lunes, septiembre 27, 2021
  • 00
  • Dias de Impunidad

Entre el Covid y el hambre en Ahome

TIANGUIS EN LOS MOCHIS. Retando la pandemia.

Amplían la reapertura de actividades en Ahome, ahora con tianguis

 

 

Ella duró tres meses sin poder trabajar a plenitud vendiendo pollo troceado.

Sus finanzas estaban al borde del colapso, y el sustento de su hogar pendiendo de un hilo. No encontró a que santo encomendarse, porque para ella, todos estaban ocupados con el cúmulo de peticiones.

Lea: Abren los tianguis en Culiacán, pero la gente no acude bit.ly/3jdFqsO

Pero el tercer domingo de agosto (16), el gobierno municipal de Ahome permitió la apertura del mayor tianguis dominical urbano.

Este tiene décadas instalándose sobre la calle Ignacio Zaragoza, desde la Bienestar hasta el bulevar Rosendo G. Castro, y nunca ha sido un punto de contagio masivo de infecciones virales o microbianas, pese a que en algunas calles los drenajes a cielo abierto supuran aguas negras e invaden varias cuadras a la redonda con sus olores fétidos.

Ella y su esposo se cubren el rostro con viseras, llevan tapabocas, distribuyen gel antibacterial a los clientes y tienen una barrera de hielo molido entre los compradores y vendedores, como medidas anticontagios de SARS-COV-2.

Este domingo, el matrimonio surtió apenas el 30 por ciento de sus ventas dominicales.

La incertidumbre de carcome por dentro, reconoce, porque no sabe si va a recuperar la inversión para resurtir el negocio, y muchos menos comprende si va a tener utilidad.

“Pero algo tenemos que hacer, oiga, porque quedarse en caso ya no es opción; debemos vencer el miedo al coronavirus, aplicar las medidas que nos indique el sector salud y pues encomendarnos a Dios para que nos proteja”.

Reconoce que los comerciantes cumplan con los protocolos, pero lo difícil son los clientes porque aún hay muchos que retan al Covid-19, porque no tienen la información suficiente.

Al tianguis abrió con autorización oficial.

A las espaldas de los comercios callejeros se colocaron tiras plásticas para prohibir el tránsito peatonal. Se crearon dos pasillos como acceso y salida, pero la gente los ignora y los usa con discrecionalidad.

MEDIDAS SANITARIAS. El reto de cumplir.

En los accesos, muchachos rocían gel antibacterial, miden la temperatura corporal y colocaron un tapete para sanitizar el calzado. Exigen también que los clientes lleven cubrebocas, y que solo una persona por familia se adentre en el tianguis, Niños, mujeres embarazadas y adultos mayores tienen prohibida la entrada. “Pero o a nadie le importa las medidas. Cada quien las toma como le parece. Algunos hasta se molestan”, dice uno de los jóvenes que regulan el pórtico.

Adentro, el matrimonio llama a clientes a grito abierto. Pocos se acercan, y menos compran.

“Algo es algo, ojalá podamos recuperar la inversión. El siguiente domingo aquí estaremos para reiniciar nuestra actividad”, dijo la pareja, que pese a la adversidad no pierde el buen humor.

Dulce Ruiz Castro, Presidente del Comité Directivo del partido Revolucionario Institucional (PRI) que administra todos los tianguis populares en Ahome, afirma que la apertura de estos fue gradual, conforme los oferentes fueron aceptando el protocolo sanitario.

El más grande se dejó para lo último, y una vez que todo se acordó, se autorizó la apertura.

“El domingo fue una buena respuesta. Estaremos pendientes de que todos cumplan con lo que deben de hacer para mantenerlos funcionando”, dijo.

Francisco Javier Espinoza Valverde, Director de Salud Municipal y sobre quien recae la apertura gradual de actividades esenciales y no esenciales, comprende que es en esa liberación en donde está el riesgo de contagios de rebaño, por lo que se debe de mantener el cuidado extremo y la supervisión.

Reconoció que la amenaza de una cadena explosiva de contagios es más real y latente que cualquier otro riesgo, por lo que las medidas de higiene se mantendrán bajo una estricta supervisión.

Dijo que no solo están sobre los comerciantes, sino también sobre los prestadores de servicios como los conductores de servicio públicos quienes tienen la indicación de no abordar pasaje que no lleva cubrebocas.

Salvador Lamphar Rodríguez, Coordinador Municipal de Protección Civil dijo que su personal tiene los ojos sobre los oferentes, pero también sobre los clientes.

“Todo aquel vendedor que incumpla con una sola de las medidas de prevención de contagios es retirado del tianguis y amonestado de que en reincidencia es sujeto a una multa severa que puede ser hasta los siete mil pesos. En estos tiempos, pagar esa cantidad es un golpe a la economía de los comerciantes. Por eso, todos mejor cumplen las medidas de prevención”.

Todos coincidieron que en la reapertura de las actividades, el riesgo de contagios de rebaño es mucho más real.

“Nos cuidamos todos, o nos enfermamos todos. De ocurrir esto último, las muertes serían irremediables”, consideró Espinoza Valverde.

Artículo publicado el 23 de agosto de 2020 en la edición 917 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 974
26 de SEPTIEMBRE del 2021
GALERÍA
Lava de volcán de la Palma incendia varias casas y vehículos
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos

2021 © RIODOCE
Todos los derechos Reservados.