jueves, septiembre 16, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

El asesinato de dos líderes políticos y sociales en el municipio de Sinaloa

ROMÁN RUBIO. Otro líder social asesinado.

La noticia corrió primero a través de mensajes entre los amigos: “Román Rubio acaba de ser asesinado”. Lo encontraron a unas cuadras de su casa, a la orilla del Río Sinaloa, en un lugar conocido como el Tapo. Fue el miércoles 21.

Lea: Román y Esteban, justicia, no disimulo bit.ly/371l2HB

Pero la tragedia tenía un añadido igual de alarmante. Esteba López estaba desaparecido desde un día antes. Los dos militantes de Morena, ocupaban un lugar de primer orden en los liderazgos de la región. Román había sido candidato a la diputación por el Distrito 6 y López Beltrán había coordinado la campaña de Mónica Nava, la candidata de Morena a la alcaldía de Sinaloa. Había sido, además, representante de Morena en el consejo distrital.

Solo unos minutos después se supo que también lo habían asesinado. Su cuerpo apareció adentro de su camioneta a la orilla de un caserío conocido como Casas Nuevas, muy cerca del río.

Los dos muertos a balazos, este doble asesinato significó el cerrojo del narcotráfico al proceso electoral de Sinaloa. Cuando todo el mundo pensaba que lo sucedido antes y durante la elección era ya parte de la historia, llegó la muerte, la tragedia, el dolor… la impotencia.

Y donde menos se pensaba, porque Sinaloa municipio fue el único que ganó la alianza PRI-PAN-PRD, llevándose también el distrito local.

 

La denuncia pública

Un día después de la elección, la candidata de Morena-PAS, Mónica Nava, denunció una elección sucia, llena de violencia, presiones contra sus operadores, secuestros durante la jornada electoral y robo de urnas. Habló de 30 y demandó la anulación de las elecciones que, dijo, serían impugnadas.

Lea: Román Rubio, la lucha a muerte bit.ly/3i6LvcS

El miércoles 9 de junio Rubén Rocha Moya, ya como virtual ganador de la gubernatura, se presentó a solidarizarse con los morenistas de Sinaloa municipio, que se habían plantado en el Consejo Municipal Electoral.

Allí habló de la violencia durante la jornada electoral y previa a ella y dijo que los secuestros denunciados por el PRI podían haberse tratado de autosecuestros, pero sí acuso al PRI de usar la amenazas y la violencia como estrategia política durante la jornada electoral. También reconoció que en municipios como Sinaloa y Ahome sí se detectaron grupos de hombres armados.

 

MÓNICA NAVA Y ESTEBAN LÓPEZ. Jornada ensangrentada.

 

Allí estuvo Román Rubio. El activista dijo que la violencia que se había vivido no era nueva y que venía desde 2013, cuando asesinaron a un operador del entonces candidato a la presidencia municipal, Esteban López Beltrán. Estimó que el gobernador Quirino Ordaz ya debía tener muy bien identificados a los promotores de esta violencia y que debía hacer algo “para evitar que se exacerben más los ánimos” y que “se eche más zacatito seco a la lumbre”.

Previo a esto, ninguna denuncia se había presentado formalmente. Tras la jornada electoral del domingo 6 de junio, se presentaron denuncias que derivaron en 25 carpetas de investigación, pero ninguna de Sinaloa ni del Distrito 6 por el que compitió Román Rubio. Hasta la fecha la FGE continúa integrando las carpetas de investigación y no ha ejercitado acción penal por ninguna de ellas.

 

Polvo de aquellos lodos

¿Por qué Román Rubio dijo ese miércoles que la violencia no era nueva y que venía desde 2013? Por esto: ese año se llevaron en Sinaloa elecciones intermedias. En Sinaloa municipio compitieron por la alianza PAN-PRD, Sebastian López Beltrán, primo hermano del entonces gobernador, Mario López Valdez, Malova, y por el PRI Aarón Verduzco.

Pronto se sabría de qué lado jugaría la mafia, el grupo que controla esa región, desde la caseta de peaje de Cuatro Caminos hasta Estación Don. Malova se había propuesto acabar con la organización de los hermanos Beltrán Leyva, representada allá por Isidro Meza Flores, y se habían dispuesto a defender sus plazas. Que el gobernador quisiera acabarlos se entendía, pues había llegado a un acuerdo con el Cártel de Sinaloa —lo que ya ha sido dicho, incluso por ellos mismos a través de una declaración jurada de Vicente Zambada en el juicio del Joaquín, el Chapo Guzmán—, pero una cosa distinta era que quisiera ponerles un pariente a gobernar su plaza.

