martes, septiembre 28, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

México, en el sótano en el manejo de la pandemia

grafico-Bloomberg-1

Dos estudios internacionales señalan a México como uno de los peores países en dar atención a la pandemia de COVID-19; Inegi confirma que en 2020 hubo exceso de muertes en todas las enfermedades crónicas en el país

 

 

La semana pasada, México fue ubicado como uno de los peores países en el mundo en el manejo de la pandemia de COVID-19. Las calificaciones reprobatorias vinieron de dos estudios diferentes, uno realizado por Bloomberg y el otro por el Instituto Lowy de Australia. En el primero el país se situó en el último lugar entre 53 naciones y en el segundo en el penúltimo de un total de 98.

Aún cuando las metodologías son distintas, los resultados coinciden en que las autoridades mexicanas responsables de la pandemia no han implementado las estrategias adecuadas para mitigar los contagios y decesos, que en el segundo año de la pandemia siguen en ascenso.

Los estudios se dieron a conocer apenas unos días después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador informara que se contagió de coronavirus y se aislara en su departamento en el Palacio Nacional, suspendiendo por primera ocasión sus giras y su participación en las conferencias mañaneras, en las que nunca ha utilizado cubrebocas, una de las medidas más importantes sugeridas por la Organización Mundial de la Salud para evitar los contagios, y por la que ha sido fuertemente cuestionado.

Además, en la semana que terminó, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía dio a conocer que el número de personas fallecidas por coronavirus es más elevado que el reportado oficialmente. En los primeros ocho meses del año pasado, el INEGI encontró que hubo 108 mil decesos por COVID, mientras que la Secretaría de Salud reporta en ese mismo periodo 70 mil 715 fallecimientos. Y en el “exceso de muertes” el Instituto también detectó un aumento considerable en los decesos relacionados con enfermedades crónicas.

 

Instituto Lowy reprueba a México

En el Índice de rendimiento de Covid “Deconstruyendo las respuestas a una pandemia”, elaborado por el Instituto Lowy de Sidney, Australia, México obtuvo 6.5 puntos de un total de 100 que se asignaron para calificar el manejo que las autoridades de cada país han dado a la pandemia y ubicó al país en el lugar 97 en un ranking de 98 países.

El análisis tomó en cuenta las 36 semanas siguientes al registro de los primeros 100 casos confirmados de COVID-19, en los países donde se tiene información sobre la pandemia, y en el que quedaron excluidos 62 naciones donde también hay contagios pero no cuentan con datos disponibles, como China, que no publica las pruebas que realiza para detectar casos.

Los calificación se realizó en base a seis indicadores: casos confirmados, muertes confirmadas, casos confirmados por millón de personas, muertes confirmadas por millón de personas, casos confirmados en proporción de pruebas y número de pruebas por cada mil habitantes, y la puntuación va de 0 (peor desempeño) a 100 (mejor desempeño), “en un día cualquiera en las 36 semanas posteriores a su centésimo caso confirmado de COVID-19”.

“Al abordar la tarea de medir la efectividad comparativa del manejo de los países de la pandemia de COVID-19, una serie de criterios son relevantes. Un menor número de casos y muertes notificados, tanto en términos agregados como per cápita, apuntan a una mejor respuesta al virus. Más pruebas realizadas sobre una base per cápita revelan una imagen más precisa del alcance de la pandemia a nivel nacional. Mientras tanto, las tasas más bajas de pruebas positivas indican mayores grados de control sobre la transmisión de COVID-19”.

En el ranking, los 10 países peor calificados son: Brasil (puntaje 4.3), México (6.5), Colombia (7.7), Irán (15.9), Estados Unidos (17.3), Bolivia (18.9), Panamá (19.7), Omán (20.3), Ucrania (20.7), y los mejor evaluados en el manejo de la pandemia son: Nueva Zelanda (94.4), Vietnam (90.8), Taiwán (86.4), Tailandia (84.2), Chipre (83.3), Ruanda (80.8), Islandia (80.1), Australia (77.9), Letonia (77.5) y Sri Lanka (76.8).

