Quirino Ordaz, manzana de la discordia en el PRI

QUIRINO ORDAZ. Adiós al partido. FOTO: PRESIDENCIA/CUARTOSCURO.COM

Quirino Ordaz Coppel se va a España, eso es un hecho. La aprobación lograda en comisiones del Senado significa la mitad del boleto. Y esta semana va por la otra mitad, cuando su caso se discuta en el pleno. Solo con los senadores morenistas (31) el ex gobernador tendría ganada la embajada. Igual tendrá el apoyo de los aliados, pero él quisiera también el de los priistas. Sobre todo estos. Y los del PRD. Por eso se reunió hace días con Miguel Mancera, el ex jefe de la Ciudad de México. Entre más votos tenga a su favor, más legítimo su encargo y menos grilla cuando vaya a presentar sus cartas credenciales ante el Rey Felipe VI.

El dirigente nacional del PRI está cumpliendo su amenaza de expulsarlo del partido por aceptar la embajada, cosa que al mazatleco le importa un comino. Lo ha dicho en sus círculos más cercanos. No se siente priista y, en realidad, nunca lo fue. Por lo menos no con la convicción de otros. Es empresario, viene de una familia privilegiada que recibió siempre el cobijo de priistas de cepa, como Antonio Toledo Corro, pero hasta ahí.

Por eso no dudó en aceptar la propuesta del presidente de la república. No creo que haya calculado que el tema sería tan polémico. Pero había muchos ingredientes en la olla. Acababa de pasar una elección donde el PRI casi pierde hasta el nombre y en Sinaloa se vio arrasado por la ola morenista ante un gobernador que se hizo a un lado empezando porque el candidato a la gubernatura no era de su equipo.

Así, cuando AMLO anuncia que lo quiere como embajador en España, muchos vieron el gesto como un pago de favores. En realidad Quirino no tenía mucho qué hacer en la elección y menos por un candidato que se había colado por la ventana, que le fue impuesto por la nomenclatura del partido, en alianza con panistas y perredistas (Hay que recordar los pormenores de aquella reunión en su casa de La Primavera, el día que Mario Zamora fue ungido como candidato). La otra razón es que a Rubén Rocha le había funcionado la estrategia de sumar a su campaña al Partido Sinaloense, y eso prácticamente le aseguraba el triunfo a él y a los candidatos que iban en coalición.

Pero aceptar un cargo en el gobierno de la llamada Cuarta Transformación es, para Alejandro Moreno, un acto de traición al tricolor. Eso es lo que ha estado vendiendo a los senadores de su partido que esta semana, en el pleno, tendrán que asumir una postura. Aprueban o rechazan la propuesta del presidente. Y no habrá términos medios por más que las posturas se vistan de ausencias o abstenciones. En la reunión de comisiones, por ejemplo, Beatriz Paredes se abstuvo de votar a favor o en contra y ese fue un regalo para Quirino, que habían pactado horas antes, en una reunión que tuvieron en un restaurante muy cerca de la sede del Senado. Miguel Mancera votará a favor y tratará de llevarle los votos de los otros dos senadores perredistas. Nada es gratis y Mancera sabe que, estando Quirino muy cerca del presidente y de la 4T, puede conseguir muchos favores.

Lo que llamó la atención durante la semana pasada fue el cambio de postura de Mario Zamora, que parecía haber comprometido el voto en favor del ex gobernador. El lunes Paola Gárate subió a su cuenta de twitter una carta donde pide a los senadores del PRI, PAN y PRD, que voten en contra de la ratificación de Quirino como embajador, y minutos más tarde Mario la retuiteó. Nos llamó la atención y le llamamos. Nos dijo que, aún cuando apoya al ex gobernador, se sujetará a los acuerdos del partido al que pertenece. Mario es parte del Consejo Político Nacional del PRI, donde se acordó expulsarlo y no querrá pelearse con “Alito”, su líder nacional. Y menos con Miguel Ángel Osorio Chong, jefe de la bancada priista en el Senado. Los dos son, ahora, las figuras más fuertes del priismo y Mario Zamora quiere repetir como senador aunque llegue, otra vez, como primera minoría. Para eso ocupa al PRI estatal y controlarlo. Una vez Quirino en España, dependerá mucho del apoyo que le puedan brindar desde el centro del país.

Bola y cadena
LA PREGUNTA ES DÓNDE QUEDARON los priistas de verdad en medio de esta guerra de intereses y aspiraciones personales, dónde las bases del partido, lo que sea que esto signifique, dónde los cuadros medios, las estructuras. El día de la jornada electoral, hay que recordar, fueron los cuadros medios del PRI, decenas de ellos, los que más se expusieron ante una operación narca que los secuestró y les impidió movilizar a sus simpatizantes para que fueran a votar. Que Quirino haya aceptado la invitación del presidente sí puede verse como una traición a esos priistas… y particularmente a Mario Zamora –por si éste no lo ha visto así. Y a los priistas que, bien o mal, un día lo llevaron al poder.

Sentido contrario
NO RECUERDO SI POR INICIATIVA del entonces gobernador Malova, al Cártel de Sinaloa se le empezó a llamar Cártel del Pacífico, como si esto fuera a cambiar la percepción que de nuestra entidad tienen en otras partes del país y del mundo. Al comentar sobre el fusilamiento de 17 personas en San José de Gracia, Michoacán, matanza que se atribuye al CJNG, el presidente AMLO pidió –no sé a quién—que ya se le cambiara el nombre porque eso afecta a Jalisco. Y entonces uno entiende por qué la violencia criminal está ahora peor que nunca. Y sin ninguna esperanza de que haya alivio.

Humo negro
ANTES DE CERRAR LA EDICIÓN, de nuevo otra noticia dolorosa. En Fresnillo, Zacatecas, tierra del gobernador David Monreal, mataron a otro periodista. Uno más y contando.

Artículo publicado el 06 de marzo de 2022 en la edición 997 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1101
GALERÍA
inician las campañas electorales rumbo a los comicios del 2 de junio en México.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.