lunes, noviembre 29, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Claman ayuda damnificados por el huracán ‘Pamela’ en el sur de Sinaloa

daños rosario-1

Las lluvias originadas en la sierra por el huracán “Pamela”, ocasionaron que el río Baluarte de El Rosario, se desbordara, inundando las viviendas de las calles que lo bordean, mientras que los habitantes de la sierra del municipio de Concordia, también sufrieron daños en las siembras de maíz e infraestructura carretera.

Un grito de auxilio de algunos damnificados resonó desde la zona serrana del municipio sureño de Concordia: “Hay siembras de maíz dañadas, falta maquinaria, apoyo alimentario y láminas aunque sea de plásticos para improvisarlas como techos en las casas que fueron dañadas por el huracán”.

Roque Vargas Aragón, el líder que clama ayuda, originario de Chirimoyos, La Petaca, Concordia, y que forma parte de una zona serrana abandonada por el dos veces presidente municipal, Felipe Garzón López (quien dejó como alcalde sustituto a Trinidad Osuna), seguramente desde el 1 de noviembre, va a comprobar que un mal nunca llega solo, sino que siempre llega en batallones.

“Me lleva la que me trajo, está de la chingada esto, supuestamente ganó la Cuarta Transformación, pero en el gobierno de Concordia, un priista va a entregar el cargo a otro priista”, critica Vargas Aragón.

A dos semanas que Raúl Díaz Bernal, alcalde electo, de PAS-Morena, reciba la estafeta de manos de su correligionario político, en la comunidad de Chirimoyos, ubicado a 120 kilómetros de Mazatlán, hacia la sierra de Concordia, los damnificados hicieron el recuento de los daños.

Roque Vargas Aragón, líder de los desplazados por la violencia de los grupos armados de la sierra de Concordia, quien regresó a vivir, Chirimoyos, después de estar refugiado en casas prestadas en Mazatlán, informó de los daños estructurales en el tramo de acceso de la carretera libre Mazatlán-Durango hacia los pueblos que sufrieron los daños del paso del huracán “Pamela”.

“Están incomunicados El Habal de Copala, Santa Catarina, San Juan de Jacobo, por los fuertes daños del huracán en el camino hacia Pánuco”, alertaba.

Los habitantes de dicha zona serrana, lamentaban que las siembras de maíz estaban dañadas y que para poder transitar, habían organizado un equipo de trabajo para habilitar un carril de acceso hacia las comunidades aledañas.

Más aire que agua

A diferencia del huracán “Nora”, que pegó a finales de agosto de 2021, tanto por la magnitud de los daños materiales ocasionados, como por la cantidad de los ciudadanos damnificados, esta vez, con el ciclón “Pamela” que azotó el sur de Sinaloa, no hubo necesidad de validar ninguna Declaratoria de Emergencia.

La madrugada del miércoles 13 de octubre, el paso de la tormenta tropical “Pamela”, por el Pacífico mexicano que según el Servicio Meteorológico Nacional registró vientos de 110 kilómetros por hora, rachas de 130, durante su desplazamiento hacia el noroeste, causó algunos estragos en Mazatlán, dejando no pocos damnificados en los municipios del sur de Sinaloa.

La destrucción del “Tony’s Terraza, Bar Grill”, ubicado entre las avenidas Playa Gaviotas y Camarón Sábalo, en el corazón de la Zona Dorada, solo hizo exclamar a algunos mazatlecos que “Pamela” traía más aire que agua.

Los árboles arrancados desde la raíz en diferentes sectores del puerto atestiguaban la fuerza y la violencia del viento inmisericorde con las que los había tratado “Pamela” durante su travesía por el Pacífico mexicano.

Los daños originados por el huracán Pamela a algunos postes de líneas de energía eléctrica en la avenida Rafael Buelna, accionaron automáticamente las plantas eléctricas auxiliares de hospitales del puerto, donde el vaivén de los tonos de los colores de la pandemia todavía causa angustia a los ciudadanos.

Más agua que aire

El miércoles 13, de octubre, con el huracán “Pamela”, en el municipio de El Rosario, el Río Baluarte, como si tuviera memoria de gambusino, se arrastró lamiendo con sus aguas piedras y arena subiendo hasta el malecón Juan S. Millán, amenazando con recuperar su territorio arrebatado por el pavimento.

El desbordamiento del río Baluarte no indujo a los rosarenses a manifestar que la tormenta tropical traía más agua que aire, sino comprobar desde el mirador del puente que lo que no había hecho el huracán Nora, lo hizo Pamela.
“Las lluvias ocasionadas en la sierra por el huracán provocaron la inundación algunas calles que bordean el río Baluarte”, expresaron damnificados.

En el valle de Escuinapa, Germán Apodaca Ramírez, las inundaciones del huracán afectaron 300 hectáreas, de cultivos de chiles de diversas variedades.

Asimismo, en la zona de la Isla del Bosque, aunque con afectaciones menores, el viento combinado con las lluvias acumuladas dañaron el hule que cubría las plantaciones tanto de de chile y tomates, afectando a los ejidatarios.

Las peticiones de auxilio de los damnificados evidenciaban que el huracán Pamela había dejado algunos estragos en el sur de Sinaloa, aunque no tenían comparación con los ocasionados por la tormenta tropical declaratoria de emergencia en los municipios de Elota, San Ignacio, Mazatlán, Concordia, Rosario y Escuinapa, a principios de septiembre de 2021.

Artículo publicado el 17 de octubre de 2021 en la edición 977 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 983
28 de noviembre del 2021
GALERÍA
Marcha '25N' contra la violencia de género en la CdMx
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.