jueves, septiembre 23, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad
  LO ÚLTIMO

La amenaza de los socavones en Los Mochis

LOS MOCHIS. Las protestas al día.

Un drenaje con uso de 50 años y la desidia del alcalde ponen en riesgo a los mochitenses

 

 

El 4 de marzo, un dompe que circulaba sobre la calle Niños Héroes y callejón Sinaloa en la ciudad de Los Mochis, quebró el concreto hidráulico y se hundió en un socavón.

Debajo de 25 centímetros de hormigón, el tubo de drenaje de 2 metros de diámetro había desaparecido, y las aguas negras corrían sobre lodo, corroyendo todo a su paso. Se llevó la base y la sub base de la caja y hasta el barrial.

Por eso, la losa de pavimento estaba volada y cedió cuando el camión pasó sobre ella, fracturándola.

Cinco meses después de abierto el boquete, el agujero sigue igual. Las aguas negras no se han detenido y continúa carcomiendo el soporte del hormigón.

Sobre la calle Niños Héroes desde la Heriberto Valdez hasta la Benito Juárez hay 12 hondonadas con pavimento fracturado.

Para los residentes, esto es señal inequívoca de que el pavimento se hunde al no tener soporte bajo ellos, porque las aguas negras que fluyen en el subsuelo la están erosionando. Para ellos es sólo tiempo lo que falta para que se repita la caída de otro camión pesado, “mientras hay que rezar para no ser la próxima víctima”, dice una señora que reconoció que el drenaje sanitario fue construido en los años sesentas, y por tanto, fue de tanta calidad que soportó 50 años de usos”.

En el crucero que expone a cielo abierto un aroma putrefacto y se escucha un ronroneo de agua fluyendo, los residentes están colocando dos banner. En ellos protestan contra la administración del alcalde, Manuel Guillermo Chapman Moreno que aseguran es del PT (Partido del Trabajo); Quirino Ordaz del PRI (Partido Revolucionario Institucional) y el Congreso de Morena (Movimiento de Regeneración Nacional) y ninguno puede tapar el socavón. En el otro le preguntan al alcalde cuánto tiempo más estará expuesto el socavón.

La afirmación y la pregunta vecinal queda en el aire, porque el Presidente Municipal y sus funcionarios pusieron silencio y tierra de por medio, ignorando la queja.

 

SOCAVÓN. Producto de la desidia.

 

El alcalde prefirió andar en proselitismo en favor de un partido en el que es repudiado, y luego se ausentó tres días en gestiones que nunca se sabe en qué terminan.

En el lugar, Héctor Hallal Zepeda, fundador de la agrupación civil, “Por un Mochis Mejor” y única asociación en denunciar el mal estado de los drenajes sanitarios previo a tragedias y en ofrecer soluciones que han sido ignoradas por los tres órdenes de gobierno, dio voz a la inconformidad social, puso nombres y rostros al coraje en contra de un gobierno que pregona honestidad, funcionalidad y eficiencia cuando en realidad nadie sabe en qué se gasta el presupuesto, porqué contrata empresas foráneas y no resuelve los problemas de los servicios públicos municipales, sino que los acrecienta en el día a día.

La indiferencia y apatía, del alcalde (Manuel Guillermo Chapman Moreno) por los problemas del drenaje sanitario y la irresponsabilidad, omisión e indolencia de la Junta de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Ahome y su gerente, Guillermo Aarón Blake Serrano y la negligencia del cabildo ya está generando graves problemas a los colonos que comprenden que no son del interés del Presidente Municipal, denunció Hallal Zepeda.

“Ya estamos enfadados de tantas vueltas, de trámites y trámites que terminan en nada”, criticó.

Este propuso que para resolver de fondo y reconstruir el sistema de drenaje sanitario y vialidades, los colonos y empresarios afectados con socavones o baches contraten constructores locales para repararlos y el gasto sea abonado a consumos de agua potable y del Impuesto Predial Rústico.

La intención es resolver un problema de manera comunitaria dada la insolvencia financiera del municipio y Japama que han contratado empresas foráneas para realizar los trabajos, y reactivar la economía doméstica.

Además, cada obra a realizar estará vigilada por los beneficiarios y supervisada por la comuna puesto que esta tiene la normatividad vigente para cada caso. “Lo que ocurre es que la autoridad hace obras que a nadie le importan y que no son requeridas por los ciudadanos”, dijo.

Citó ejemplos: 30 millones de pesos de la planta de tratamiento, 60 millones de pesos por conservación de drenaje que no se realizan, y el encarecimiento de la obra pública pues el entubado de la calle Álvaro Obregón en el tramo Río Fuerte a Antonio Rosales fue pagado en 750 mil pesos con un sobreprecio del 70 por ciento porque la cotización inicial fue de 450 mil pesos que estaban ofrecidos por los tenedores de locales de una plaza contigua.

El gobierno hace obras que los ciudadanos no requieren. La realidad es que Chapman, el cabildo y los diputados estorban el progreso de Ahome”, dijo.

La opinión de Hallal Zepeda fue respalda por Mario Zavala Osorio, ex tesorero del municipio de Ahome y Alejandro Alarcón Requejo, ambos residentes del lugar. Ambos afirmaron que para Chapman, el cabildo y los legisladores, Ahome no es su prioridad.

Artículo publicado el 27 de septiembre de 2020 en la edición 922 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 973
19 de SEPTIEMBRE del 2021
GALERÍA
Lava de volcán de la Palma incendia varias casas y vehículos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.