abril 14, 2021 5:56 PM

ASF detecta excesos en servicios personales y gastos irregulares en la Secretaría de Salud estatal

efrén encinas

El gobierno estatal gastó en servicios personales más de lo que tenía presupuestado para 2019 y en los programas de salud hubo irregularidades en 160 millones pesos.

Lea: Compra Salud Sinaloa camas a sobreprecio https://bit.ly/2UcYFID

En la Cuenta Pública la Auditoría Superior de la Federación (ASF) hizo observaciones a los recursos ejecutados por el Gobierno Estatal y la Secretaría de Salud de Sinaloa y pide aclarar o reintegrar los montos.

De acuerdo con la ASF durante la fiscalización de los recursos Sinaloa tuvo observaciones en 367 millones de pesos.

En el transcurso de las auditorías reintegraron la Tesorería de la Federación 3.4 millones de pesos y quedan pendientes por aclarar 363 millones 800 mil pesos.

La ASF señala desde recursos no transferidos para su ejecución hasta la compra de un quirófano para perros y pago de especialización a personal médico sin justificación.

El año pasado el Gobierno del Estado gastó en servicios personales más de lo establecido en el Presupuesto.

En la auditoría de Cumplimiento de las Disposiciones Establecidas en la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y los Municipios, la ASF detectó que gastaron 202 millones 810 mil pesos más en la asignación global de servicios personales.

Originalmente en el Presupuesto de Egresos del estado de Sinaloa para el Ejercicio Fiscal 2019 se asignaron 5 mil 431 millones 604 mil pesos para ese rubro y ejercieron 3.7 por ciento más de lo aprobado.

Al final del ejercicio y bajo el momento contable modificado y devengado, presentó un importe de 5 mil 634 millones 415 mil pesos, señala la auditoría.

La ASF pide al Gobierno estatal que aclare y proporcione la documentación adicional justificativa y comprobatoria.

Para el Programa de Atención a la Salud y Medicamentos Gratuitos para la Población sin Seguridad Social Laboral, el gobierno federal asignó a Sinaloa 94 millones 644 mil 745 pesos.

La federación transfirió a la Secretaría de Administración y Finanzas pero la dependencia estatal no los transfirió a los Servicios de Salud de Sinaloa.

La ASF intentó auditar los recursos y la dependencia de salud no contaba con ellos porque no se los habían entregado.

“Se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal por un monto de 94,644,745.00 pesos (noventa y cuatro millones seiscientos cuarenta y cuatro mil setecientos cuarenta y cinco pesos 00/100 M.N.), más los rendimientos financieros que se generen desde su disposición hasta su reintegro a la cuenta bancaria de la Tesorería de la Federación, en virtud de que la Secretaría de Administración y Finanzas del Gobierno del Estado de Sinaloa omitió ministrar a los Servicios de Salud de Sinaloa”, señaló la ASF.

Los Servicios de Salud también deben aclarar recursos federales transferidos a través del Acuerdo de Coordinación Celebrado entre la Secretaría de Salud y la Entidad Federativa.

El Gobierno del Estado debe proporcionar documentación justificativa y comprobatoria de 64 millones 74 mil 757 pesos por la adquisición de medicamentos asociados al Catálogo Universal de Servicios de Salud que fueron adquiridos sujetándose a los precios de referencia; y acreditar el devengo y pago.

El Régimen Estatal en Protección Social en Salud no proporcionó el tabulador de precios de referencia y claves vigentes en el ejercicio, utilizados para la adquisición de esos medicamentos.

La ASF también presume un probable daño por 143 mil 959 pesos por los rendimientos financieros generados.

En el Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud la auditoría encontró irregularidades en la compra de un vehículo.

La dependencia destinó un millón 300 mil pesos de recursos del FASSA para la adquisición del “Vehículo tipo chasis cabina doble rodada adaptada para quirófano móvil para esterilización de mascotas marca Ford”.

La erogación no se ajusta a los objetivos del fondo, en virtud de que la esterilización de mascotas corresponde a fines distintos a los previstos para el FASSA, indica la Auditoría.

Del mismo fondo la ASF señaló 352 mil 390 pesos más los rendimientos generados por pagos improcedentes de la especialización de una trabajadora de salud.

“No se acreditaron los estudios de especialidad de postgrado en enfermería, solicitados para el puesto “Enfermera especialista C”, en incumplimiento de las Condiciones Generales de Trabajo de la Secretaría de Salud”, indica.

En el FASSA además hubo irregularidades en 321 mil 305 pesos en virtud de que los Servicios de Salud de Sinaloa, no calcularon y no aplicaron penas convencionales al proveedor que tuvo un atraso de 35 días en la entrega de bienes adquiridos.

En total la ASF emitió 67 observaciones de las cuales 57 fueron solventadas y el resto están pendientes.

En el informe la ASF señala que derivado de la contingencia de salud pública por la pandemia de Covid-19 se afectó ampliamente la operación normal de los tres poderes de la Unión y de las Entidades Federativas. La totalidad de los gobiernos de las entidades federativas y la mayoría de los municipios, así como las entidades y dependencias suspendieron o siguen suspendidas actividades administrativas, plazos por lo que hubo una limitada capacidad de respuesta de las entidades y dependencias fiscalizadas para atender las solicitudes de información y requerimientos de la Auditoría Superior de la Federación.

Artículo publicado el 8 de noviembre de 2020 en la edición 928 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 950
11 de abril del 2021
GALERÍA
Estallan protestas en EU por muerte de afroamericano
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos