junio 19, 2021 1:41 PM

Los acuerdos no cumplidos en la presa Santa María

SALVADOR REYNOZA. No hay más recursos.

‘Capa la cochi’ Gobierno del Estado a comuneros con 61 viviendas

 

 

 

Comuneros de la presa Santa María, se inconforman con el Gobierno del Estado porque pretende construirle solo 58  casas, a pesar de que en la cláusula cuarta del convenio, se compromete entre otras cosas, a reacomodar a los afectados incluyendo la construcción de 119 viviendas en Los Otates.

El jueves 25 de febrero, a las 11:00 horas, Joel Bouciéguez Lizárraga, subsecretario de Gobierno del Estado, llegó al Hotel El Yauco, de El Rosario, acompañado de Salvador Reynosa Garzón y Javier Calderón, director de la Comisión de Vivienda y operador del Gobierno del Estado, respectivamente, entre otros funcionarios, para consensuar el prototipo de vivienda que construirán en Los Otates donde se ubicará el nuevo centro de población.

La gota que derramó el vaso de agua de los comuneros de la presa Santa María fue cuando salió a relucir que a resultas de que sólo cuentan con 80 millones de pesos, éstos no alcanzarían para 119 casas, sino para 58.

“Las construcciones ya mencionadas, que se deberán edificar, serán conforme a la disponibilidad presupuestal para el ejercicio fiscal 2021 y el que apruebe en la Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos del Estado de Sinaloa para el Ejercicio Fiscal 2022”, especifica la mencionada cláusula del convenio.

El comunero José Juan Rendón Gómez, cuestionó a Reynosa Garzón, porque éste no llevaba el proyecto ejecutivo de la construcción de las viviendas, y surgió la violencia verbal donde intervinieron Bouciéguez Lizárraga, el abogado “defensor” de los campesinos, Alejandro Espinosa Valderrama y hasta  Javier Calderón, operador del “divide y vencerás” del Gobierno del Estado.

Juan Silva, presidente de la Comunidad Agraria de Santa María, quería meter paz y sacaba más inconformidades de algunos comuneros, mientras su secretario Andrés Zatarain, reclamaba “armonía” para la certidumbre jurídica.

 

 

Sin proyecto a chaleco

 

Yo como arquitecto te lo digo no quiero hacer un proyecto ejecutivo en una oficina donde yo venga a decirles esta va a ser tu casa hazle como quieras”, dijo Reynosa a Ríodoce.

Y ejemplificó: “Por ejemplo, hay una serie de condiciones culturales de ellos que habrá que tomar en cuenta, me ha pasado, tú le pones el baño en una recámara y simplemente no lo usan, las cocinas de ellos (en la zona serrana de El Rosario), no son como las de nosotros ( en la zona urbana de Mazatlán)…”

Esa mañana del 25, Reynosa Garzón platicaba con los comuneros congregados en la sala de eventos del Hotel El Yauco, para llegar a un consenso sobre un modelo de casa de acuerdo a la identidad cultural de los habitantes de Santa María, ubicada en la zona serrana de El Rosario.

“La instrucción del gobernador ha sido atender de frente a la gente, estar con ellos, escucharlos y todas las dudas, pues este disiparlas, que vean que el compromiso nuestro es estar con ellos y que no vamos a hacer un pueblo a chaleco”, enfatizó.

La explicación de Reynosa Garzón, ocupaba los oídos de sus interlocutores, pese a que no llevaba el proyecto ejecutivo y la maqueta como lo esperaban los campesinos que temen que se repita el engaño que sufrieron los comuneros afectados por la construcción de la presa Picachos durante 2005-2010.

“Yo no te puedo decir que traigo proyecto ejecutivo porque yo no quiero proponer un proyecto a chaleco, estamos en un proceso constructivo y de licitación para poder llegar a un buen acuerdo y proponer un prototipo de vivienda”, aseguró  Reynosa Garzón, quien dijo ser un crítico de los constructores de las viviendas para los comuneros de la presa Picachos.

El funcionario estatal argumentaba que lo más fácil para ellos (Gobierno) era ponerle una casita “aquí”, más o menos a escala donde vean los acabados y el tipo de techos que va a tener y cómo va a estar el baño y cómo van a caminar dentro de la vivienda que se construirá en un terreno de 20 por 40 metros.

“Que vean qué tanto espacio va a ocupar y qué espacio les va a quedar como patio o en su momento parcelitas para sus árboles frutales; y bueno es parte del fraccionamiento, yo espero que salgamos bien entusiasmados”, dijo.

 

—El tiempo es un verdugo en este caso de la presa Santa María— se le comenta a Reynosa Garzón.

—Sí, esto se tiene que aplicar en el menor tiempo posible porque este año no es de 12 meses para nosotros es de 10 meses. Pero aquí el señor gobernador siempre has ido muy claro que todo proyecto que se lleve a cabo se termine hasta el día 31 de octubre, antes de…porque no quiere dejar él obras inconclusas o ceder obras en proceso al siguiente gobierno.

 

—¿Los comuneros ya se desistieron del Amparo 537/2019 interpuesto en el Juzgado Décimo de Distrito del Estado?

—Ya, ya esta desistido el amparo. Bueno en ese desistimiento hubo una serie de compromisos. Y ahorita es seguir atendiendo los compromisos donde entran muchas cosas que vienen siendo temas muy particulares de lo que es la comunidad que están atendiendo a cada uno de los ejidatarios, pero el tema que a mí me compete es el tema del mismo pueblo.

 

Ríodoce preguntó a los comuneros si ya se habían desistido del Amparo 537/2019, a lo que respondieron que no, aunque los trabajos de la presa Santa María siguen su curso desde hace como dos meses, con mil obreros que laboran tres turnos, pero esperan que el Gobierno del Estado cumpla con el convenio en la reunión convocada con éste para el miércoles 3 de marzo.

 

 

El “grillete” de la presa Santa María

 

“Que la Cláusula Octava del convenio señalado en el numeral VI del presente capítulo de antecedentes, ‘La Comunidad’ convino con la Entidad Federativa que a efecto de solucionar la problemática social suscitada por los derechos en pugna sobre la tenencia de la tierra, se desistiría del amparo promovido el 19 de agosto de 2019, con la concreta finalidad de que se reanudaran los trabajos referentes a la construcción de la presa Santa María, y por su parte, la Entidad Federativa cumpliría con el compromiso de iniciar la construcción del Nuevo Centro de Población para la Comunidad, el cual quedó pactado en la enunciada Cláusula Octava para dar inicio a más tardar el 15 de marzo de 2021 y concluir en su totalidad, a más tardar, el 15 de noviembre de 2022.”

Artículo publicado el 28 de febrero de 2021 en la edición 944 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 959
13 de junio del 2021
GALERÍA
Israel ataca Gaza en respuesta a marchas y globos incendiarios Lanzados
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.