agosto 12, 2020 11:37 PM

Estadios, obras bajo sospecha de la ASE

estadio-teodoro mariscal

Contratos incompletos, obras no concluidas, pagos excesivos, trabajos no ejecutados…

 

 

El estadio de futbol profesional de Mazatlán, la nueva obra que enorgullece al gobernador Quirino Ordaz Coppel, fue observada por la Auditoría Superior del Estado debido a irregularidades en su construcción, por la suma de 169 millones 172 mil pesos.

La obra fue adjudicada a las empresas asociadas Meprosa Construcciones SA de CV, Dunn Arquitectura Ligera SA de CV y Mecanizaciones y Proyectos SA de CV mediante contrato CONT-SOP-LP-EP-118-2017 por un importe de 459 millones 633 mil pesos.

En la auditoría financiera practicada por la ASE se determinó que existían irregularidades en la obra por 169 millones 172 mil pesos, derivadas de una inadecuada supervisión: Se incluyeron volúmenes de obra pagados en exceso por 297 mil pesos, y volúmenes de conceptos de obra pagados con precios unitarios no previstos en el catálogo de conceptos del contrato por 168 millones 874 mil pesos.

Los auditores realizaron un comparativo entre el importe pagado al contratista en el ejercicio auditado y la revisión documental y física de la obra.

La ASE reportó que el expediente de la obra adjudicada no se encontraba integrado en forma completa en el momento de ejecución de la auditoría, lo que provocó el levantamiento de una acta administrativa el 13 de diciembre de 2019. Entre los documentos faltantes estaba el programa de ejecución actualizado y el convenio de ampliación de plazo.

En las observaciones detectadas en obras de remodelación se encuentran el estadio de fútbol Dorados en Culiacán, el estadio de beisbol Emilio Ibarra Almada en Los Mochis y el Teodoro Mariscal en Mazatlán.

La empresa Fuerza de Apoyo Constructiva de Occidente SA de CV, a la cual se le adjudicaron obras de remodelación en los estadios de Mazatlán y Los Mochis, incumplió en los términos de su contrato en la terminación de los plazos contratados, contaban con expedientes incompletos de sus obras, recibieron pagos por obra no realizada, pago de volúmenes de obra pagada en exceso, entre otras deficiencias.

 

Estadio de futbol Dorados

La obra fue adjudicada a las empresas asociadas PROSECO Construcciones SA de CV y Puente Negro Constructora SA de CV mediante el contrato OPPU-EST-LP-PEST-IDRC-1603B-2018 por 57 millones 453 mil pesos. La ASE encontró que el expediente no estaba en forma completa, por lo que se levantó una acta administrativa. Entre los documentos faltantes estaban: Mercadeo de materiales e insumos para la elaboración del presupuesto base, programas de obra, personal, maquinaria, suministro, entre otros.

 

Estadio de beisbol Emilio Ibarra Almada

En los trabajos de modernización del estadio de beisbol Emilio Ibarra Almada (tercera etapa) de Los Mochis, adjudicados a la empresa Fuerza de Apoyo Constructiva de Occidente SA de CV, mediante el contrato OPPU-EST-LP-PEST-IDCR-2906-2018 por un importe de 127 millones 716 mil pesos, el expediente no estaba completo. Entre la documentación faltante estaban el programa de obra, personal, maquinaria, suministro, estudios de mercado de materiales, mano de obra y equipo, entre otras.

Al constatar que mediante inspección física estuviese concluida y en operación, los auditores de la ASE encontraron que no dio cumplimiento al programa de obra, y no se integró documentación que justificara el atraso y desfase por 86 días respecto al contrato.

La ASE encontró una acta de entrega-recepción de la obra, pero se observó que la obra no se encontraba operando ni terminada.

Los auditores encontraron irregularidades en la obra por 30 millones 391 mil pesos derivados de una inadecuada planeación y supervisión de obra, que incluyen volúmenes de obra pagados ejecutados de mala calidad en placas y vigas conectadas con columnas que presentan oxidación.

En otro contrato para la modernización del estadio en su segunda etapa, la empresa Fuerza de Apoyo Constructiva de Occidente SA de CV mediante el contrato OPPU-EST-LP-PEST-IDRC-2501K-2018 por un importe de 148 millones 900 mil pesos, el expediente no se encontraba completo.

En ese contrato la ASE observó que existieron irregularidades por un importe de 23 millones 142 mil pesos derivado de una inadecuada supervisión de la obra, se realizaron volúmenes de concepto de obras pagadss en exceso por 3 millones 814 mil pesos, volúmenes de obra pagados no ejecutados. Además en el expediente unitario omiten documentación comprobatoria y justificativa por 18 millones 791 mil pesos con cargo a recursos de inversión estatal directa.

También está observado una obra adjudicada a la empresa Supervisión y Construcción Tobora SA de CV mediante contrato SROP-EST-INV-PES-EXSS-0607G-2018 con un contrato de 2 millones 489 mil pesos con expediente incompleto.

 

Modernización del estadio Teodoro Mariscal (quinta etapa)

Los auditores que el expediente de la obra adjudicada a las empresas asociadas Grupo Arias Constructores SA de CV y Metal BuildingConstructors SAPI de CP , mediante contrato número OPPU-EST-LP-PEST-IDRC-0506-2018, por 86 millones 842 mil pesos, se observó que el expediente estaba incompleto, cuando debiese tenerlo de manera ordenada y sistemática.

Los auditores señalaron que la obra se aplicó un cargo adicional por inspección y vigilancia de la obra del 3.09, cuando debiese ser del 3.0, según la normatividad aplicable.

La ASE también observó la obra adjudicada a la empresa Fuerza de Apoyo Constructiva de Occidente SA de CV mediante el contrato OPPU-EST-LP-PEST-IDRC-2501J-2018 por un importe de 49 millones 942 mil pesos, por falta de documentos en su expediente.

Se observaron irregularidades en la obra por 12 millones 193 mil pesos, que incluyeron volúmenes de obras pagados en exceso por 632 mil 674 pesos, volúmenes de obra pagados no ejecutados por 2 millones 372 mil pesos, además de omitir documentación comprobatoria de gasto por 9 millones 372 mil pesos con cargo a recursos de inversión estatal directa.

Otra obra fue adjudicada a la empresa Fuerza de Apoyo Constructiva de Occidente SA de CV en el mismo estadio mediante contrato CONT-SOP-LP-EB-095-2017 por un importe de 99 millones 867 mil pesos, con un expediente incompleto.

Se observaron irregularidades en la obra estimada en 3 millones 697 mil pesos, derivadas de una inadecuada administración y supervisión de obra.

Artículo publicado el 14 de junio de 2020 en la edición 907 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 915
09 de agosto del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos