agosto 11, 2020 1:44 AM

Culiacán y los muchos picos de la pandemia

proyeccion muertes Sinaloa

Para el 4 de agosto calculan en Sinaloa 2 mil 800 muertos, por Covid-19

 

El 1 de mayo, Hugo López-Gatell Ramírez, vocero oficial de la Secretaría de Salud Federal en el tema de Covid-19, aseguró que Culiacán había alcanzado el pico máximo de la pandemia el 29 de abril. En los siguientes días y hasta el 13 de mayo repitió en varias ocasiones que el número de casos iba en descenso, pero su discurso dio un giro 28 días después. El 10 de junio confirmó que el municipio más grande del estado se encontraba en una segunda curva de contagios y había rebasado las proyecciones hechas hasta el momento. La epidemia ya no iba en descenso.

Lea: El rebrote de Covid-19 en Sinaloa, concentrado en cinco municipios https://bit.ly/37xsEkD

De acuerdo a la proyección elaborada por expertos de diversas instituciones coordinados por el Conacyt y de la Secretaría de Salud Federal, esa segunda curva habría iniciado aproximadamente el 10 de mayo, es decir 10 días después de que en la ciudad cientos de personas abandonaran el confinamiento y salieran a las calles en busca de un pastel y pizzas para celebrar el Día del Niño. Antes de esa fecha, según la información, Culiacán registraba menos de 35 casos diarios, pero el Día de las Madres rebasó los 50.

Del 11 y hasta el 25 de mayo se mantuvo una tendencia de entre 30 y 40 casos nuevos diarios. Es decir que el segundo acmé de la epidemia en Culiacán fue más bien una línea en zigzag, con ligeros repuntes, que se prolongó durante 14 días, para luego comenzar un segundo descenso.

Del 27 de mayo y hasta el 1 de junio, que concluye la proyección, la ciudad ha registrado menos de 20 casos diarios e incluso en los últimos días la cifra ha sido inferior a los 10 casos.

López-Gatell dijo que la epidemia en Culiacán había rebasado todas las proyecciones realizadas. Y efectivamente así ocurrió. La proyección que consideraba un 90 por ciento de probabilidades de ocurrencia de la epidemia, estimaba que para el 10 de mayo se tendría un máximo de 35 casos aproximadamente y luego comenzaría un descenso.

Pero la reducción de casos reflejada en la gráfica, no debe llevar a relajar las medidas de prevención, pues Culiacán podría tener una tercera curva de casos, debido a que se considera que la pandemia activa sigue en incremento, como lo muestra el mapa del semáforo de riesgo de la segunda semana de la “nueva normalidad”. Ante ello el también subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud federal llamó a la población a quedarse en casa y al gobierno a cerrar ciertos espacios públicos y centros comerciales.

“A veces la dinámica social es tan poderosa y hay elementos que no se logran del todo disminuir la movilidad, eso es muy probable que sea parte de lo que explica esta prolongación de la epidemia, no es tanto que vaya a la alza, es distinto a otros estados que mencioné, aquí es un poco parecido a lo que ocurre en el Valle de México, se ha prolongado”, dijo el jueves 11 de junio para explicar la epidemia errática que vive Culiacán.

En el municipio 8.9 personas por cada 100 mil habitantes tienen Covid-19, de acuerdo a un modelo realizado por el Cinvestav Monterrey con corte al 11 de junio. Y la cifra se incrementa aún más en municipios con menor población del estado, donde no se ha dado a conocer ninguna proyección del gobierno federal, pero que muestran que la pandemia activa ha tenido también un repunte durante la segunda quincena de mayo y los primeros días de junio. Por ejemplo el mismo mapa creado por el Cinvestav revela que en Salvador Alvarado 26.8 habitantes por cada 100 mil habitantes tienen la infección.

En Ahome la incidencia es de 11, Mazatlán 6.4, en Guasave de 14.3, Mocorito de 15.6; el resto de los municipios registra menos de nueve enfermos por cada 100 mil habitantes.

A nivel estatal, la Secretaría de Salud Federal reporta 659 casos activos al 11 de junio, que representa una incidencia de 20.87 por cada 100 mil habitantes, mientras que la dependencia homóloga en el estado suma mil 643 casos activos, lo que aumentaría alrededor del 150 por ciento la incidencia por cada 100 mil habitantes.

Si se toman los datos nacionales, Sinaloa se ubica entre los cinco estados con la mayor incidencia a nivel nacional junto con la Ciudad de México (44.64), Tabasco (39.65) Baja California Sur (25.47) y Aguascalientes (24.53).

La estadística actual ha ubicado a Sinaloa en semáforo rojo por dos semanas consecutivas, al igual que el resto del país, situación que se repite esta semana.

 

Sinaloa podría alcanzar 2 mil 831 muertes por Covid-19

Para Sinaloa el repunte de la pandemia podría generar un “crecimiento explosivo” de muertes ocasionadas por la infección en los próximos dos meses.

El Instituto de Métricas y Evaluación de Salud (IHME) de la Universidad de Washington prevé que para el 4 de agosto en el estado podrían morir 2 mil 831 personas por Covid-19.

Es decir que en los próximos dos meses la cifra de 835 decesos registrada hasta el 11 de junio tendría un incremento del 239.04 por ciento.

El IHME (por sus siglas en inglés), también proporciona un intervalo de incertidumbre estimado en el número de muertes, que para Sinaloa va de 1 mil 828 a 4 mil 503. En un modelo anterior difundido el 12 de mayo, el Instituto había calculado en Sinaloa 2 mil 539 muertes decesos por Covid-19.

A nivel nacional, el IHME estima que para el 4 de agosto habrán ocurrido 51 mil 912 decesos, con un intervalo de incertidumbre de entre 37 mil 397 y 75 mil 516 fallecimientos.

Artículo publicado el 14 de junio de 2020 en la edición 907 del semanario Ríodoce.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
RÍODOCE EDICIÓN 915
09 de agosto del 2020
GALERÍA
COLUMNAS
OPINIÓN

LO MAS VISTO

El Ñacas y el Tacuachi
BOLETÍN NOTICIOSO

Ingresa tu correo electrónico para recibir las noticias al momento de nuestro portal.

cine

DEPORTES

Desaparecidos