jueves, septiembre 16, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

El insólito retorno de Claudia Valdez

CLAUDIA VALDEZ. Volver a la palestra.

Alcanza el pasado a candidata por la alianza Morena-PAS a la alcaldía de El Rosario

 

 

 

En diciembre de 2020, el gobierno del estado de Sinaloa, presidido por Quirino Ordaz Coppel, sin explicar los motivos, despidió a la entonces Recaudadora de Rentas de El Rosario, a la priista Claudia Valdez, quien ahora aparece como candidata a la alcaldía de El Rosario a la izquierda de Rubén Rocha Moya, candidato a gobernador del estado por la alianza Morena-PAS.

Héctor Melesio Cuen Ojeda, presidente del Partido Sinaloense, previamente había aparecido acompañado de Claudia Valdez, en Facebook, dándole la bienvenida al PAS y a la candidatura a la alcaldía de El Rosario.

“Bienvenida al PAS mi amiga rosarense Claudia Liliana Valdez Aguilar; fuimos compañeros en la LXI Legislatura y como diputada levantó la voz por su gente; cada día se fortalece más la estructura del Partido Sinaloense, ciudadanos que coincidimos que Sinaloa necesita mejorar. ¡Juntos es posible!”, escribió Cuen Ojeda.

Cuando los empleados de la Unidad Administrativa de El Rosario se enteraron que Claudia Valdez, había sido postulada para candidata a la alcaldía por Morena-PAS, hubo consternación, pues no olvidaban que la entonces recaudadora presuntamente habría estado vinculada en los hechos ocurridos el 22 de octubre de 2020 y el Gobierno del Estado no había hecho justicia.

 

Claudia Valdez, una historia de acoso laboral

Días después de la privación ilegal de la libertad de dos de sus compañeros de trabajo y de él mismo, el entonces sub-recadudador de Rentas, Joaquín Armenta Heredia, de 50 años, dejó de presentarse a sus oficinas de la Unidad Administrativa, para reponerse de la pesadilla vivida durante cuatro horas.

Lea: Plagia grupo armado a tres empleados del Gobierno del Estado en El Rosario https://bit.ly/3xsTTcm

Para unos rosarenses fue un hecho insólito, para otros, histórico, lo cierto es que en la historia reciente de la inseguridad pública del “Pueblo Mágico”, nunca había ocurrido que gente armada irrumpiera en el inmueble de las oficinas del Gobierno del Estado, “levantaran” a los empleados y después los liberaran.

“Existe la misteriosa coincidencia de que la gente armada se llevó a personas de conducta intachable y que se han inconformado por el acoso laboral de la recaudadora, susurraban algunos empleados de la Unidad Administrativa.

Autoridades estatales investigaban los móviles de la misteriosa privación ilegal de la libertad de tres empleados, perpetrada por un grupo armado, el jueves 22 de octubre, en la Unidad Administrativa del Gobierno del Estado.

La investigación preliminar afirmaba que eran aproximadamente las 14:00 horas, cuando los empleados Deisy Parra Peinado, Joaquín Armenta Heredia y José Román Muñoz, fueron intempestivamente abordados por cuatro hombres que portaban armas y los encapucharon para luego llevárselos con rumbo desconocido en tres camionetas, color rojo, blanco-cremita , y azul marino.

Las víctimas fueron Joaquín Armenta Heredia, de 50 años, sub-recaudador de rentas del Gobierno del Estado, Deisy Parra Peinado, de 38 años, defensora de oficio y José Román Muñoz, de 56 años, guardia de seguridad.

Se afirmaba que a la fémina la habían subido a la camioneta azul marino, mientras a sus otros dos compañeros, en la camioneta color blanco-cremita, custodiados ambos vehículos por los ocupantes de la camioneta color rojo.

Las pesquisas señalaban que a los tres empleados plagiados los habrían llevado hacia un pueblo aledaño a la ciudad y después trasladado a un paraje más apartado, donde una persona los habría interrogado insistentemente sobre qué sabían de unas denuncias que había en contra de la Recaudadora.

Cuatro horas después de ser plagiados e interrogados, fueron regresados sanos y salvos a su lugar de origen, mientras las corporaciones policiales, elementos del Ejército y de la Guardia Nacional, instrumentaban un operativo para capturar a los presuntos responsables de la privación de la libertad.

Se desconocen los móviles del “levantón” y del interrogatorio sobre las denuncias contra la recaudadora, pero en la Unidad Administrativa se sabe que desde abril de 2020, cuando aquella tomó posesión como funcionaria estatal, generaba inconformidad por supuesto acoso laboral.

El presunto acoso laboral perpetrado por la recaudadora, al principio lo sufrían el sub-recaudador de rentas, Joaquín Armenta Heredia, José Román Muñoz, guardia de seguridad, Lorena Estrada Hernández y Deisy Parra Peinado.

El hartazgo tanto de Armenta Heredia y Román por el acoso laboral, las había obligado a enviar una queja donde narraban su inconformidad a David Moreno Ramos, director de Servicio de Administración Tributaria del Gobierno del Estado.

El funcionario estatal, Moreno Ramos, no había mostrado empatía alguna por los inconformes y Román N, habría interpuesto una denuncia de probable violación de sus derechos laborales ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Otra de las versiones que circulaban sobre el presunto acoso laboral instrumentado por dicha recaudadora, es que algunas de las víctimas pidieron ayuda a los líderes del Sindicato de los Trabajadores al Servicio del Estado (STASE), pero éste inexplicablemente nunca tomó cartas en el asunto.

La queja de los damnificados nunca fue enviada al director general del Servicio de Administración Tributaria del Estado, Gabriel García Coppel, y no se sabía si había sido informado por su subordinado inmediato, David Moreno Ramos.

Trabajadores de la Unidad Administrativa, conjeturaban que tanto la indolencia del STASE como de Moreno Ramos que no hicieron nada para intervenir en los hechos denunciados por los empleados, habría llegado a su clímax el jueves 22, cuando irrumpieron los hombres armados para privarlos de la libertad.

Fueron agentes de investigación de la FGES quienes tomaron la declaración a las víctimas del plagio.

Mientras se esclarecían los hechos, al miedo de los empleados de Gobierno, se sumó la incertidumbre de la inseguridad pública y pedían que el director de Servicios de Administración Tributaria y los líderes del STASE, hicieran lo pertinente para que hechos tan graves como los del jueves 22, no se repitieran.

“Si siguen con su postura de que aquí no pasa nada, vamos a acudir con el gobernador del estado, Quirino Ordaz Coppel, para que tome cartas en el asunto y no vengan a querer tapar el pozo, después del niño ahogado”, advertían.

En diciembre de 2020, la entonces recaudadora, Claudia Valdez despareció del escenario de la Unidad Administrativa de El Rosario, presuntamente despedida por el Gobierno del Estado, sin esclarecerse los hechos del jueves 22 de octubre, pese a que las mismas autoridades investigadoras y encargadas de impartir justicia habían tomado declaración a los tres empleados que habían sufrido la privación de la libertad por cuatro horas.

Hoy es candidata de la alianza PAS-Morena, a la alcaldía de El Rosario.

Artículo publicado el 25 de abril de 2021 en la edición 952 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 972
12 de SEPTIEMBRE del 2021
GALERÍA
Localizan cuerpo de menor desaparecida entre los escombros del cerro del Chiquihuite
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.