noviembre 24, 2020 7:10 PM

Cine: ‘Durante la tormenta’

cine-durante la tormenta

Ya sea ir al futuro o regresar al pasado, la posibilidad de viajar en el tiempo es un tema que no se agota en el cine. Ahí están Volver al futuro (1985), Medianoche en París (2011) e Interestelar (2014), como una pequeña muestra, junto la que nos ocupa ahora: Durante la tormenta (España/2019), dirigida por Oriol Paulo, con guion suyo al lado de Lara Sendim, que presenta una historia que comparte dos realidades en un laberinto de posibilidades que embonan de manera atractiva y convincente, aunque no necesariamente extraordinaria.

En medio de una fuerte tormenta, en la primera noche en su nueva casa en la que vive junto a su esposo David (Álvaro Morte) y su hija Gloria (Luna Fulgencio), Vera (Adriana Ugarte) escucha la interferencia de un viejo televisor. Asustada, deja su cama y se dirige al cuarto de donde sale el ruido. Al ver el aparato, se encuentra con la vieja imagen de un niño (Joel Illescas) que toca una guitarra en la misma habitación en el que ella está ahora, pero grabada en otra época. De repente, un extraño fenómeno hace que viaje en el tiempo a una realidad en la que los suyos no la reconocen.

La cinta funciona bien la mayor parte del tiempo, a pesar de que muchos elementos de la trama resultan demasiado obvios. No pasa mucho para que se sepa de la conexión entre los protagonistas, independientemente de la edad que tengan y de que a uno se le note más el paso de los años; que se perciban los malos pasos de un marido “ojo alegre”; ni para descubrir las maldades que suceden en otra de las casas del vecindario.

Más allá de una estructura narrativa elaborada y compleja, que lo es hasta cierto punto, la película, que puede verse en Netflix, no escapa a los aspectos que, por momentos, la tornan confusa, como ese demasiado peso que le da a algunos acontecimientos del pasado, aunque por otro lado, sean esos mismos los que justifican el encuentro entre Nico y Vera: la sospecha de un asesinato; la evidencia de una infidelidad; la urgencia de reunir las pruebas que demuestren esas dos acciones; y la posibilidad de salvar una vida.

Un punto que tiene a favor el filme es su historia romántica. Si bien suena extraño si se piensa a fondo en cómo se llegó a eso, sobre todo el factor edad, Durante la tormenta deja un buen sabor de boca al ver los sacrificios que hacen dos personajes por salvarse mutuamente y por permanecer unidos. En ese sentido, funciona mucho mejor el romance que la parte de suspenso.

Una ventaja más de la película son las actuaciones. Chino Darín es muy creíble como el inspector Leyra, quien lo mismo se muestra empático y solidario, o poco sensible con Vera cuando trata de ayudarla, como entregado y sacrificado al momento de enamorarla. Adriana Ugarte también es muy convincente en cada uno de los contextos y situaciones que experimenta, ya sea en una realidad o en otra, al expresar amor por un esposo dedicado y fiel o por un pretendiente, o coraje por un marido que la engaña con otra.

Es seguro que la cinta no se volverá una de culto como sí lo son otras de su mismo género, pero es un hecho que se disfrutará de principio a fin, aun con esos innecesarios minutos de más. no se la pierda… bajo su propia responsabilidad, como siempre.

Artículo publicado el 19 de julio de 2020 en la edición 912 del semanario Ríodoce.

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 930
22 de noviembre del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN
El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos