abril 18, 2021 11:24 PM

Buscan diputados despedirse con nueva Ley Orgánica del Congreso local

congreso

“En casa del herrero azadón de palo” es un viejo adagio que se cumple en el Poder Legislativo de Sinaloa.

La nueva Ley Orgánica del Congreso del Estado no ha logrado ser expedida, pese a que estaba contemplada en la agenda común que acordó la Junta de Coordinación Política para sacar adelante en el periodo ordinario de sesiones que concluyó el pasado 31 de enero.

Los diputados han considerado, en múltiples ocasiones, como obsoleta a la Ley Orgánica del Congreso del Estado, aunque ha sido objeto de múltiples modificaciones. En 2021, la ley vigente que rige el trabajo del Poder legislativo cumplirá 26 años de su expedición. Todas las fuerzas políticas integrantes de la JUCOPO coincidieron en incluirla como prioridad para modernizar el trabajo legislativo y propiciar una mayor productividad.

Entre las más recientemente reformas a la Ley Orgánica del Congreso del Estado destaca el incluir la modalidad de sesiones virtuales tanto para el Pleno, la Diputación Permanente y las reuniones de comisiones. La emergencia sanitaria provocada por COVID-19 obligó a los diputados a modificar al marco legal para no paralizarse frente a una eventualidad que no se contemplaba jurídicamente.

Tanto el Grupo Parlamentario de Morena, como el PRI, ya armaron una propuesta que esperan forme parte de la nueva Ley Orgánica del Poder Legislativo que ahora se planea pueda expedirse antes que concluya la actual Legislatura en septiembre del presente año, previo a la llegada de los nuevos diputados que serán electos en los comicios del 2021.

Ambas propuestas coinciden en algunos puntos, como la reducción de tiempos empleados en las sesiones, por lo que se eliminarían la lectura de las iniciativas de ley y pensiones, las cuales estarían disponibles públicamente en la Gaceta Parlamentaria y enviadas a los correos electrónicos de los diputados; y proponen reglamentar las participaciones en tribuna.

Otra coincidencia es la creación de la Unidad de Igualdad de Género, órgano encargado de estudios e investigaciones en la materia, así como de impulsar acciones de concientización sobre la necesidad de eliminar toda práctica de discriminación y violencia contra las mujeres.

En ambas propuestas contemplan adoptar prácticas de Parlamento Abierto dentro del trabajo de las comisiones que estudian una iniciativa.

También hay propuestas que no son coincidentes.

 

 

Morena no quiere camisa de fuerza

Para el Grupo Parlamentario de Morena la Ley Orgánica vigente constituye una camisa de fuerza para el desarrollo democrático y del Poder Legislativo. La solución –coinciden con otras fuerzas representadas en el Congreso del Estado– no estriba tan sólo en reformarla, sino que resulta imprescindible sustituirla por una nueva.

“La nueva realidad política de Sinaloa y la nueva composición de su Congreso ya no caben en el vetusto molde de una ley obsoleta”, se lee en el documento del Grupo Parlamentario de Morena.

La bancada de Morena, coordinada por la diputada Graciela Domínguez Nava, plantea en su propuesta que que el derecho parlamentario sinaloense se ponga a la altura de lo mejor del parlamentarismo mexicano.

Las propuestas de Morena tienen su mayor acentuación es darle más fuerza al ejercicio del trabajo del Poder Legislativo sobre el Ejecutivo, como con la eliminación del “veto de bolsillo” para establecer que si un proyecto de ley o decreto aprobado por el Congreso no es publicado por el Ejecutivo después de transcurridos los plazos constitucionales para la realización de observaciones, la presidencia del Congreso podrá ordenar su publicación.

Por otra parte, reglamenta el trámite de las observaciones del gobernador a los decretos del Congreso.

Considera aplicar el sistema de voto ponderado también para determinar la existencia de quórum en las reuniones de la Junta de Coordinación Política.

Elimina las sesiones secretas en el Congreso del Estado.

Incluye el principio de paridad de género en la integración de los órganos internos colegidos del Congreso.

Propone aprovechar las nuevas tecnologías para aplicarlas al trabajo legislativo, para darle fluidez y al mismo tiempo reducir drásticamente el uso de papel.