El informe, que no proporciona a detalle los indicadores por cada país, concluye que “ningún tipo de país resultó ganador unánime en el periodo examinado” debido a que la gravedad de la pandemia ha variado desde que inició, debido a factores como el tamaño de la población, niveles de desarrollo económico y las diferencias en los sistemas políticos.

“Puede haber algo de verdad en el argumento presentado por el politólogo estadounidense Francis Fukuyama de que la línea divisoria en la respuesta efectiva a la crisis no ha sido el tipo de régimen, ‘sino si los ciudadanos confían en sus líderes y si esos líderes presiden un estado competente y efectivo’. En general, los países con poblaciones más pequeñas, sociedades cohesionadas e instituciones capaces tienen una ventaja comparativa para hacer frente a una crisis mundial como una pandemia”, señala.

En un ranking de 211 países elaborado por el sitio worldometers.info, México se sitúa en el lugar 92 en contagios por millón de habitantes, en el 19 en muertes por millón de habitantes y en el 156 en pruebas realizadas por millón de habitantes.

De acuerdo a cifras de la Secretaría de Salud Federal en el país han fallecido hasta el 29 de enero más de 156 mil personas y más de 1 millón 841 mil se han contagiado de COVID-19, lo que significa 1 mil 207 muertes por millón de habitantes y 14 mil 199 casos por millón de habitantes.

En la primera ola de la pandemia (enero a septiembre de 2020) se registraron 769 mil 478 casos, con un pico máximo semanal de 49 mil 300 contagios, y en la segunda ola, que lleva ya cuatro meses, se han registrado 987 mil 452 contagios, de los cuales más de 100 mil ocurrieron en la primera semana de este año, la cifra semanal más alta hasta el momento.

En los decesos la tendencia es similar. De enero hasta mediados de octubre, cuando luego de alcanzar la cúspide en la curva epidémica se logró un descenso continúo, ocurrieron oficialmente 90 mil 226 fallecimientos, y desde esa fecha que comenzó una segunda escalada y hasta el 29 de enero, es decir en tres meses, la cifra de muertes se acerca a las 56 mil.

Del total de fallecimientos por coronavirus, más de 6 mil se registraron en la primera semana de enero, y en la segunda se contabilizaron más 6 mil 500, superando en ambos casos el primer pico de poco más de 5 mil decesos reportado a mediados de julio.

 

México, el peor país durante la pandemia, según Bloomberg

En el “Ranking de Resiliencia de COVID”, sobre el éxito en la contención del virus con el mínimo posible de trastornos sociales y económicos, del mes de enero, elaborado por la agencia Bloomberg, y presentado el lunes 25, México se ubicó en el último lugar de una lista de 53 países.

El análisis mensual de los países con las mayores economías, incluyó a México desde noviembre pasado y toma en cuenta las cifras mensuales de casos por 100 mil habitantes, tasa de mortalidad, muertes por millón de habitantes, tasa de pruebas positivas, acceso a las vacunas COVID y dosis administradas por 100 personas y evalúa las capacidades del sistema de salud, impactos del confinamiento sobre los contagios y sobre la economía, y libertad de movimiento de los ciudadanos.

“En enero, Nueva Zelanda, con sus fronteras cerradas, cuatro acuerdos de vacunas y la casi eliminación del virus a nivel local, se mantiene en la primera posición por tercer mes consecutivo, mientras que México se mantiene en el puesto 53, la última de las economías clasificadas, con muertes que alcanzaron un récord . El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo el 24 de enero que contrajo COVID-19”, señala.

