junio 17, 2021 6:23 PM

Por escribir sobre el ‘Minilic’ asesinaron a Javier: FEADLE

RICARDO SÁNCHEZ (FEADLE). Vamos a otra etapa.

La Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos en contra de la Libertad de Expresión presentó testigos y pruebas para demostrar que Javier Valdez fue asesinado por notas que publicó sobre Dámaso López Serrano, el Minilic.

Durante la semana pasada en el juicio oral contra uno de los presuntos autores materiales, Juan Francisco “P”, el Quillo, declararon un analista de contexto, un agente investigador y peritos en criminalística de campo, forenses y balística.

Lea: A cuatro años del asesinato de Javier Valdez Cárdenas, justicia parcial es impunidad https://bit.ly/2RwAhUy

El Quillo, detenido en agosto de 2017 en posesión de armas en Mexicali, enfrenta el juicio oral por el delito de homicidio calificado con premeditación, ventaja y actividad periodística.

Con los testimonios y pruebas presentados entre el pasado martes y viernes la FEADLE pretende acreditar que Javier fue asesinado por su actividad periodística y que el homicidio ocurrió con premeditación y ventaja.

En el inicio del juicio la defensa del Quillo aseguró que la actividad periodística es irrelevante y no forma parte del proceso.

Durante el juicio oral la Fiscalía ha mostrado notas publicadas por Javier pero ha hecho énfasis en la nota Dámaso y la escuela del gran dador que se publicó el 7 de mayo de 2017 en la que Javier escribe sobre Dámaso López Núñez, el Licenciado; y describe al Minilic como pistolero de utilería y reproduce la declaración de un habitante del Valle de San Lorenzo que decía que no veía al Minilic con capacidad para ocupar la posición de su padre.

El titular de la FEADLE, Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, dijo que los testimonios que presentaron la semana pasada además de acreditar que Javier fue asesinado por su trabajo periodístico, están perfilando al autor intelectual.

“La teoría del caso está ligada a los autores materiales y al autor intelectual, así lo planteamos en los alegatos de apertura, no podemos entender quién es el autor material sin entender que pertenecía a un grupo de la delincuencia organizada que fue el autor intelectual”, señaló.

A la audiencia del martes 11 acudió a declarar un analista de contexto que realizó un análisis de la información que publicó Ríodoce y las notas firmadas por Javier durante el conflicto entre Los Dámaso y el Cártel de Sinaloa en febrero de 2017.

Durante alrededor de tres horas, el experto vinculó las notas que escribió Javier sobre el Minilic con el asesinato.

“Se presentó el testigo experto de análisis de contexto que es una prueba que recomiendan organismos internacionales, el sistema interamericano de derechos humanos, como una prueba especializada en la materia; y el analista de contexto se enfocó en analizar el trabajo de Javier puntualmente, contextualizarlo en el estado de Sinaloa, establecer con toda claridad los puntos y el desarrollo del trabajo de Javier en 2017, sobre todo de febrero de 2017, hablar del conflicto que estaban reportando en Ríodoce entre Dámaso López y el liderazgo del Cártel de Sinaloa, para efecto de determinar con claridad el motivo del homicidio que para nosotros es fundamental”, dijo Sánchez Pérez del Pozo.

Mencionó que “este testigo afirmó y concluyó de manera categórica que las notas que escribió Javier, en particular las últimas donde habla de la detención de Dámaso López (Núñez) y donde se habla de Dámaso López Serrano, el Minilic, como alguien que no tenía la capacidad de liderazgo, hay una nota en particular que firma Javier una semana anterior a su asesinato, donde refiere que el Minilic es un pistolero de utilería, un narco de corridos por encargo y que no tiene una capacidad de liderazgo para continuar un conflicto con los liderazgos del Cártel de Sinaloa, como el motivo del homicidio”.

Ese día también rindieron su declaración el representante legal del diario La Jornada, del que Javier era corresponsal; y el representante legal de la editorial Penguin Random House, que publicaba los libros del periodista.