Para hacer más moderno, democrático y ágil el trajo parlamentario, establece la comunicación de las órdenes del día al menos con 24 horas de anticipación, la difusión de los dictámenes 72 horas antes por lo menos antes del inicio de la sesión y eliminación de sus lecturas; elimina el plazo de las 14:00 horas para el término de la sesión, así como la ratificación de la votación nominal mediante el sistema electrónico para la asistencia y declaratoria del quórum.

Respecto a la integración de comisiones, aumenta la cantidad y modifica la denominación de algunas de ellas. La comisión de Transparencia, Anticorrupción y Participación Ciudadana se convierte en Transparencia y Corrupción; la de Equidad, Género y Familia en Igualdad de Género; la de Juventud y el Deporte, en Juventud; la de Protocolo y Régimen Orgánico se sustituye por la de Participación Ciudadana. Las comisiones nuevas que se proponen son: Atención a Niñas, Niños y Adolescentes; Asuntos Internacionales; Cultura Física y el Deporte, y Movilidad, Transporte y Seguridad Vial.

Contempla ampliar el plazo a seis meses de las iniciativas de reformas, y buscará superar la concentración del trabajo legislativo que el marco jurídico actual le confiere a la Comisión de Puntos Constitucionales y Gobernación.

Se reglamenta el procedimiento para la ratificación de la titular del Instituto Sinaloense de las Mujeres, se hace una actualización a la glosa del informe del gobernador, y se incorporan normas sobre la objeción de remoción del Fiscal General y de la remoción y nombramiento de los Fiscales Especializados.

 

SERGIO JACOBO. Ser más eficientes, la propuesta.

 

PRI: habrá más eficiencia con nueva Ley

El Grupo Parlamentario del PRI, coordinado por Sergio Jacobo Gutiérrez, parte de que la percepción social sobre el Congreso del Estado es que no trabaja lo suficiente y que el desarrollo de las sesiones públicas se limita a la lectura de iniciativas y a la aprobación de dictámenes relativo al otorgamiento de pensiones. Por ello su propuesta considera sustantivas para dotar al proceso legislativo de una regulación que lo haga más dinámico y eficiente.

La propuesta del PRI incluye puntos que serían impensables en anteriores Legislaturas, como la creación de un Comité de Administración, el cual sería un órgano auxiliar de la Junta de Coordinación Política, integrado por diputados de todos los grupos parlamentarios, para atender el presupuesto, así como los asuntos de recursos humanos, materiales, financieros y técnicos, entre los que se incluyen las subvenciones a comisiones, grupos parlamentarios y diputados.

En lugar que la presidencia de la JUCOPO, administre los recursos como ha sido a la fecha con el marco legal vigente, el Comité de Administración que presidiría un diputado del mismo grupo parlamentario de quien dirigía la Junta de Coordinación Política.

Se propone especificar que la Mesa Directiva de cada año de la Legislatura recaiga en orden decreciente en un integrante de los tres grupos parlamentarios con mayor número de diputados, y en caso que sea similar la cantidad, entonces en el partido político que haya obtenido el mayor número de votos en la elección constitucional previa de diputados.

Con base en la experiencia lograda, el Grupo Parlamentario del PRI propone se incluya un artículo en la nueva ley que establezca que al inicio de cada periodo ordinario de sesiones los grupos parlamentarios y los diputados sin grupos presenten propuestas para este fin para ser aprobadas por la JUCOPO.

Contempla además extender dos meses la duración del tiempo de periodo ordinario de sesiones; así quedaría del 1 de octubre al último de febrero, y del 1 de abril al 31 de agosto.

Para darle seguimiento al desempeño del trabajo de los diputados, propone la creación del Observatorio Legislativo. Este órgano diseñará y aplicará los elementos e indicadores necesarios para medir la productividad, eficiencia y transparencia.

En el caso de las iniciativas preferente, incluye nuevas condiciones en las que el gobernador, los grupos parlamentarios, como los diputados sin partido, tendrán derecho a presentar cada periodo ordinario hasta dos iniciativas con ese carácter, y las cuales para ser rechazadas deberán contar con el voto de las dos terceras partes de los diputados presentes, en un plazo de 10 días que contará a partir de su publicación en la Gaceta Parlamentaria. En este tipo de iniciativa se excluyen la referente a presupuesto, reformas electorales y de partidos, así como modificaciones constitucionales.

Artículo publicado el 14 de febrero de 2021 en la edición 942 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 951
18 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos