mayo 10, 2021 12:38 PM

El cuento navideño de una candidatura entrampada en Mazatlán

quimico 2

La noche del 21 de diciembre, se había anunciado la conjunción de Júpiter y Saturno, la que se conjetura que iluminó el cielo como estrella de Belén, y que habría guiado a los tres reyes magos hacia el establo donde nació Jesús.
También se había anunciado que el 23 de diciembre, un día antes de la Noche Buena, desde la capital del poder político del país, como se estilaba en el viejo régimen, se definiría el candidato a la gubernatura del estado de Sinaloa.
Los morenistas mazatlecos esperaban impacientes, cuando, el miércoles 23 de diciembre, Luis Guillermo Benítez Torres, escribió desde la ciudad de México: “Estimadas amigas y amigos, define el CEN de MORENA, nombrar el Candidato hasta el próximo año, gracias por estar pendientes de este desenlace”.
De esa manera, quienes habían pronosticado que a partir de las 10:00 del 23 de diciembre, el Comité Ejecutivo Nacional de MORENA, daría a conocer el candidato a la gubernatura de Sinaloa, habían tenido que rectificar sus datos.
La encrucijada en la que se debaten las “tribus” de MORENA en el sur de Sinaloa, se llama división, pues cualesquiera que sea elegido candidato a la gubernatura de Sinaloa, está destinado a simular la unidad en la división.
Llámese el candidato o candidata Rubén Rocha Moya, Imelda Castro, Jesús Estrada Ferreiro o Yadira Marcos, las pasiones políticas desembocan en la división iniciada con la llegada de Benítez Torres a la presidencia en Mazatlán.
Desde que MORENA arribó al poder municipal en 2018, no pasó mucho tiempo para que los propios morenistas se dieran cuenta de que en Mazatlán, no había 4T, sino la metamorfosis de ésta por el PRIAN encabezada por el “Químico”.
Por ello, en cuanto se empezaron a barajar los aspirantes a la gubernatura en la pasarela de las encuestas, aquí en el Sur de Sinaloa, algunos reprochan que si Rocha Moya va, es la continuación de Jesús Aguilar Padilla y de Quirino Ordaz Coppel, y que si es el Químico o Estrada Ferreiro es tanto Quirino como el ex gobernador Juan Millán, porque dicen que todos juntos suman al PRIAN.
Al cumplir el 1 de noviembre, los dos años, el gobierno del “Químico” Benítez, fue acusado de mentir, robar y traicionar a la 4T, por el doctor Juan Torres Navarro, aspirante a la candidatura a la alcaldía de Mazatlán por MORENA.
Desde antes del 23 de diciembre, Torres Navarro había corrido la voz entre los morenistas mazatlecos que desde el CEN de MORENA le habían advertido al “Químico” que se olvidara de ambas candidaturas en el proceso electoral 2021.
“Ya le dijeron al Químico que se olvide de la candidatura a la gubernatura y la reelección”, dijo el crítico morenista más duro del alcalde mazatleco.
El viernes 13 de noviembre, Benítez Torres, según sus cálculos, había anunciado que el 15 de diciembre, pediría licencia como presidente municipal para participar en las elecciones de 2021, en su calidad de aspirante a la candidatura a gobernador del estado o para reelegirse de alcalde 2021-2024.
“Y como yo algún día le comenté al gobernador (Quirino Ordaz Coppel), los astros se alinearon (en 2018) así como se van a volver a alinear muy pronto (en 2021)”, aseguraba, como si los astros se movieran al ritmo de la política.
Eufórico el “Químico” Benítez insistía: “Los astros se alinearon y nos dio la oportunidad de seguir, un servidor, la línea que él (Ordaz Coppel) inició de la transformación de Mazatlán, tres años no es suficiente, para hacer lo que vamos a hacer”.
El 15 de diciembre, el “Químico” quien había presumido el viernes 13 de noviembre, que tenía palabra la incumplió y no se arriesgó a pedir licencia.
“Ya lo anuncié, el “Químico” tiene palabra yo el día 15 me voy, pido licencia, me duele el alma, dejar de hacer lo que estoy haciendo (ejercer el poder), pero quien no se arriesga no cruza el río”, dijo.
El domingo 6 de diciembre, el Químico Benítez había hecho una consulta a los mazatecos preguntando si se realizaba o no, el carnaval Internacional de Mazatlán, a lo que la respuesta de los ciudadanos fue un rotundo no.
La consulta la había realizado pese a que el 27 de septiembre, tras breve convalecencia, murió de Covid-19, su compadre Ismael Tiznado Ontiveros, gerente de la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Mazatlán.
El 22 de diciembre, en plena pandemia del coronvirus, falleció el doctor Alfonso Sandoval Sánchez, director del Hospital Margarita Maza de Juárez.
Ambas tragedias sufridas por las familias de los fallecidos hizo recordar a algunos morenistas adversarios del “Químico Benítez, aquél 8 de junio, cuando el alcalde, después de haber sobrevivido al coronavirus regresó poseído de la idea de que Dios lo había salvado porque le tenía una misión muy importante.
“Decirles que estamos de regreso, gracias a Dios; debo reconocer que no fue fácil, pasamos días muy difíciles; tener todo en contra en una enfermedad de este tipo no es fácil, sin embargo, yo creo que Dios me tiene predestinado para algo importante, porque aquí estamos”, dijo el alcalde.
Días después, el “predestinado” se destapó como aspirante a la gubernatura, cuyo desenlace se frustró el 23 de diciembre, pero que seguramente espera recibir el próximo 6 de enero de 2021, de las manos del CEN de MORENA, para “aterrizar la 4T en Sinaloa”.

 

Artículo publicado el 27 de diciembre de 2020 en la edición 935 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 954
09 de mayo del 2021
GALERÍA
Colapsa puente de la línea 12 del metro de CdMX, al menos 23 muertos y decenas de heridos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2019 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.