Los operadores de Esteban López empezaron a ser hostigados y de paso también los de Saúl Rubio Valenzuela —hijo de Saúl Rubio Ayala, asesinado junto con su secretario en mayo de 2005—, que competía por el Distrito 5. Dos brigadistas, padre e hijo, fueron balaceados en Estación Naranjo, apenas iniciando las campañas.

Las presiones subieron de tono y un día fue asesinado el joven Eleazar Armenta Acuña, operador de Esteban. Fue el mensaje. Esteban siguió en campaña a petición del gobernador pero las amenazas llegaron hasta su casa. Hasta que bajó las manos. Le dijo al gobernador que se mantendría pero de brazos caídos. Él y Saúl Rubio cerraron sus locales de campaña y ni siquiera registraron representantes de casillas.

 

CASAS NUEVAS. El destino final de Esteban.

 

El Gobierno estatal y el Consejo Estatal Electoral evaluaron la situación y consideraron que había que llevar, aún con los riesgos, la elección. Fue una valoración frívola, pues se consideró que el candidato era primo hermano del gobernador, que se trataba de la tierra del gobernador y que en eso días había aparecido un video donde el escolta del gobernador, Frank Armenta Espinoza, lo acusa de tener vínculos con el Cártel de Sinaloa.

Y así llegó al día de la elección. El patio de su casa estaba lleno de estucos, mantas y pendones que no fueron instalados porque Esteban suspendió toda actividad de campaña. El día de la elección acudió a votar junto con su familia, mientras patrullas estatales y federales cuidaban el pueblo. Ganó Aarón Verduzco con más de 21 mil votos.

Después de esto, Esteban López Beltrán se retiró a sembrar las tierras de su familia, se alejó del PAN y con los años se incorporó a Morena.

Para esta elección, Esteban fue el coordinador de campaña de Mónica Cecilia Nava, candidata a la alcaldía. No como candidato pero como pieza clave, se estaba enfrentando al mismo enemigo que en 2013, sin desearlo. Recibieron presiones que fueron denunciadas pero llegaron a la elección. Esteban representaba a Morena ante el Consejo Distrital Electoral. Cuando Rocha se presentó a apoyarlo, estuvo allí. Aparece en las fotos que se tomaron. Era un activo convencido de Morena. Se dedicaba a su familia, a cultivar sus tierras. Y a hacer política. Lo traía en la sangre. Pero la mafia lo atajó.

 

ROMÁN RUBIO LÓPEZ. Feliz entre los pobres.

 

Breve historia de Román

La mafia asesinó a un hombre de izquierda. Quién sabe si ellos sepan de qué va esto, pero mataron a un hombre que había luchado toda su vida porque se redujeran las injusticias sobre todo contra los más jodidos de esta tierra. Fue uno de los seguidores del legendario Heberto Castillo desde el PMT y luego se integró a todas las expresiones partidistas que izquierda que le siguieron, pasando por el PRD y ahora en Morena. Era un convencido del cambio, creía en las leyes aunque siempre reclamaba que no se cumplían sobre todo para los más pobres. Fue un incansable luchador social, solidario con las comunidades indígenas de Sinaloa, El Fuerte y Choix. Encabezó sus luchas, las organizó y las llevó a reclamar para ellas lo que siempre les habían negado, salud, alimentos, apoyos para sobrevivir. Le encantaba visitar las comunidades. Ese día que lo mataron iría a Las Bayas a entregar maíz y despensas a los indígenas. Era, me dijo uno de sus compañeros de partido, puro entre los puros. Podías estar en desacuerdo con él precisamente por eso, por lo inquebrantable de sus convicciones. Una ojeada a su cuenta de Facebook lo dice todo. La mayor parte de su campaña fueron recorridos por esas comunidades pobres. Es muy fácil deducir que lo disfrutaba. Eran sus pueblos, su gente, su razón de ser.

Artículo publicado el 25 de julio de 2021 en la edición 965 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 972
12 de SEPTIEMBRE del 2021
GALERÍA
Localizan cuerpo de menor desaparecida entre los escombros del cerro del Chiquihuite
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.