Cifras históricas en Sinaloa con la variante Ómicron

PRUEBAS COVID. Laboratorios saturados.

Tendremos que aprender a convivir con el virus: Salud

El COVID-19 sigue en ascenso. La frase puede ser repetitiva en medios, sin embargo se queda corta. La primera mitad de enero está significando la de mayor cantidad de contagios en promedio en casi 2 años de pandemia en Sinaloa. Ese ha sido el nivel de propagación de la variante Ómicron.

Entre el 1 y el 12 de enero Sinaloa ha registrado cifras históricas tanto de contagios diarios como de pacientes activos con el virus SARS-CoV-2 acumulando en promedio 509 casos cada 24 horas y más de 2 mil 370 pacientes activos.

Históricamente los peores meses de la pandemia en el estado han sido entre junio y agosto tanto de 2020 como de 2021. El pico más alto de contagios se alcanzó con la variante Delta el año pasado con 491 casos cada 24 horas.

Eso ocurrió durante julio de ese año y al mes siguiente la cantidad de casos diarios disminuyó a 366 contagios al día.

Fue la estela dejada por la variante Delta del COVID-19. Para finales de ese mismo año aparece Ómicron, una variante más contagiosa del también conocido como coronavirus.

El director del Laboratorio Nacional para la Investigación en Inocuidad Alimentaria (LANIIA) del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), Cristóbal Cháidez Quiroz, explicó a este semanario durante diciembre del año pasado un posible escenario para el estado con la incursión de la variante Ómicron. Y un mes más tarde comienza el ascenso de casos que advirtió.

“Lo que se conoce hasta ahorita es su capacidad de transmisión. Al parecer es mucho más rápida en transmisibilidad que la variante Delta, lo que sí no se sabe es el grado de daño que pueda provocar, no se tiene esa información todavía”, explicó entonces Cháidez.

Ya durante la primera semana de enero, en una publicación en sus redes sociales, Cháidez Quiroz advierte que el crecimiento de casos está relacionado por la conjunción de ambas variantes en Sinaloa.

“En los últimos días hemos visto un incremento de casos de COVID-19 entre amigos, familiares, vecinos, y esto está relacionado por la presencia de la variante Ómicron que junto con la variante Delta están causando una explosión de casos”, explicó el especialista.

“La variante Delta la conocemos desde el año pasado por su alta severidad y en las últimas semanas apareció la variante Ómicron que es altamente transmisible, pero independientemente de cualquiera que sea la variante lo importante es seguir manteniendo las medidas de higiene y distanciamiento, y cuando tengamos síntomas realizaron una prueba preferentemente PCR y acudir al médico”, añadió.

Estadística desinflada

La noche del jueves 13, la Secretaría de Salud de Sinaloa dio a conocer nuevos lineamientos emitidos por la Dirección General de Epidemiología en donde se considerarán casos activos a SARS-CoV-2 aquellos con siete días posteriores al inicio de los síntomas y no 14 como era en un principio.

El período se recortó a la mitad y ello significó que municipios como Culiacán bajara de 2 mil 447 pacientes activos a 737 en menos de 24 horas mientras que el estado bajara de casi 5 mil 400 a mil 859 casos activos.

Contagios en el gabinete

Al corte de esta edición existen 50 casos confirmados de Ómicron en Sinaloa, según palabras del secretario de salud Héctor Melesio Cuen Ojeda, quien el mediodía del jueves 13 dio a conocer además que él es positivo al virus y sospechoso a esa variante.

“Hoy me realicé la (prueba de) PCR resultando positivo a COVID-19, de manera presuntiva es variante Ómicron”, explicó el secretario Cuen en un mensaje en su cuenta de Twitter.

La estela de casos alcanzó a otros funcionarios y funcionarias del gabinete estatal. La titular de la recién creada Secretaría de Bienestar y Desarrollo Sustentable (SEBIDES), Ruth Díaz Gurrola, resultó contagiada del virus el martes 11.

Previamente la titular de Educación en el estado, la ex diputada por Morena, Graciela Domínguez Nava, dio positivo al coronavirus así como José Jaime Montes Salas, secretario de agricultura.

Estar alertas

Durante los últimos meses de 2021 la capacidad hospitalaria era más que holgada en Sinaloa. Se hablaba de reactivar totalmente los servicios que se vieron interrumpidos por la pandemia y poco a poco volver a la normalidad.

Las más de mil 400 camas disponibles para pacientes enfermos de COVID-19 comenzarían a quedar en desuso llegando a presentar hasta un 95 por ciento de disponibilidad, sin embargo, con la ola de este mes la capacidad disminuyó un 3 por ciento.

Al respecto, desde la dirección de prevención y promoción de la salud del gobierno estatal se declaran aletas, según explicó el doctor Gerardo Kenny Inzunza Leyva, titular del área.

“A estas alturas estamos preparados, tenemos más conocimiento y más experiencia. Hemos notado que la variable Ómicron es más transmisible en comparación con las demás, es la característica que desarrolló el virus para buscar sobrevivir, conforme va cambiando o mutando el virus lo que busca es contagiar al mayor número de personas pero lo que busca también es seguir vivo”, explicó.

Durante la tercera ola la capacidad de camas se vio rebasada en Sinaloa junto con la demanda de oxígeno. La situación ahora parece ser distinta. Entre la vacunación y la experiencia en el tratamiento de la enfermedad las hospitalizaciones han sido mínimas entre noviembre y diciembre. Sin embargo esto podría cambiar.

“Ya están los protocolos de la conversión hospitalaria, ya están las camas, el oxígeno, los especialistas… lo que está pasando estamos preparados y estamos esperando lo que llegue”, añade.

Tanto en Estados Unidos como en Europa la variante Ómicron creció al grado de incrementar considerablemente la hospitalización por el virus. El primer paso en Sinaloa visto ha sido la saturación de los laboratorios clínicos tanto estatales como privados. Largas filas para hacerse una prueba.

“Estamos trabajando principalmente en las pruebas, aquí en Culiacán tenemos un promedio diario de entre 280 a 300 pruebas diarias de PCR y acabamos de hacer una compra importante de pruebas rápidas, son de antígenos y nos da el resultado de 5 minutos a media hora, entonces esto nos permite un aislamiento más rápido en las personas”, explica.
La información y la vacuna han sido vitales sin embargo el doctor Inzunza Leyva insiste en que se deben mantener las medidas.

“Es una enfermedad que vamos a aprender a vivir con ella, después de la pandemia se va a volver endémica así como la influenza, que ahora es un virus con el que convivimos pero ya no hace tanto daño como en los momentos anteriores”, añade.

Mientras tanto, las cifras federales de hospitalización presentan una ligera alza. En Sinaloa la capacidad cambió de un 95 a un 91 por ciento en cuestión de semanas. Entre el 31 de diciembre y el 12 de enero los pacientes internados por el coronavirus casi se duplicaron pasando de ser 70 a 135.

Artículo publicado el 16 de enero de 2022 en la edición 990 del semanario Ríodoce.

Facebook
Twitter
WhatsApp
Email
  • 00
  • Dias de Impunidad
RÍODOCE EDICIÓN 1111
GALERÍA
Organizaciones, medios de comunicación y periodistas exigieron al Estado Mexicano extraditar a Dámaso López Serrano, el Mini Lic, para que sea juzgado por el asesinato del periodista Javier Valdez.
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

Noticias

Secciones

Suplementos

Columnas

Contacto

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.