jueves, mayo 26, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Cine: ‘No miren arriba’

no miren arriba

Un enorme meteorito amenaza con chocar en la tierra en menos de un año. La responsabilidad de los científicos que lo descubrieron, Kate Dibiasky (Jennifer Lawrence) y Randall Mindy (Leonardo DiCaprio), es informar a la presidenta del país (Meryl Streep), para que apoye un plan que evite el catastrófico suceso. Como ella no los toma en serio, buscan alertar a la población a través de los medios de comunicación y de paso presionar a las autoridades para que hagan algo, pero estos tampoco creen en sus palabras. El gran problema es que mientras buscan ayuda, el tiempo de salvar a la humanidad se agota.

Parecería ilógico un argumento como tal y se pudiera pensar que no resultaría como una buena historia, sin embargo se trata de la premisa de No miren arriba (Don’t Look Up/EU/2021), dirigida por Adam McKay (El vicepresidente: Más allá del poder, 2018; La gran apuesta, 2015; y Al diablo con las noticias, 2004), una agridulce comedia que vale como crítica social a esa enajenación en la que suele vivir el ser humano, perdido entre el consumo de bienes, servicios e información, ajeno al cuidado del medio ambiente y a buscar el bien común.

Como ejemplos de lo anterior, en los cuales las personas se autodestruyen, a pesar de que pudieran evitarlo, hay demasiados: desde fumar, beber alcohol, alimentarse mal y en exceso, contaminar el ambiente, desperdiciar el agua, extinguir la flora y la fauna… y el más reciente, no atender las medidas sugeridas para no contagiarse de coronavirus ni esparcir el virus –es hora de que hay quienes no creen en el COVID, piensan que es una enfermedad creada y evitan vacunarse: pudiera ser, pero hacerlo también podría reducir el riesgo de enfermarse gravemente y morir.

La cinta escrita por el propio McKay, basado en una historia suya y de David Sirota, es divertida, y entretenida, a pesar de sus poco más de dos horas de metraje, aunque no necesariamente se trata de una excelente. Acierta en su intento de hacer reflexionar en cómo la gente podría estar mejor, aunque pareciera que viven con la idea de que “la vida es corta, hay que disfrutarla al máximo” o “de todos modos no vamos a morir”, y se queda estática, cuando hacer algo sería tan fácil como ver hacia arriba y darse cuenta del problema que se avecina (o en el que está).

El filme nominado a Mejor película de comedia en los Globos de Oro (de seguro también estará en los Oscar), se sostiene, en gran parte, por su elenco de conocidos y premiados, quienes hacen un trabajo suficiente (más no excelente) para entretener. Meryl Streep, Jonah Hill, Mark Rylance, Ron Perlman, Timothée Chalamet, Tyler Perry y Melanie Lynskey están muy bien; y Jennifer Lawrence y Leonardo DiCaprio no decepcionan: tienen algunos momentos muy buenos, aunque ninguno supera lo hecho en otras ocasiones, como Los juegos del destino (2012) o Invierno profundo (2010), la primera o El Renacido (2015) o El lobo de Wall Street (2013), el segundo, por ejemplo. Quien, definitivamente, sobresale es Cate Blanchett, por el descaro y cinismo de su personaje.

Lo único que estaría muy mal, es que después de ver No miren arriba no se aprenda nada y se siga con las mismas prácticas con las que se pone en riesgo no solo a sí mismo, sino a los demás. Véala… bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Artículo publicado el 09 de enero de 2022 en la edición 989 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 1008
22 de mayo del 2022
GALERÍA
Elementos de la Policía Estatal Preventiva y del Ejército detuvieron a cuatro personas y aseguraron siete vehículos y nueve armas en zonas rurales de Culiacán
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.