jueves, junio 30, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

A dos años de que llegó el Covid a Sinaloa, siguen contagios y muertes

EMPLEADA DEL IMSS. La lucha heroica del personal de Salud
Foto IMSS Culiacán.

La pandemia del COVID-19 cumplió dos años en Sinaloa. Todo inició la mañana del viernes 28 de febrero de 2020. El presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer los dos primeros casos en el país, uno de ellos en nuestro estado.

El caso correspondió a un paciente de 41 años originario de Hidalgo. Esta persona habría estado en Italia por motivos de trabajo, luego se traslada a la Ciudad de México y posteriormente a Sinaloa en donde fue recluido durante 14 días en el hotel Lucerna, en Culiacán.

La escena parecía salida de una producción de Hollywood. Hombres vestidos con trajes de bioseguridad color blancos iban y venían por los pasillos del hotel ubicado en una de las zonas más exclusivas de la capital.

En redes sociales, los peores deseos para este paciente. Otros con mensajes de aliento. Finalmente fue dado de alta y regresado a su estado.

En los días posteriores comenzaron los primeros contagios locales. Uno de los casos más conocidos fue el de un paciente originario de Los Mochis quien, estando en Estados Unidos, contrajo la enfermedad y viajó desde la frontera a su ciudad de origen para ser atendido.

A partir de ahí los casos comenzaron a ser más comunes. Lo mismo en la capital que al sur y al norte, todo Sinaloa poco a poco comenzó a aparecer marcado con casos del virus SARS-CoV-2.

Navolato, por su cercanía con Culiacán, fue de los municipios pequeños que ha sufrido el virus.

Un brote en San Pedro, Navolato, fue el inicio del viacrucis. Todo lo provocó un evento en Altata durante los primeros días de marzo. Dejó al menos seis muertes confirmadas y el cierre masivo de establecimientos.

El temor se apoderó del pequeño pueblo y su bahía. Gente aislada y comercio colapsado y la ausencia del estado: no hubo ayudas.

Al corte del jueves 3 de marzo Navolato acumula a 4 mil 160 casos y 335 defunciones.

Y en los diferentes picos que ha tenido la pandemia en Sinaloa, ha sido Culiacán en donde ha variado poco o nada. Los contagios no han cesado y menos los fallecimientos.

A 732 días del primer caso en Sinaloa, Culiacán, que desde el día uno de la pandemia se ha mantenido como el epicentro de la enfermedad en el estado, sigue incrementado sus cifras.

En dos años la capital ha acumulado casi 50 mil casos de los 119 mil 314 y 3 mil 395 muertes de las 9 mil 631.

Semana a semana la ciudad con poco menos de 1 millón de habitantes se estableció como una de las 25 a nivel nacional con mayor letalidad por el virus.

Tan sólo durante los dos últimos meses Sinaloa acumula 43 mil 234 casos de COVID-19. La llamada tercera ola ha significado más del 36 por ciento del total de casos durante dos años.

Y durante todas las olas de contagios es en Culiacán en donde mayor eco hace la enfermedad. Entre enero y febrero de este año ha acumulado 19 mil 248 contagios. Eso es equivalente a casi el 50 por ciento de todos los contagios en el estado durante ese periodo.

Y junto a la capital, los municipios de Ahome, Guasave y Mazatlán aportan más del 75 por ciento de la pandemia en el estado. En dos años, estas ciudades han aportado constantemente casos a la estadística oficial.

El carnaval, un remedio para el coronavirus

Los contagios por COVID-19 experimentaron en Sinaloa un decremento considerable entre el 24 de febrero y el 1 de marzo. En ese lapso el Estado mantuvo en promedio 134 casos diarios, una baja considerable en comparación con los 586 que deja todo el mes de febrero.

En ese mismo período se llevó a cabo el Carnaval Internacional de Mazatlán. Las aglomeraciones y los festejos no causaron incremento alguno de momento, al contrario, una tendencia a la baja en comparación a la semana inmediata anterior en el puerto.

El puerto pasó de tener en promedio 209 contagios a la semana a apenas 80 durante la celebración del Carnaval. El balance es a través de los datos de los reportes diarios de la Secretaría de Salud, que sin importar el cambio de administración, siguen con más dudas que certezas.

Por ejemplo, el informe del lunes 28 de febrero hubo registro de 99 nuevos contagios y en Mazatlán no hubo reporte de caso alguno.

El reporte para Mazatlán ubica que al corte del jueves 3 de marzo existen en el puerto 227 pacientes con el virus activo. Una semana antes, el jueves 24, el registro era de 319. La prevalencia de casos vino a la baja justo durante la celebración del evento.

Pero esas son cifras preliminares. El balance aún no ha sido dado a conocer por la Secretaría de Salud ni por el titular de la dependencia, Héctor Melesio Cuen Ojeda.

Previo a la inauguración del evento, Cuen Ojeda mencionó a medios locales sobre lo que podría venirse durante el evento, las expectativas.

“En el carnaval no va a pasar nada, únicamente se va a contagiar la gente y después del contagio, 5, 6 o 7 días hay síntomas y al mes la gente comienza a morir”, dijo.

Y a pesar de que en un inicio el funcionario se opuso a la realización del evento, este se llevó a cabo, y ahora, bajo reserva de que se venga un nuevo rebrote, el puerto ya se prepara para su siguiente gran evento con la Semana Internacional de la Moto del 20 al 24 de abril.

Artículo publicado el 06 de marzo de 2022 en la edición 997 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1013
26 de junio del 2022
GALERÍA
Destruye FGR en Culiacán 45.9 mil litros y 15.2 mil kilos de sustancias químicas para elaborar drogas sintéticas
COLUMNAS
gamo publicidad
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.