julio 26, 2021 5:12 PM

¿Crees que te perdonó el COVID porque estás obeso?

GULA obeso-1

Es cierto que la obesidad es una comorbilidad cuando de infecciones virales como el COVID-19 se trata. Sabemos que hablar de comorbilidad es hablar de una o más enfermedades al mismo tiempo, es decir, en la pandemia muchos se infectaron y otros se enfermaron por el virus, pero agregada a la infección viral ya tenían obesidad, hipertensión, obesidad o todas juntas.

Muchos enfermos por coronavirus cayeron en cama unos días, incluso algunos necesitaron oxigeno suplementario por días o semanas, otros tuvieron que ser hospitalizados y otros pocos intubados, los que lograron superar la enfermedad, todos o casi todos hoy experimentan algún tipo de complicación o secuela.

Los obesos que lograron sobrevivir a la enfermedad bajaron de peso. Muchos se preguntan por qué el vecino o el amigo a pesar de tener obesidad no se complicó y otras personas que estaban en su peso ideal o que hacían ejercicio o mantenían un régimen alimenticio sano fallecieron; la respuesta está en el sistema inmunológico de la persona, no en la obesidad. Pero si el enfermo que tiene un sistema inmunológico deficiente logró sobrevivir a la enfermedad y no baja de peso, es probable que el COVID o cualquier enfermedad viral ya no le dé una segunda oportunidad y tenga que vivir el resto de su vida con las secuelas o complicaciones que le dejó la pandemia.

Dentro de las complicaciones o secuelas del COVID-19, se encuentran obviamente las enfermedades pulmonares, aquellas personas que ahora se cansan o se fatigan al intentar hacer ejercicio, otras que quedaron con hipertensión, otras más se estrenaron como diabéticas, y cerca del 40 por ciento hoy padecen alguna enfermedad mental como depresión, ansiedad, ataques de pánico o por lo menos insomnio.

Hay un segmento importante de hombres y mujeres obesas o con sobrepeso que la secuela o complicación es su respuesta sexual, ya sean trastornos del deseo sexual, de la excitación o del orgasmo, hoy tenemos pacientes que asisten a la consulta con un discurso dividido en dos partes, antes del coronavirus y después de él.

Los sobrevivientes de la enfermedad viral que además tienen como comorbilidad la obesidad, se quejan de un pobre desempeño sexual debido al cansancio extremo y la fatiga precoz al intentar tener relaciones sexuales con su pareja, otros se quejan de ausencia del deseo sexual, con una disritmia coital, es decir, una frecuencia baja en extremo y en consecuencia el eventual reclamo de la pareja que no logra entender cómo antes eran muy activos y hoy su pareja ha envejecido prematuramente y se comporta como una persona senil de 80 o más años de edad.

Debe quedar claro que los obesos que sobrevivieron a la enfermedad pandémica lo hicieron gracias a su sistema inmunológico y que incluso, si no hubieran estado obesos tal vez hubieran sido asintomáticos.

Artículo publicado el 16 de mayo de 2021 en la edición 955 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 965
25 de julio del 2021
GALERÍA
Protestas y celebraciones ante destitución de primer ministro y suspensión de parlamento en Túnez
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.