El estudio otorgó a México una puntuación de 30.8, la más baja del listado, al tener una tasa de mortalidad en un mes de 7.5 por ciento, mil 156 muertes por millón de habitantes, una tasa de pruebas positivas de 41.1 por ciento, y aun cuando se “ha logrado cubrir una parte de su población con pedidos de vacuna”, solo se han administrado 0.43 dosis por 100 habitantes.

AMLO EL VIERNES. Reaparece y afirma que “vamos bien”.

 

“Las economías avanzadas han visto mejorar su capacidad de prueba y la capacidad de los médicos para prevenir las muertes por COVID con el tiempo. Estas ventajas no existen en América Latina y África, las regiones más devastadas por la pandemia. Ocupan la mitad inferior del Ranking de Resiliencia Covid de Bloomberg, con México en el lugar más bajo en todas las actualizaciones desde su debut en noviembre”.

En los últimos lugares y por encima de México están Sudáfrica, Colombia, República Checa, Argentina, Nigeria, Egipto, Brasil, Pakistán e Irán, y en los primeros lugares están: Nueva Zelanda, Singapur, Australia, Taiwán, China, Noruega, Finlandia, Japón, Hong Kong y Vietnam.

“Nueva Zelanda, la mejor clasificada, hizo hincapié en la comunicación desde el principio, con un sistema de alerta de cuatro niveles que le dio a las personas una imagen clara de cómo y por qué actuaría el gobierno a medida que evolucionara el brote”, señala.

“La inversión en infraestructura de salud pública también es importante. Subestimados en muchos lugares antes de 2020, los sistemas de rastreo de contactos, pruebas efectivas y educación para la salud fortalecieron a los mejores, ayudando a socializar el lavado de manos y el uso de máscaras faciales. Esto ha sido clave para evitar bloqueos económicamente paralizantes”.

El viernes el Presidente Andrés Manuel López Obrador reapareció en un video desde su confinamiento en Palacio Nacional, y afirmó que la estrategia contra el COVID-19 continuará, porque “va bien” y se va avanzando.

 

‘Exceso de muertes’ dominadas por enfermedades crónicas: INEGI

En el informe sobre “las características de las muertes registradas de enero a agosto de 2020”, que tomó en cuenta las defunciones ocurridas de 2012 a 2019 y la información preliminar de los primeros ocho meses del año anterior, en base a los certificados de defunción, actas de defunción y cuadernos estadísticos, el INEGI encontró que en el país hubo un “exceso de muertes” de 184 mil 917 decesos, que representan un aumento de 37.9 por ciento en relación a los esperados, principalmente los relacionado con enfermedades crónicas.

Las causas donde se observan los mayores excesos de mortalidad en número de casos son: influenza y neumonía 8 mil 931 decesos (44.0 por ciento), enfermedades del corazón 38 mil 812 muertes (38.6 por ciento), diabetes mellitus 25 mil 782 (35.6 por ciento).

En menor porcentaje, tumores malignos en los que el exceso de muertes fue de 2.6 por ciento (1 mil 483 decesos), enfermedades del hígado, 0.01 y enfermedades cerebrovasculares de 0.8 por ciento.

Para el caso de las defunciones provocadas por enfermedades pulmonares obstructivas, se registró un 8 por ciento menos de las esperadas.

El INEGI informó que durante el periodo señalado, 108 mil 658 personas murieron por COVID-19, convirtiendo a la infección en la segunda causa de muerte, “por debajo de las enfermedades del corazón que ocupan el primer lugar con 141 mil 873 y por encima de la diabetes mellitus que ocupa el tercer lugar con 99 mil 733”.

En contraste, en medio de la pandemia y del confinamiento, se registraron 6.5 por ciento homicidios menos de los esperados y las muertes derivadas de accidentes también se redujeron 19.9 por ciento.

Artículo publicado el 31 de enero de 2021 en la edición 940 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 974
26 de SEPTIEMBRE del 2021
GALERÍA
Lava de volcán de la Palma incendia varias casas y vehículos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.