a efecto de prevenir situaciones como la sucedida”, señala.

Artículo publicado el 15 de mayo de 2022 en la edición 1007 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1012
19 de junio del 2022
GALERÍA
Destruye FGR en Culiacán 45.9 mil litros y 15.2 mil kilos de sustancias químicas para elaborar drogas sintéticas
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.