Los dos testigos fueron presentados para hablar sobre el trabajo de Javier y acreditar que era periodista.

“La defensa afirmó al principio que Javier no era periodista, entonces es necesario hacer este tipo de ejercicios”, señaló el fiscal.

En la audiencia del miércoles declaró el agente investigador que procesó la escena del crimen el 15 de mayo de 2017.

El policía fue el encargado de inspeccionar el lugar, el levantamiento del cuerpo y la ubicación e identificación de cada uno de los casquillos que quedaron en el sitio.

El policía también habló y describió la ruta que siguió Javier al salir de las instalaciones de Ríodoce hasta el lugar en el que fue asesinado y la ruta de escape que siguieron los asesinos que viajaban en un automóvil Versa y que se llevaron el automóvil del periodista.

En la sala de audiencias mostraron las videos que grabaron cámaras de vigilancia durante el trayecto que recorrieron los sicarios después de cometer el asesinato y en las que se observa el paso de su vehículo y el del automóvil de Javier.

Con la declaración del agente los videos quedaron incorporados al juicio como pruebas.

“Se incorporaron los periódicos de Ríodoce, en particular el del 7 de mayo, que como hemos dicho en repetidas ocasiones, son relevantes, ya se incorporaron a la evidencia del juicio”, indicó el fiscal sobre la audiencia de ese día.

Para la audiencia la Fiscalía llevó impresa en gran formato la nota Dámaso la escuela del gran dador, escrita por Javier días antes de su asesinato.

En la impresión que presentó la Fiscalía, llevaban un párrafo resaltado en amarillo en el que habla de el Licenciado: “La gente recuerda a Dámaso López Núñez, el Licenciado, por esa generosidad propia de los capos viejos”.

En la misma nota estaban resaltados párrafos en los que habla sobre el Minilic: “El Minilic, narco de corridos por encargo y pistolero de utilería y de fin de semana”, “A él le gusta mostrar una que tiene cachas de oro e incrustaciones. Sabe de camionetas de lujo y de paseos y de huateques”, “Nada qué ver con el capo en ciernes, el sucesor del Chapo o de su padre. Nada”, “Él solo anda en fiestas y gasta lo de su papá, pero no se dice que haga trabajos de esos, de los narcos”, “No lo vemos como alguien que puede ocupar la posición de jefe como su padre”.

Esa nota se publicó después de que detuvieron al Licenciado en la Ciudad de México.

El jueves acudieron a la sala de audiencias un perito en criminalística de campo y dos peritos forenses que participaron en el levantamiento del cuerpo y de los indicios, para hablar sobre los peritajes en los que establecieron la mecánica del homicidio.

Con los testimoniales y peritajes la FEADLE intenta demostrar que Javier recibió impactos de bala a quemarropa, que fueron dos tiradores los que lo asesinaron, que el asesinato fue planeado y no tuvo oportunidad de defenderse cuando lo atacaron.

Durante la audiencia la defensa únicamente trató de cuestionar la credibilidad de los peritos y la metodología que emplearon para arribar a sus conclusiones.

“Lo más importante es para acreditar las calificativas del delito, es decir, que fue un homicidio con premeditación y ventaja y en ese sentido la ventaja implica este tipo de circunstancias que son necesarias de probar y que fueron probadas el día de hoy”, manifestó el fiscal.

Dijo que en esa audiencia además “se detalló la mecánica de las lesiones, la medicina forense y la escena del crimen; la defensa trajo dos especialistas de la Ciudad de México en la materia, de una Unidad de Defensoría de Derechos Humanos Estratégica, una unidad especial que tienen en la Ciudad de México, los mandaron a apoyar, su defensa fue tratar de señalar que los peritos no están lo suficientemente acreditados o no tienen la experiencia necesaria para hacerlo, a nuestra consideración los peritos son peritos certificados tanto de la Fiscalía General de la República como de la Fiscalía General del Estado que acudieron al lugar de los hechos con todas las credenciales necesarias para hacerlo”.

