viernes, enero 28, 2022
  • 00
  • Dias de Impunidad

Emma Coronel, una sentencia anunciada y un futuro incógnito

EMMA COPAS EMMA CORONEL. Brindar por el narcopoder.

Emma Coronel Aispuro permaneció serena frente al juez Rudolph Contreras, cuando éste se preparó para dictarle sentencia. Impávida y con una frialdad admirable, la esposa del otrora capo más poderoso de México, escuchaba las palabras del magistrado con singular estoicismo, incluso cuando éste comenzó a recordarle cómo, siendo todavía una menor de edad, se casó con Joaquín el Chapo Guzmán.

Los periodistas que estaban en la sala de la corte, en Washington DC, observaban a la ex reina de belleza con singular obsesión, listos para apuntar cualquier detalle que delatara un llanto repentino, una tristeza oculta, o al menos una lágrima que la acusada intentara contener.

Pero fue inútil, pues Coronel Aispuro no delató una sola emoción. Finalmente el juez Contreras emitió la sentencia: 36 meses de prisión y cuatro años de libertad condicional, pero ni en ese instante el rostro de Emma mostró una sola expresión que sugiriera tristeza, alegría, duda, temor, incertidumbre o desconsuelo.

“Era como una estatua”, recordó Emily Palmer, una de las pocas periodistas que estuvo en la sala de la corte ese día.
Cualquier otro reo habría mostrado nerviosismo, recordó la periodista, tal vez inquietud a sabiendas que parte de su futuro estaba a punto de definirse, pero no fue el caso de Emma.

Antes de emitir la sentencia, y tal vez motivado por la pasividad de la acusada, el juez Contreras preguntó a Emma Coronel si quisiera decir algo a los miembros del jurado, a lo que la acusada por fin dejó escuchar sus palabras, ofreciendo disculpas primero que nada, “por sus errores”, añadiendo entonces que no quería que sus hijas gemelas, de su matrimonio con Guzmán Loera, crecieran sin sus padres.

“Muestro mi sincero arrepentimiento por todo el daño que pueda haber provocado, y sufro como resultado del daño que causé a mi familia”, dijo en español firme, sin pausas y sin drama.

El juez Contreras le respondió entonces: “Espero que críe a sus gemelas en un entorno diferente al que han experimentado hasta la fecha. Buena suerte”, y entonces procedió con la sentencia.

La sentencia, sin embargo, fue menor a la sugerida por los fiscales, y según explicó el propio magistrado, se consideró que Coronel Aispuro cooperó con la fiscalía desde de su detención, en febrero pasado, así como el hecho de que reconoció su participación dentro del cártel de su marido, y se declaró culpable de cargos por tráfico de drogas y lavado de dinero.

Algunas de las evidencias contra Emma Coronel habían sido expuestas desde el juicio de su marido en Brooklyn, cuando testimonios revelaron el apoyo que le brindó para que se fugara del penal del Altiplano a través de un túnel.

Una de las pruebas que la corte hizo pública fueron tres cartas donde el Chapo Guzmán le gira instrucciones Dámaso López Núñez –en ese entonces su principal operador—para realizar actividades relacionadas con el negocio de las drogas.

Jeffrey Lichtman, abogado de Emma Coronel, dijo a Ríodoce que la sentencia había sido justa porque su defendida no tenía un rol sobresaliente dentro de la organización criminal que dirigía su marido, y por consiguiente Coronel Aispuro fue sentenciada por ser la esposa.

“El juez vio que ella representó un papel muy pequeño dentro de una conspiración muy grande, y es lo mismo que vio el gobierno, y por eso la sentencia fue tan baja para que ella tenga oportunidad de regresar con sus hijas para educarlas y sacarlas adelante”, mencionó Lichtman, durante entrevista vía telefónica con este semanario.

Para Emma Coronel, no obstante, la pesadilla podría comenzar a partir que logre la libertad, según observó Litchman, debido a las declaraciones de agentes anónimos de la DEA, quienes afirmaron que la acusada estaba colaborando con el gobierno de Estados Unidos.

“Es difícil saber qué va a pasar con ella una vez que pague su sentencia, y por el momento puedo decir que mi defendida tiene dudas respecto a regresar a Culiacán, pues podría verse en una situación en que su vida este en peligro”, dijo el abogado.

Según fuentes extraoficiales de la DEA, Coronel Aispuro enfrenta amenazas por parte de integrantes del Cártel de Sinaloa luego de darse a conocer que la esposa del Chapo estaba colaborando con la DEA.

“La señora Coronel no está cooperando con el gobierno de Estados Unidos ni tampoco se integró al programa de testigos protegidos, y eso lo saben los fiscales y la DEA”, enfatizó Lichtman.

Integrantes de nivel medio-bajo del cártel de Sinaloa contactados para este reportaje, opinaron por su parte que ellos veían difícil que Coronel Aispuro fuera atacada por tratarse de la madre de las hijas del Chapo.

“Con la familia no se meten, y menos con la esposa o hijas del viejón. Tendría que ser algo muy pero muy grande, y yo creo que ni así se diera una orden como esa”, dijo un coordinador de nivel bajo que pertenece a la facción de Los Chapitos, y quien sólo pidió ser identificado con la letra C.

Familiares cercanos a Emma Coronel no pudieron ser localizados para este reportaje, y sólo un primo segundo de Emma, también originario de Angostura, Durango, dijo que era muy difícil un ataque contra Emma por ser la esposa de uno de los capos más respetados del cártel de Sinaloa.

“En primer lugar, qué pudo haberles dado a los gringos: ¿Nombres, direcciones, números de teléfono? Los jefes cambian de número (de teléfono) cada semana, las direcciones donde la pasan a cada rato se cambian, los nombres y apodos, ya los conocen, entonces ¿qué les pudo haber dado?”, cuestionó un primo de Emma, quien por cuestiones de seguridad solicitó no se revelara su nombre, ni apodo, ni el lugar donde se encontraba.

De acuerdo al código penal estadounidense, y considerando los nueve meses que Coronel Aispuro tiene en prisión, la ex reina de belleza pudiera salir en libertad en menos de año y medio, si ella mantiene buena conducta y se integra a programas de crecimiento para que así pueda integrarse a la sociedad, y debido a que Emma cuenta con la doble nacionalidad, no estaría obligada a regresar a México, sino establecerse en Estados Unidos a lado de sus hijas.

Artículo publicado el 5 de diciembre de 2021 en la edición 984 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 991
23 de enero del 2022
GALERÍA
En Culiacán y Mazatlán exigen justicia para los periodistas asesinados en el país
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.