En la búsqueda de controlar la flama inflacionaria

inflacion

El repunte inflacionario que se registra en todas las regiones del mundo se ha convertido en el centro de preocupación de los gobiernos y de los bancos centrales de cada país.

La tasa de inflación interanual de la zona euro se situó en 7.5 por ciento en el mes de marzo, inducida de manera determinante por la acelerada subida del precio de la Energía Eléctrica, el Gasy de los derivados del petróleo, esto como consecuencia de la invasión de Rusia sobre Ucrania.

España es uno de los países con la tasa de inflación más elevada de la Unión Europea, el 9.8 por ciento y más de 3 puntos por encima de la media europea. Hay otros países como Lituania (15.6 por ciento), Estonia (14.8 por ciento), Países Bajos (11.9 por ciento) y Letonia (11.2 por ciento), están registrando tasas más elevadas.

La inflación en los últimos 12 meses en Estados Unidos ha sido la más grande de los últimos 40 años. Su índice de precios al consumidor aumentó 8.5 por ciento en marzo respecto del año anterior, el incremento interanual más alto desde diciembre de 1981. Los precios de los alimentos, la gasolina y la vivienda, entre otros, acosan a los consumidores y anulan los aumentos salariales que mucha gente ha recibido en la era post COVID.

La aceleración en el ritmo de la inflación se ha producido en el marco de un mercado laboral en auge, como nunca.
En México durante la primera quincena de abril del 2022, registró una tasa de inflación interanual de 7.72 por ciento, un nivel que no se veía desde enero del 2001.

Por el entorno internacional tan complejo no parece fácil lograr contener el crecimiento de los precios de los bienes y servicios que integran la canasta básica. El crecimiento de los precios en México está, siendo inducido por dificultades de suministro, por complicaciones de la cadena de logística internacional. Además, el fin del confinamiento ha provocado un repunte muy fuerte de la demanda de bienes y servicios, de lo cual se han aprovechado los proveedores para incrementar los precios y con ello tratar de recuperar las pérdidas registradas durante el período de la pandemia.

Durante la pandemia, muchas familias ahorraron dinero y una vez que se liberaron de las restricciones relacionadas con COVID y pudieron salir y gastar el dinero, con ello se generó un desequilibrio en el mercado que está perjudicando a los consumidores con precios elevados. Es de esperarse que una vez que se gastan los ahorros, se habrá de volver a los niveles normales de demanda y eso ayudará a reducir el crecimiento de la inflación.

Además, en los últimos meses en México se están registrando un crecimiento de la generación de fuentes de trabajo como nunca, en comparativos anualizado, se han creado poco más de un millón de empleos, lo que ha incrementado el flujo de ingreso de las familias y con ello también ha servido para dimensionar la demanda de bienes y presionar el aumento de los precios.

La flama inflacionaria de México podría haberse expandido de no ser por la intervención del gobierno federal al contener con subsidios los precios de los energéticos como la gasolina, el diésel, el gas y la energía eléctrica. Son bienes que al registrar un incremento ligan un encarecimiento de la cadena productiva de todo tipo de bienes y servicios.

También está ayudando mucho el que durante la presente administración federal se hayan manejado con equilibrio las finanzas públicas del gobierno federal y el comercio internacional se haya fortalecido, lo que ha favorecido que el dólar no se haya encarecido y por lo tanto el costo de los productos importados fueran más elevados. Hasta aquí el gobierno federal ha cumplido con su tarea dentro de su competencia directa para contener la inflación.

Las acciones del Banco de México, aumentando la tasa de interés, de poco han servido para contener el aumento de los precios, más bien su impacto positivo se debe observar en la incidencia sobre la retención de capitales extranjeros al ofrecer mejores niveles de rentabilidad a los inversionistas y con ello estabilizar el tipo de cambio peso/dólar. Al encarecerse el dólar, los productos importados también aumentan en el mercado nacional.

El presidente de México y su gabinete llevan días negociando con los dirigentes de los organismos empresariales un acuerdo para contener el alza de los precios.

El sector empresarial, mucho tiene que aportar para ayudar a contener el encarecimiento de los bienes, particularmente las grandes cadenas comerciales que son las que tienen un dominio en la definición de los precios con sus proveedores. Mejorar sus esquemas de organización y gestión, como eficientar las cadenas de suministro para reducir costos de operación y sacrificar utilidades está dentro de sus posibilidades. Es tiempo de que la expansión de las cadenas industriales y de comercialización se financie más con crédito en el mercado bancario que con elevados márgenes de utilidad.

Artículo publicado el 30 de abril de 2022 en la edición 1005 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1100
GALERÍA
inician las campañas electorales rumbo a los comicios del 2 de junio en México.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.