En la audiencia del viernes pasado declararon tres peritos criminalistas y de balística.

Con los peritajes establecieron que Javier fue asesinado por dos tiradores con 13 balazos.

En la comparecencia hablaron de la recreación de la escena del crimen, desde que el periodista sale del semanario Ríodoce, es seguido por los sicarios y luego interceptado y asesinado.

Los peritos detallaron la forma en la que Javier es bajado de su vehículo y la forma en la que recibió los balazos y cayó al suelo.

Los peritos hablaron sobre la recreación de la escena del crimen que se realizó el 22 de mayo de 2017 a la misma hora en la que fue asesinado en la calle Vicente Riva Palacio, en la colonia Jorge Almada.

De acuerdo con la Fiscalía, Heriberto “P”, sentenciado a 14 años ocho meses de prisión, conducía el automóvil en el que circulaba el periodista.

El Quillo y Luis Ildefonso, el Diablo, fueron los que dispararon contra Javier y el Diablo quien abordó el vehículo del periodista y se lo llevó hasta la avenida Aquiles Serdán casi esquina con Cristóbal Colón, donde chocó y lo abandonó.

Sánchez Pérez del Pozo indicó que con los testigos del viernes concluyen la parte técnica de la escena del crimen.

 

EL QUILLO. Otros tiempos.

El fiscal señaló que esta semana la Fiscalía entrará en la última etapa de las declaraciones de sus testigos que hablarán sobre la participación del Quillo.

“La primera gran etapa fue un tema de probar quién era Javier, el motivo periodístico, eso ya lo concluimos, es una parte muy importante para establecer el motivo del homicidio; la segunda es la parte técnica de la escena del crimen que es en la que estamos actualmente y la tercera etapa es la parte ya específica de la responsabilidad del acusado”, explicó.

Después de casi tres años de iniciado el proceso penal, el Quillo escuchará a los testigos que declararán en su contra.

Ayer lunes declaró un testigo presencial del homicidio de Javier Valdez, quien se encontraba en el lugar del asesinato el 15 de mayo de 2017.

El testigo observó cuando, con amenazas, bajaron a Javier de su vehículo.

Debido a que los sicarios portaban pasamontañas no pudo observarles el rostro.

El titular de la FEADLE, Ricardo Sánchez Pérez del Pozo, dijo que el testigo hizo una descripción del físico de los agresores y coincide con el acusado. Además mencionó que escaparon en un automóvil gris.

En la audiencia también declaró un agente investigador que incorporó nuevos videos de cámaras de videovigilancia de la huida de los responsables.

En uno de los videos se observa cuando uno de los responsables choca en el vehículo de Javier, baja de él quitándose unos guantes y aborda el Versa gris para escapar.

Una perito estableció que el Versa gris concuerda con un vehículo que tenía la esposa del acusado y le sobrepusieron una placa el día del crimen.

Esta semana también acudirá a declarar un testigo de identidad reservada al que el Quillo le confesó que habían asesinado a Javier y le mostró la pistola con la imagen de el Licenciado y el Minilic en las cachas que recibió como pago.

También rendirá su declaración una mujer con identidad reservada que era pareja del tercer implicado en el asesinato, Luis Ildefonso, el Diablo, asesinado y calcinado en 2017 en Sonora.

La joven hablará sobre la ocasión en la que el Diablo le confesó el asesinato de Javier.

La Fiscalía solicitará al juez y debatirá con la defensa la admisión de las declaraciones de tres nuevos testigos que involucran en el homicidio al Quillo y al Minilic como autor intelectual.

Estos testigos no estaban contemplados debido a que sus testimonios fueron obtenidos después de que terminó el plazo para la investigación.

Artículo publicado el 16 de mayo de 2021 en la edición 955 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 959
13 de junio del 2021
GALERÍA
Israel ataca Gaza en respuesta a marchas y globos incendiarios Lanzados
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.